Comunidades de Oaxaca exigen la nulidad y suspensión definitiva del levantamiento del decreto de veda

#Juchitán 15 de Marzo (#Istmopress).- En el marco del día internacional contra las presas, comunidades indígenas y campesinas que integran el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (Copudever) asesorados por los Servicios para una Educación Alternativa A.C (Educa) y el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder) exigieron al juzgado primero de distrito del estado de Oaxaca la nulidad y suspensión definitiva del levantamiento del decreto de veda.

Con un ritual indígena, una misa y un intercambio de experiencias celebrado en la rivera del Río Verde que se ubica en el ejido de Paso de la Reyna en el municipio de Santiago Jamiltepec en la costa oaxaqueña recordaron que el pasado 31 de enero de este año el Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Oaxaca en el juicio de amparo No. 701/2018 concedió el amparo al ejido Paso de la Reyna, municipio de Santiago Jamiltepec, Oaxaca, contra los llamados Decretos de Peña Nieto sin embargo lo que ellos solicitaban era “la nulidad y suspensión “ y no “ una consulta sobre el decreto de veda”.

El Río Verde tiene una gran importancia en virtud de su cuenca, que comprende la quinta parte de la superficie total del estado de Oaxaca. Sin embargo, este río está amenazado por el proyecto de “Aprovechamiento Hidráulico de Usos Múltiples Paso de la Reina”, que hasta la fecha tiene suspendidos los trabajos de investigación de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por lo anterior, la autoridad agraria del ejido de Paso de la Reyna, presentó un recurso de revisión, el 12 de marzo de 2019, en contra del auto por el que se nos otorga el amparo y protección de la justicia federal, pues consideramos se ha violado el principio de exhaustividad, a efecto que sea remitido al Tribunal Colegiado de Circuito en materia Administrativa.

“Nosotros no queremos consulta indígena , lo que exigimos es la nulidad y suspensión, es una lucha que lleva varios años y vamos a seguir en resistencia”, explicaron.

La demanda de amparo que se interpuso fue contra el decreto por el que se suprimen las vedas existentes en las cuencas hidrológicas Río Papagayo 1, Río Petaquillas, Río Omitlán, Río Papagayo 2, Río Papagayo 3, Río Papagayo 4, Río Nexpa 1, Río Nexpa 2, Río La Arena 1 y Río La Arena 2, pertenecientes a la Región Hidrológica numero 20 Costa Chica de Guerrero y se establecen zonas de reserva de aguas nacionales superficiales para los usos doméstico, público urbano y ambiental o para conservación ecológica en las cuencas hidrológicas que se señalan.

Todos estos afluentes forman parte de la Región Hidrológica y el decreto de veda viola en perjuicio del Ejido Paso de la Reyna, diversos derechos agrarios y colectivos de los pueblos indígenas.

“Mientras continúa en el trámite del recurso presentado, las comunidades, autoridades agrarias, municipales y tradicionales que integran el Consejo de Pueblos por la Defensa del Río Verde- COPUDEVER, continuaremos defendiendo nuestros derechos, así como de nuestros territorios y el río Verde, como lo hemos venido realizando desde 2006”, reafirmaron.

Ana María García Arreola, integrante de Educa, explicó que el amparo se interpuso porque según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el río Verde es uno de los más grandes de México por sus características hidrográficas, con una capacidad de 5 millones de metros cúbicos.

Este caudal, con una de las cuencas más extensas de Oaxaca, recoge las aguas de los valles centrales, la sierra mixteca, la sierra del sur y la costa hasta desembocar en el océano Pacífico. Además de sustentar una variada biodiversidad que incluye especies pesqueras, sus aguas sirven para consumo humano y diversos cultivos.

Los amparos demuestran que el levantamiento de vedas que realizó el gobierno de Peña Nieto fueron sin consultar ni cumplir con los procedimientos requeridos; además, dejan 51 billones de litros de agua al año expuestos a concesiones bajo el principio de la actual Ley de Aguas, la cual determina que el líquido es de quien lo solicita primero.

Agregó que el río Verde es uno de los más grandes y caudalosos con los que cuenta el país, por su disponibilidad se destina 25 por ciento para uso humano y agrícola, por eso el consejo decidió ampararse antes de que alguna trasnacional quiera ocuparlo para algún proyecto.

García Arreola manifestó que concesionar el río Verde también afectaría a la zona de las lagunas de Chacahua, las cuales se supone son una zona de reserva federal del parque nacional de Huatulco. Por eso no entendemos por qué el gobierno desea concesionar esas porciones de agua sabiendo que se dañaría esa reserva natural, además de que no hubo consulta alguna, recalcó.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *