Mujeres de Xadani  impulsan la  alimentación sustentable a través del  totopo  y la cal orgánica  

 

 

#Xadani 16 Dic (#istmopress) – Un grupo de 12 mujeres de origen zapoteca, oriundas de  Santa María Xadani  y que se dedican a elaborar “totopo”; alimento tradicional  y sustento de sus familias,  le apuestan a la alimentación sustentable, ahora ya no usan cal industrializada   en el proceso de nixtamalización del maíz,  por ser dañina para la salud, es decir, contiene metales pesados y aditivos nocivos, por tal motivo  este grupo de mujeres ha optado por utilizar  “cal de piedra” como lo hacían sus madres y abuelas.

 

Florina González Aquino y María Luis López son totoperas  de más de 20 años, cada una elabora entre 100 y 150 piezas al día, ambas forman parte del grupo de mujeres totoperas “Guelaze” que en castellano significa “Maíz” y que fue creado con el acompañamiento de la Asociación Civil “Desarrollo Rural Sustentable Lu’um A.C.” como resiliencia después del terremoto, con el fin de reactivar la economía, a través, de grupos productivos en la comunidad.

 

“Estamos muy contentas, porque  nuestro totopo es saludable, agradecemos a los amigos de Luum, a Ángel y Angelica por su tiempo y por compartir con nosotras grandes enseñanzas , somos totoperas de muchos años, pero, creemos que es necesario contribuir a la sana alimentación, gracias por hacer este grupo, ahora somos más que vecinas y amiga, hermanas”, indicaron.

 

Desarrollo Rural Sustentable Lu’um es una organización de carácter social que  nació hace 9 años  como respuesta a la situación de vulnerabilidad de nuestras comunidades de productores artesanales y agrícolas;  impulsa a pequeños grupos productivos, incidiendo en la producción artesanal y alimentación sustentable, llegó a la localidad de  Xadani hace 9 años colaborando con otro grupo productivo de la comunidad llamado Guié Nisáa (Flor de agua).

 

A raíz del sismo del 7 de septiembre de 2017 por amor a la comunidad y por la relación con este grupo, Lu’um decide aliarse con otras 7 organizaciones para hacer una brigada de atención a la emergencia, la cual fue integrada por: Isla Urbana, Concentrarte A.C., Casa Dovela, Brigada Cheyenne, Bimbo, Taller Lu’um, Mercado el 100, amigos y familiares, esta brigada acudió a tres comunidades afectadas por el sismo: Arriaga, Chiapas, Hueyapan, Morelos y Santa Mará Xadani, Oaxaca.

 

Durante sus visitas se instalaron techos temporales y se levantaron estudios multifactoriales con el fin de compartir esa información con más organizaciones interesadas en ayudar a reconstruir viviendas y tejido social, de este estudio Lu’um desarrollo 3 proyectos para reactivar la economía de dichas comunidades, uno de ellos el acompañamiento de el grupo productivo de maestras totoperas “Guelaze” cofinanciado por FUNDACION GENTERA.

 

Ángel Cruz Hernández, socio y coordinador de proyectos comunitarios de esta organización social dijo que el propósito es que las mujeres luego de vivir este desastre natural; donde perdieron sus casas y sus hornos de comixcal; renazcan haciendo lo que saben; elaborar  totopos, pero, de una forma sustentable, es decir, amigable con los consumidores y el medio ambiente; alcanzando así el autoempleo, resiliencia y la reconstrucción del tejido social en la comunidad.

 

“Estamos muy contentos con este proyecto, a las 12 mujeres les ha gustado la idea de cuidar lo que producen y hacerlos con calidad, nos contaron que las abuelas usaban esta cal de piedra hace décadas, no obstante, se perdió por varios años debido a la entrada de la cal industrializada al mercado local. Ahora con este proyecto y tras una nueva investigación, detectamos que en  México existe una empresa llamada Oxical que produce y distribuye este tipo material natural, para este proyecto logramos traerla del estado de Veracruz, es más cara pero producimos totopo sano”, explicó.

 

Dijo que usar la cal industrializada trae consigo enfermedades dañinas y nocivas como alergias en algún momento, y probablemente cáncer, debido a que contiene metales pesados, y aditivos para la construcción no aptos para cocer el maíz con el cual se elabora el totopo.

 

Este proyecto creado por Lu’um para las mujeres xadeñas busca emprender una nueva empresa en el mercado del totopo, es decir, producir totopo sustentable, crear una marca comunitaria; con acompañamiento encaminado hacia la apropiación del proyecto por parte de las mujeres, permitiéndoles obtener ingresos constantes; tomando en cuenta la mano de obra o “las ganas” como dicen las maestras totoperas, es decir, las horas que trabajan en la elaboración de este alimento.

 

Las totoperas agradecieron formar parte de este proyecto porque dicen  les ha cambiado la idea de la vida alimentaria, y ahora desean que sus totopos también se consuman por todo el mundo.

 

“A nosotros nadie nos dijo que usar la cal industrializada era nocivo para los alimentos  porque trae aditivos industriales, pero, gracias a la especialista en alimentos Sac Nicte (Egresada de la UAM) conocimos más y aunque comprar la cal de piedra nos cuesta más dinero, creo que lo primero es la calidad”.

 

Las mujeres recordaron que en su niñez veían como los abuelos de su comunidad  lo extraían de los cerros y lo vendían a las totoperas que eran sus abuelas, pero ahora parece que se ha extinguido porque  la cal que usan es traída  de los estados de Veracruz y Puebla.

 

Cada cubeta de 20 litros de cal de piedra tiene un costo de 275 más un envió de 265  pesos, sin embargo, las totoperas junto con la Asociación civil Lu’um están en pláticas para aliarse con materialistas de la comunidad y adquirir este aditivo natural a menor precio, potenciando así el impacto positivo dentro de la comunidad.

Diana Manzo / Agencia de Noticias Istmopres

t3

t4

t2

t 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *