Después de 5 años, comunidad mixe de Oaxaca gana amparo a una salud digna

#Juchitán 15 Agosto (#Istmopress).- Después de 5 años de lucha y exigir en los juzgados el derecho a una salud digna, los habitantes de la comunidad mixe de Jaltepec de Candayoc que pertenece a San Juan Cotzocón en el Istmo de Tehuantepec, obtuvieron una resolución a favor de parte del Tribunal Colegiado en Materia Civil y Administrativa, en la que se concedió un amparo para que el gobierno federal y de Oaxaca “le garantice el ejercicio efectivo al acceso a una salud de calidad, sin obstáculos ni discriminación de ningún tipo”.

Este logro de la comunidad indígena que reúne cerca de 3 mil 500 habitantes fue posible con el apoyo y asesoría de los Servicios del Pueblo Mixe, A.C. y de Abogadas y abogados para la Justicia y los Derechos Humanos, que de no cumplirse de parte de las autoridades, habrá sanciones.

En una misiva, expusieron que la demanda de amparo se debió a que no recibían atención de calidad en las unidades medicas a pesar de que el derecho a la salud es un derecho humano.

“La autoridad determinó que el Centro de salud de Jaltepec se convierta en un espacio de primer nivel, para lo cual debe incrementarse el personal y servicios de la clínica con que actualmente cuenta, de manera que cuente con sala de atención partos y sala para mujeres antes y después del parto y de los recién nacidos”, señalaron.

Dijeron que esta resolución ordena a las autoridades tanto federales como de Oaxaca que provean de inmediato lo necesario a fin de subsanar las omisiones y determinen ampliar y adecuar las actuales instalaciones del Centro de Salud de San Juan Candayoc para cumplir con el derecho a la salud.

Guillermo Peralta Pablo, agente municipal de Jaltepec de Candayoc acompañado del comisariado de bienes comunales Bardomiano Martínez Escobar, manifestaron que ha sido una lucha de todos por el bienestar a la salud, debido a que su mayor anhelo es se cumpla la sentencia tal y como lo dictaron las autoridades judiciales.

Y es que la sentencia sostiene que la unidad medica de salud ubicada en esta comunidad debe estar equipada con una sala de espera y de urgencias, ambulancia; farmacia y medicamentos suficientes; laboratorio, atención de partos y urgencias las 24 horas los 365 días del año; ampliación del horario de servicio.

También debe incluir un interprete o persona hablante de lengua ayuuk en la variante a la comunidad mixe e incluir medidas de atención especial a las mujeres afectadas por violencia por razón de genero.

Lamentaron que con la implementación de programas sociales como “Prospera”, el centro de salud disminuyó su capacidad de atención de la salud y se dedicó más del 80 por ciento de su tiempo a la administración del programa federal.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *