Sin rastro 16 cadáveres humanos donados a UABJO; investigación #DesapariciónSilenciosa

Sumario

 

En México casi mil cadáveres donados a universidades no cuentan con documentos que permitan identificarlos ni rastrear su paradero final. Desaparecen sin verdad ni justicia.

 

#OaxacadeJuárez 28 Sep (#Istmopress) – Al menos 16 cadáveres donados con fines educativos no obran en los registros de la Fiscalía General del Estado (FGE). Presuntamente, se encuentran bajo resguardo de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), pero no aparecen en los registros oficiales de la FGE, remitidos a través de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Otros seis cuerpos humanos, reportados por la Fiscalía como donados en 2017, no aparecen en los archivos de la Universidad, por lo que se desconoce su ubicación final y su relación con alguna carpeta de investigación.

La investigación nacional Donaciones de Cadáveres: una desaparición silenciosa, desarrollada por Emeequis, en colaboración con CONNECTAS y el International Center for Journalists, detectó un total de 969 irregularidades en los procesos de entrega-recepción de cuerpos humanos a 18 universidades estatales del país, incluyendo la UABJO.

De acuerdo con la documentación obtenida vía transparencia, de 2011 a 2013, así como en 2016 y 2017, existen discrepancias entre ambas instituciones en el número de cuerpos otorgados, con un total de 22 casos en los que no coinciden los registros de entrega-recepción, cuando debería de empatar en todos y cada uno de los años.

Las cifras de donaciones reportadas por la Fiscalía y la Universidad tan solo coinciden en 2014 (3) y 2015 (3), por lo que se puede asumir que durante esos dos años se preservó la cadena de custodia, como indican los protocolos forenses.

Además de violar la Ley General de Salud, las 22 inconsistencias en el proceso de donación podrían impedir que el familiar de una persona desaparecida logre rastrear su cadena de custodia, desde que fue recogido por el Servicio Médico Forense, hasta que fue donado, y su disposición final, ya sea en un crematorio o en la fosa de un panteón.

Por ley, cada que un cadáver era entregado, ambas instituciones implicadas debían firmar y archivar oficios que respaldan jurídicamente el proceso de entrega-recepción. Sin embargo, ni la Fiscalía local ni la Universidad estatal presentaron versiones públicas de estos documentos solicitados, y sus registros se limitan a donaciones realizadas la década pasada.

La UABJO entregó un listado de cuerpos recibidos a partir de 2011, “sin poder especificar la información previa a ese año, ya que, por depuración de administraciones previas, no se cuenta con dicha documentación”.

El oficio FMYC/D/631/2019, firmado por el doctor Luis Manuel Sánchez Navarro, presenta una lista de 23 cuerpos de cadáveres obtenidos, con sus respectivas fechas de recepción, y aunque el documento señala que la respuesta incluía copias de boletas de inhumación y/o oficios de comparecencia proporcionados por la Fiscalía por cada cuerpo recibido, estas no fueron remitidas a través de la PNT.

Por su parte, la FGE reportó, a través del oficio FGEO/DAJ/1960/2019, que entre 2014 y 2019 había otorgado en comodato 13 cadáveres a la UABJO, sin contar con información de años anteriores, ya que en 2014 se inauguraron las instalaciones del Servicio Médico Forense “Dr. Luis Mendoza Canseco, “iniciando el registro mediante libros de gobierno, el ingreso y egreso de todo cadáver”.

La Fiscalía manifiesta que siete de esos 13 cuerpos fueron donados en 2017. Sin embargo, la UABJO reportó haber recibido sólo un cadáver ese año. Se desconoce cuál fue el destino final de los otros seis.

El Artículo 82 del Reglamento de la Ley General de Salud en materia de control sanitario de la disposición de órganos, tejidos y cadáveres de seres humanos, establece que, cuando las instituciones educativas obtengan cadáveres para investigación o docencia, por parte del Ministerio Público, deberán presentar una autorización del depósito en favor de la institución, firmada por el agente del Ministerio Público con el que se entienda la diligencia.

La investigación nacional Donaciones de Cadáveres: una desaparición silenciosa, realizada por EMEEQUIS, en colaboración con Connectas y el International Center for Journalists reveló que esta situación no es exclusiva de Oaxaca, ya que en 18 estados del país prevalece una falta generalizada de archivos sobre la entrega, resguardo o disposición final de los cuerpos humanos donados a universidades estatales, así como discrepancias sistemáticas en las cifras reportadas por las fiscalías y los centros de estudios superiores, tanto públicos como privados.

En distintos estados se registraron casos como el de Gemma, una joven veracruzana que fue secuestrada y su padre investiga si su cuerpo fue donado a una escuela privada. De “Octavio”, únicamente apareció su pierna en una universidad en Baja California. A “Javier” y José Luis sus familias aún los buscan con desesperación en facultades de medicina de Coahuila y Jalisco.

Todas ellas, forman parte de una trama de dos décadas, que se ha convertido en un nuevo tipo de #DesapariciónSilenciosa.

Documento donaciones Oaxaca UABJODocumento donaciones Oaxaca UABJO2

Documento donaciones Oaxaca UABJO

Documento donaciones Oaxaca FGE Documento donaciones Oaxaca FGE2

Documento donaciones Oaxaca FGE3 Documento donaciones Oaxaca FGE4

Documento donaciones Oaxaca FGE

Luis Alfonso Pérez / Connectas

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *