En la calle entre lluvia,  réplicas viven damnificados en el Istmo  

 

#Juchitán 29 septiembre (#Istmopress).- Las calles se han convertido en ríos y arroyos en Juchitán y pueblos afectados por el terremoto del 7 de septiembre, los damnificados en su mayoría no tienen hogares y los que aún conservan sus viviendas presentan grietas y afectaciones, el temor está vigente, latente y es palpable, las calles se han convertido en los hogares de muchos y con las lonas que consiguen de donativos de la sociedad civil y de las autoridades se cubren, la lluvia no cesa desde hace tres días de forma interrumpida.

 

“Ahora es la lluvia más las constantes  replicas, no sabemos hasta cuando pare esto, nos estamos volviendo locos” expresa Rosalino Ruiz Sánchez,  originario de Juchitán en la segunda sección que con  una lona de 3 x 3 metros cubre a sus cuatro hijos y a su mamá de 7 años afuera de su vivienda.

 

Conseguir una lona o una cubierta de plástico ha sido una odisea para todo damnificado, en las redes sociales las publicaciones están repletas de “quiero una lona” “Alguien que dona una lona” o “donde puedo comprar una lona”.

 

Grupos solidarios de  diversas organizaciones civiles pasan casa por casa a donarlas, el apoyo es insuficiente, no alcanza y la necesidad es  mucha, al igual en el Instituto de la Cultura Zapoteca la autoridad municipal de Juchitán  entregó conforme al folio de las viviendas censadas damnificadas una lona, pero tampoco es suficiente.

 

Rosalino y su familia antes de las lluvias montaron su campamento frente a su casa, pero desde que el pasado martes se refugió en su corredor el cual presenta grietas y afectaciones, no queda de otra asegura, lo hace por su familia.

 

“Por aquí no pasan a dejar lonas, por eso saqué uno pequeño plástico transparente y lo amarré con unos mecates, lo importante es que no nos mojemos, la necesidad es mucha, además de alimentos que hemos recibido, estamos agradecidos con toda la gente que ha volteado para Juchitán, no sabemos como pagarles su ayuda”, expresó.

 

En la séptima sección vive Juan Jiménez López, se ha quedado sin hogar, tuvo que emigrar con su hermana porque a ella su corredor no se afectó, sin embargo por las constantes replicas todos están en el patio refugiados, son alrededor de cinco adultos y cuatro menores, una lona no le alcanza.

 

La situación es difícil para Juan y su familia, para cocinar sus alimentos lo hacen en un fogón de leña  por miedo a que se suscite un sismo mayor y los tanques de gas estén prendidos, se organizan con los víveres que les han dado para preparar sus alimentos  y también para pasar los días.

 

En las calles la colecta de escombros no cesa, algunas maquinarias derrumban las casas mientras que otros tratan de salvar los tabiques y grandes troncos para próximos usos.

 

Las cocinas comunitarias no cesan, además de las  30 que apoya el artista oaxaqueño, Francisco Toledo, otros escritores también se han unido como Víctor Cata, quienes también ayudan a que en cada barrio y colonia las cocinas den alimentos gratuitos.

 

La comunidad muxe de Juchitán encabezada por Amaranta Gómez Regalado y Felina Santiago apoyan con viveres a los damnificados muxes y también a sus familias, les llevan lonas y también comida.

 

“Se trata de ayudar a todos, la necesidad es mucha, no queda de otra, los albergues no son suficientes, algunas familias deciden no moverse por miedo a que les roben lo poco que lograron sacar, agradecemos la solidaridad de  todos por Juchitán y sus pueblos”, dijeron.

 

En el campo deportivo el juchiteco se mantiene la atención a la salud de parte de los Servicios de Salud de Oaxaca, según el neonatologos, Luis Aquino Santiago, en promedio en este lugar se han atendido unos 100 alumbramientos  desde el pasado 7 de septiembre, es decir un promedio de 5 partos y cesáreas.

 

“La necesidad es mucha, la lluvia no cesa y eso preocupa, no para de temblar también, estamos buscando mejores alternativas pero en todos lados, en todos los refugios hay gente, lo que estamos haciendo es ayudar y cubrir las necesidades, es necesario la solidaridad de todos”, expresó.

 

Los servicios bancarios y comerciales están suspendidos, solo las cadenas de supermercado son las que laboran con normalidad, según el Servicio Meteorológico Nacional las lluvias continuarán en las próximas 24 horas, por lo que la situación se pone aún más critica, porque con el miedo la mayor parte de los ciudadanos vive en la calle.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

IMG-20170928-WA0073

 

sdr
sdr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *