“En Oaxaca han fallado las instituciones”: Soledad Jarquín anunció que denunciará ante la ONU la impunidad por el feminicidio de su hija María del Sol

#Oaxaca 31 May (#Istmopress) – El próximo 2 de junio se cumplen cuatro años del feminicidio de la fotoperiodista, María del Sol Cruz Jarquín y no ha ocurrido absolutamente nada, al contrario, su madre, la periodista y defensora oaxaqueña, Soledad Jarquín Edgar, vive con un dolor constante por la impunidad, corrupción y falta de justicia.

1654034752901

“En Oaxaca han fallado las instituciones” enfatiza con coraje la madre de María del Sol, quién tiene como principal fortaleza la promesa que le hizo a su hija antes de sepultarla: “el de no dejar impune su feminicidio”.

Anunció que el próximo mes de junio presentará ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la impunidad, corrupción y falta de justicia que existe del estado mexicano por el feminicidio de María del Sol.

“No sé nada, no tengo idea de lo que ha ocurrido, hay seis carpetas de investigación abiertas pero ninguna autoridad actúa” señala al recordar que fue el 2 de junio del 2018 en Juchitán, Oaxaca asesinaron a su hija, y también a Pamela Terán, candidata del PRI a segunda concejal y a su chofer, Adelfo Guerra.

1654034770236

Con el feminicidio de María del Sol no sólo se perdió a una hija, sino también a una hermana, una nieta, una amiga, una compañera de trabajo y a una persona, a quién le arrebataron sus sueños.

Sus días no son claros ni oscuros, son de esperanza para la madre de una joven, que en su anhelo por encontrar justicia, lo que ha hallado son funcionarios ineficientes, que no resuelven nada, que se dan los unos a los otros, donde hay apelaciones, donde hay carpetas no integradas, otras integradas y abiertas pero no ejecutadas y donde solo se mira corrupción e impunidad.

***La corrupción e impunidad tiene nombres y apellidos ***

Llevar el caso ante la ONU y otras instancias asegura Soledad Jarquín es para visibilizar y reforzar la impunidad que se vive en México, en cuanto a los feminicidos, que ocurren nueve a diario y de los más de 100 mil personas desaparecidas, pues aseguró, todo es una cadena de impunidad que involucra a funcionarios estatales y federales.

“Mil 460 días, 48 meses, 208 semanas, más de 35 mil horas sin la presencia de mi hija, una vida arrebatada de forma violenta, sin piedad, sin misericordia”, expresa la periodista oaxaqueña.

En esta cadena de impunidad donde lo único que se exige es justicia y castigo a los responsables del feminicidio de María del Sol, hay funcionarios con nombre y apellido que figuran por su nula respuesta.

Rubén Vasconcelos Méndez, el ex fiscal general del estado de Oaxaca, es uno de ellos, cuyo tránsito por la administración pública al frente de la Fiscalía de Oaxaca ha sido desastrosa y deleznable, señaló Soledad Jarquín.

“Es él, el todavía funcionario “reconocido” del Estado de Oaxaca, el responsable del sobreseimiento del expediente en el Tribunal de Enjuiciamiento. Bajo su mandato se saqueó la carpeta de investigación y se falsificaron pruebas, me ocultó información, se manipuló el material probatorio, se me intimidó, se me difama, el daño provocado es terrible para la sociedad y se demostró lo habíamos advertido por mucho tiempo”, dijo.

El otro funcionario, es el actual fiscal Arturo Peimbert Calvo, a más de un año de haber sido nombrado por la 64 legislatura, y a seis meses de haber sido sobreseída la carpeta por “homicidio calificado” inició una nueva, esta vez por feminicidio, pero nada ha hecho para obtener la verdad.

“El caso aún está impune como hace 4 años, sin acciones duras, contundentes contra la impunidad. El triple asesinato no tiene culpables ni intelectuales ni materiales vinculados a proceso judicial”, asegura.

También refirió que la fiscal especializada en delitos electorales, Esther Araceli Pinelo López, quien contra viento y marea protegió a los infractores de la ley electoral y para lograrlo me excluyó como víctima indirecta.

“Desde hace un año, es el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca la instancia que debe hacer que la justicia llegue en materia electoral, que nunca más estos hechos de corrupción lastimen a otras familias”, enfatiza.

El fiscal Especializado en Materia de Combate a la Corrupción, Jorge Emilio Iruegas Álvarez, es otro quien también suma a esta cadena de complicidades para no garantizar la justicia, al no realizar su trabajo y no judicializar a los responsables de prácticas de corrupción dentro de la Fiscalía encabezada por el entonces fiscal Rubén Vasconcelos Méndez, contribuyendo con su inacción a la impunidad.

En tres tribunales están los hechos: el Tribunal de Justicia del Estado, el Tribunal de Justicia Administrativa y el Tribunal Estatal Electoral, así como otras dos secretarías del Ejecutivo local: la de Finanzas, quien violentó una resolución confirmada por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, la única que hizo su trabajo, al documentar los hechos de corrupción y que han esperado por largo tiempo ser dictaminados en el Tribunal de Justicia Administrativa.

Soledad Jarquín también refiere que quién conoce el caso del feminicidio de María del Sol es la entonces secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, actual senadora de la República al no atender, como era la instrucción del presidente, y delegó la actuación en la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia, Fabiola Alanís Sámano, quien actuó para “administrar el caso”, pretendió darle largas y ninguna respuesta.

“En la última reunión me dijo ¿cuánto dinero necesitaba para pagar un abogado? Nunca entendió que el tema era romper un sistema de corrupción, complicidad e impunidad, no quisieron tocar al ex fiscal ni a los responsables que le arrebataron la vida a mi hija”, señala.

1654034785075

La titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Nadine Gasman, quien nada hizo y guarda silencio; así como, al menos, dos funcionarios de la Fiscalía General de la República – Sara Irene Herrerías Guerra, de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos de quién solo recibió maltrato y ni siquiera leyó la petición, porque se negó de manera directa en atraer el caso en dos ocasiones y el propio Alejandro Gertz Manero- y, finalmente, el subsecretario de Derechos Humanos y Población, Alejandro Encinas, quien como otros, después de hablar conmigo, delegó y no atendieron el reclamo de justicia.

La fortaleza que hoy sostienen a Soledad Jarquín y por el cual no claudicará en la exigencia de justicia para María del Sol son su madre e hijas; también mujeres como Bárbara García Chávez, de Sara Lovera, sus compañeras de trabajo, periodistas y feministas, y de manera especial de quienes conforman la organización Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca, de Yesica Sánchez Maya y su incansable vocación, de la sororidad de Ana María Hernández y Pilar Muriedas y el equipo legal de la organización.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *