Comunidad zapoteca muxe celebra 30 años de “vela sandunga” en Unión Hidalgo

UNIÓN HIDALGO, OAX.- Isabela y Nitzy Jhoana, son dos muxes zapotecas (homosexuales) que en este 2015, representaron la mayordomía de la Vela Sandunga gay, una festividad que cumplió tres décadas de festejarse bajo los principios de la no discriminación y erradicación de la homofobia.
En el festejo participan alrededor de 30 socios, años atrás existían dos grupos (los ricos y pobres) como ellos se identificaban, pero en un hecho histórico esta edición número 30 dejaron atrás malos momentos y se unieron para recalcar ante la sociedad istmeña, que la unión hace la fuerza.
Algunos de ellos y ellas que han fallecido en el camino se les recuerdan y rinde un homenaje en cada celebración y fundadores como Peineta, Iris Gabriela Matus de Mao, Thalí y Baltazar, entre otros más todavía comparten con la sociedad (Hombres, mujeres y hasta niños) su preferencia sexual.
Los preparativos para este majestuoso y brilloso evento lleno de luces, cámara y algarabía comienzan un año antes, al día siguiente de que concluye la lavada de ollas, porque el atuendo, ropa, maquillaje, peinado y accesorios deben renovarse siempre imponiéndose ante la mirada de todos los asistentes,
San Sebastián Mártir, es el santo que se invoca la comunidad muxe, le piden de todo, trabajo, amor y salud.
La Vela Sandunga Gay se realiza en tres episodios, el carnaval o paseo de carros alegóricos, la vela y la misa y la lavada de ollas, en donde las embajadoras de la belleza lucen algunas la vestimenta de la mujer istmeña (enagua y huipil) y otras más sus glamurosos diseños que impactan a todos los asistentes.
Durante el paseo de carros alegóricos, la música de la tambora, del audio del equipo de sonido tocando el “punchis, punchis” y las bandas tradicionales se mezclan para darle al espectador un espectáculo único.
Miles de asistentes se concentran en las principales calles de Unión Hidalgo esperando la “regada de los muxes” así le dicen, acuden desde niños hasta adultos, algunos al verlos muestran una sonrisa fingida y otros más los aplauden por su valentía.
El muxe en Unión Hidalgo y pueblos del Istmo de Tehuantepec es representado por un hombre en su mayoría de casos vestido de mujer (transexual) y otros más prefieren usar su atuendo de caballero (camisa y pantalón).
Los transexuales en su mayoría desempeñan un oficio: son estilistas, diseñadores de moda, artesanos de ropa típica, coreógrafos y comerciantes, contrario al que viste de pantalón y camisa que por la seriedad de su profesión que por lo regular es profesor o empleado en alguna dependencia pública y privada no se le permite vestirse a modo diario como quisiera.
En esta edición número 30, la noche de gala se realizó en la pista de baile de San Isidro Labrador; música, zapatos, brillo, colores llamativos, antojitos y bebidas hicieron una velada mágica que envolvió y cautivó a todos los presentes.
Las embajadoras desfilaron con sus mejores atuendos sobre la pista de baile, aquella de concreto y color gris, que cobijo a cada una y fue testigo de vestidos únicos y multicolores, otros más llenos de brillo y lentejuelas.
El saxofón hacia su intervención, los nervios estaban de punta y como cada año, las embajadoras tanto locales como oriundas de pueblos istmeños como Juchitán, Ixtepec, San Blas Atempa, El Espinal y también de la capital oaxaqueña y otras ciudades de la república mexicana sorprenden con sus diseños, cada una se esfuerza en demostrar algo novedoso que valga la pena ser presa de la envidia de otras.
Así son ellas, bailan, gritan, saltan y también lloran, porque dentro de sus discursos expresaron y recalcaron que “destaparse” en esta sociedad a la cual llamaron “machista” no ha sido nada fácil, sin embargo lo han logrado..
“Agradecemos a todos por su presencia en esta noche, es un placer compartir con ustedes nuestra fiesta, que garantizamos será divertida, pero también los exhortamos a que nos respeten, que nos aprecien y nos den su lugar, el hecho de que nuestro evento sea público es precisamente para demostrar que no ocultamos nada, que estamos felices con lo que somos, por eso pedimos no a la discriminación”, resaltó Iris Gabriela Matus de Mao.
La reina de la noche, Ziutlanzi Citlaly cautivó sin duda alguna a los presentes, de estatura alta, color de piel oscura y sin perder su atuendo de color rojo con detalles amarillo, danzó la melodía “Quién será la que me quiere a mí” acompañada de sus damas y chambelanes.
Fue coronada por Lamberto Aquino Valdivieso y Flor de Liz Jiménez, quienes le expresaron su admiración por haber decidido ser como es y salir a la calle sin ningún prejuicio.
“Como reina me siento satisfecha y muy contenta, solo recalco lo que mis compañeras han dicho, no a la discriminación y sí al respeto, como muxe es un honor serlo, no me apena ni avergüenza sino al contrario es parte de nuestra vida social y de un municipio con muchas tradiciones y cultura”, concluyó.
Y así transcurrió la noche, sin perder los pasos de temas como “el listón de tu pelo” y “el payaso del rodeo” las embajadoras de la Vela Sandunga Gay 2015 disfrutaron una edición más de lo que ellas llaman trabajo, esfuerzo y dedicación.
Con información de DIANA MANZO/CORRESPONSAL

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *