Exigen alto a las agresiones en Tipceh, Yucatán, por imposición de proyectos de energía solar

#México 7 marzo (#istmopress).- La Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en Defensa del Territorio expresó su apoyo a en solidaridad hacia pobladores de la comunidad San José Tipceh, en Yucatán; ya que los miembros de esta comunidad maya de San José Tipceh denunciaron que ante su desacuerdo con el proyecto de energía solar planeado en sus tierras por las autoridades estatales y federales “han recibido amenazas a su vida e integridad en el marco de la simulación de Consulta que lleva a cabo el Gobierno Federal en relación al proyecto”.

COMUNICADO:

Exigimos un alto a las agresiones hacia pobladores de la comunidad san José Tipceh, en Yucatán, que defienden su territorio frente a la imposición de proyectos de energía solar

Istmo de Tehuantepec, 7 de marzo de 2018

Denunciamos y condenamos las agresiones físicas y amenazas de las que fueron víctimas, los pobladores de la comunidad Maya de San José Tipceh, ubicado en el municipio de Muna del estado de Yucatán, por su resistencia ante los megaproyectos de energía fotovoltaica que pretenden instalar en su territorio, sin respetar sus derechos como pueblos indígenas, ni sus valores comunitarios, ambientales, culturales y espirituales.

De acuerdo al comunicado de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “MÚUCH’ XÍINBAL”[1], estas agresiones y amenazas se han dado en el marco de una “simulación” de consulta que lleva adelante el gobierno federal en esta comunidad, para la instalación de dos proyectos de energía solar “TICUL A y TICUL B” por la empresa VEGA SOLAR (multinacional norteamericana Sunpower); en una extensión de 762 hectáreas que serán deforestadas, lo que afectará seriamente su medio ambiente. El comunicado señala también: “En este momento la Secretaría de Energía está llevando a cabo una simulación de Consulta Libre, Previa e Informada en San José Tipceh para este proyecto. Esto ha generado divisiones entre los pobladores. Los operadores y aliados de la empresa han agredido verbal y físicamente a los oponentes del proyecto, y les han amenazado con más violencia si se presentan en las próximas reuniones de la supuesta “consulta”. También les han negado su derecho de invitar a observadores y asesores a las sesiones de consulta, expulsándolos de forma agresiva”.

Según informan los afectados, por ejercer su derecho a disentir o rechazar este proyecto, están sufriendo un clima de agresión por parte de gente manipulada por la empresa, que los amenaza e insulta y golpea. Esta situación se ha repetido hasta el domingo pasado cuando se realizaba otra sesión de la “supuesta” consulta, donde fueron atacados a golpes y sacados del pueblo. Indican además que aparecen camionetas tomándoles fotos, lo que les hace estar preocupados por lo que pueda pasar ya que no tienen ningún tipo de seguridad. Con respecto a este proyecto de energía solar, su posición es muy clara, no quieren estos megaproyectos en su territorio, estos proyectos de energía solar pretenden instalarlos a menos de 200 metros de la comunidad, deforestando cientos de hectáreas de selva.

En Yucatán, la Secretaría de Energía, junto a empresas privadas, está impulsando una serie de proyectos de energías renovables, especialmente eólica y solar, en lugares que son habitados por comunidades mayas. Las empresas, con poca información y sin realizar una consulta, han llegado a estos pueblos prometiendo dinero por la renta de las tierras, trabajo y energía eléctrica gratuita. Esto ha derivado en divisiones y conflicto al interior de las comunidades, incluso de las familias, que empiezan a ser corrompidas por el dinero que ofrecen.

Esta situación, es muy similar a la que se ha dado en la región del Istmo de Tehuantepec con la imposición de parques eólicos, bajo un modelo de despojo y sin respetar los derechos y las formas de vida de los pueblos indígenas que habitan la región y con la simulación de supuestos procesos de consulta que violentan doblemente los derechos de nuestros pueblos. Este despojo sistemático, parece no tener fin, ya que se pretende construir una nueva línea de transmisión de energía eléctrica de alta tensión, del Istmo al centro de México, que traerá la instalación de más parques eólicos que producirán alrededor de 3,000 MW de energía.

Las problemáticas socioambientales vinculadas a proyectos de energías renovables (solar, eólica, geotérmica) van en aumento en nuestro país por la forma en que se vienen implementando; afectando principalmente a comunidades indígenas, cuyos territorios poseen grandes potenciales para la generación de energía. Todo esto es parte de la reforma energética del Gobierno mexicano que busca el enriquecimiento para unos cuantos, cuando el gobierno habla de transición energética y energías renovables, las comunidades indígenas sufren imposición, despojo y violación de sus derechos humanos y colectivos.

Como APOYO denunciamos estos hechos, respaldamos y nos solidarizamos con la defensa del territorio que lleva adelante la Asamblea de Defensores del Territorio Maya “MÚUCH’ XÍINBAL”. Denunciamos la violencia de la que son víctimas los compañeros de San José Tipceh. Responsabilizamos de esta violencia a la empresa VEGA SOLAR y SUNPOWER, a la Secretaría de Energía (SENER), al Instituto para el desarrollo de la cultura (INDEMAYA) y a la Comisión para el desarrollo de los pueblos indígenas (CDI).

¡Nunca más un México sin sus pueblos indígenas!

ARTICULACION DE PUEBLOS ORIGINARIOS DEL ISTMO OAXAQUEÑO EN DEFENSA DEL TERRITORIO – APOYO

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *