Víctor Fuentes / El zapoteco se revitaliza, desde la cultura de los docentes.

Cuando la sociedad se empeña a tener de dominio público, la poca valía al trabajo docente en general, es cuando salen fuerzas de lo máshondo de cada uno de los maestros, almenos eso, me dejó sentir lapasada actividad Pedagógica Cultural y Deportiva realizada por el colectivo de profesores dela escuela primaria Adolfo C. Gurrión. Ubicada cerca de la ribera del río de Los perros en la H. Ciudad de Juchitán Oaxaca.

A invitación de los organizadores y deldirector Luis Fernando Carrasco López, asistí a una mesa de conversaciones junto a Nelson Guerra poeta y cantautor, junto con la maestra Irma Pineda, poeta de renombre en la cultura zapoteca.

Los tres,asuerte de preguntas conversamos con los asistentes en su mayoría niños invitados especiales y profesores de distintas zonas escolares, fuimos invitados porque los docentes concluían una tercera etapa del curso-taller impartido por el maestro Nelson Guerra, en unperiodo lectivo, conpausas de descanso y que este 27 de junio del año 2017 finalizaba el tercer módulo.

Los maestros recibieron materiales donados por el pintor Francisco Toledo, de la editorial Calamus, entre ellos lotería, el vocabulario zapoteco de Fray Juan de Córdoba, así mismo, el libro Esopo, escrito en 4 variantes del zapoteco.

Fueron recibidos por cada uno de los 14 profesores que concluyeron de un total de 20 maestros adscritos a esta escuela primaria.

Para demostrar loaprendido los docentes leyeron en voz alta para el auditorio los textos que compusieron, relatos, recetarios, juegos, poemas de amor, y llenos de alegría fueron leídos en zapoteco, algunos con su traducción correspondiente  y otros en su sola versión en la lengua nube.

Lo que me queda en esta conversación, y sobre todo compartir la mesa con los poetas, es suma satisfacción pues son personas que impulsan constantemente el zapoteco, reconocerlo es agradable y esperanzador.

En esta escuela al menos ha llegado una reivindicación de lo valioso que resulta no solo hablar, leer oescribir en zapoteco, se ha comprendido que es necesario revitalizarlo, que llegue vigoroso a los niños, estar seguros que sean quienes reciban todo este cúmulo de saberes compartidos, entre ellos. Es ahora que se les abre un camino para poner toda su fortaleza en un currículo que nazca desde los intereses de los colectivos, dela sociedad ydelos niños.

Con lo aprendido, se podrá hacer frente al modelo vertical que la SEP, pretende con la “Reforma Educativa”. Ellos están conscientes que el Plan de Transformación Educativa(PETEO), puede ver frutos, si se organizan, de hecho lo han demostrado que sí lo pueden hacer, falta ver como los padres se involucren, como interactuaran los niños que dominan el zapoteco y quienes solo pasan de unas palabras sueltas, o de aquellos que saben entender y no pueden hablarlo.

Mientras la maestra Irma Pineda, comentaba ante el público, sus principios y acercamientos a la literatura en zapoteco,pensé, y ella continúa diciendo que durante su infancia, coincidió con la estancia del poeta Macario Matus. Al frente dela dirección de la Casa dela cultura, este señor abrió una biblioteca especial para ellos, los niños.

La biblioteca decía Irma Pineda, era una oportunidad de entrar aun mundo aparte, el dela escritura en lengua zapoteca, leía libros escritos en diidxazá y al no terminarlos de corrido, solía esconderlos de entre los otros libros hasta el fondo del estante, para que no se lo fuera a llevar otro niño, y volvía al día siguiente para continuar leyendo.

En la biblioteca se podía entrar descalzo, con los pies lodosos, o empapados y se podía escoger el libro que ellos quisieran sin registro, sin presiones de horario, o el clásico guardar silencio, además el poeta ponía juegos de mesa e instrumentos a disposición delos lectores, qué manera de interactuar con las bellas artes, recuerda Irma.

En mi opinión este espacio debemos tenerlo todos, no solo para ser todos artistas, o poetas, quizás, ser una persona feliz en la sociedad, hace falta más bibliotecas como las que a Irma, le tocó compartir junto con otros niños, es importante que la lengua zapoteca se aprende en casa, se hable en todas partes, me atrevo a pensar que en la región podría surgir más bibliotecas dedicadas en exclusividad ala lengua zapoteca, y no con una libertad soterrada, dirigida a niños, a sus padres ya todos los que quieran disfrutar de los relatos y poemas de los creadores del istmo.

Ojalá pronto surjan distintas bibliotecas dirigidas a los niños, biblioteca que ponga al alcance de los niños más libros, más historias y relatos no solo orales, sino en tinta y papel.

Finalmente la mesa de conversatorio recalcó mirar y guiarse de la gran variedad de materiales que se puede encontraren las redes socialesy los portales de cada cuenta, y desde la cuenta de cada quien, lo que sería útil valerse de ello. Retribuyo un agradecimiento a estos docentes que pintan nuevas rutas para encontrarnos con lo nuestro desde lo nuestro.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *