Sobreviven debajo de lonas a casi tres años del terremoto de 8.2 grados en Oaxaca

#Juchitán 27 Jun (#Istmopress) – A casi tres años del sismo de 8.2 grados ocurrido en septiembre de 2017 y  que devastó más de 14 mil viviendas en Juchitán Oaxaca, Elizabeth Sánchez y Martha Jiménez  sobreviven debajo de lonas,  son damnificadas y no han podido acceder a los recursos del Programa Nacional de Reconstrucción del gobierno federal, por lo que exigieron que con el nuevo sismo de 7.4 grados del martes pasado se pueda realizar  una nueva revisión,  con la esperanza de reconstruir sus casas.

 27 Jun Sobreviven debajo de lonas a casi tres años del terremoto2

El caso de las dos mujeres no es la excepción, según la Red  de Vecinos Afectados por los Sismos  señala que hay un 10 por ciento aun de damnificados que lo perdieron todo en septiembre del 2018  y aun no tienen apoyos para la reconstrucción y hay un 80 por ciento que tiene daños menores y medianos pero que requiere de la ayuda porque no tiene servicios básicos, es decir su baño colapsó o la cocina.

 

La falta de sus viviendas las obliga a vivir en hacinamiento, por lo que la pandemia del COVID-19 ni siquiera es prioridad para ellas, no hay sana distancia y tampoco tienen los recursos para acudir al medico en caso de contagio.

 

Elizabeth  por ejemplo vive en un espacio improvisado de 4 metros cuadrados y ahí le alcanza para dormir con sus dos hijos, su esposo lo hace en el patio mientras no llueva, pero con la temporada de lluvias se vuelve imposible pero no le queda de otra que sobrevivir.

 27 Jun Sobreviven debajo de lonas a casi tres años del terremoto1

El caso de esta mujer damnificada de 45 años de edad es uno de tantos abusos que hubo durante el sismo, ella recibió el apoyo de reconstrucción de 120 mil pesos,  pero una constructora la defraudó solo tiene el cimiento pero no hay paredes ni casa.

 

En cambio Martha no recibió nada  y de lo que obtiene de trabajar como empleada domestica ha podido levantar el cimiento y unas paredes de un cuarto diminuto donde espera irse a vivir con sus cuatro hijos.

 

Elizabeth elabora tortillas de maíz y su esposo es obrero, por lo que ni siquiera piensa que con sus ingresos podrá reconstruir su casa, por que es imposible, no le alcanza.

 

“Con 150 pesos al día estamos sobreviviendo los cuatro que integramos la familia, entonces no puedo pensar en construir mi casa, la esperanza, ahora es que llegue una ayuda y realmente me tomen en cuenta, porque junto con los integrantes de la Red de Vecinos Afectados hemos pedido que me integren a  los apoyos, fui defraudada y la casa quedó en puro cimiento”.

 

La temporada de lluvias es lo que les preocupa, porque a pesar de que le han puesto múltiples lonas, el agua filtra y les ha traído enfermedades respiratorias que por fortuna no se agravan y se controlan sin ir al medico.

 27 Jun Sobreviven debajo de lonas a casi tres años del terremoto3

 

 

Al respecto, Leopoldo de Gyves de la Cruz, quién encabeza el movimiento  social  de Vecinos Afectados por los Sismos explicó que van a retomar la petición de exigir una “nueva revisión” para las familias damnificadas que lo perdieron todo y no tienen nada, además de las que también tienen afectaciones en espacios claves como baños y cocina y que requieren urgentemente será atendidos.

 

Dijo que muchos damnificados han podido lograr su apoyo y ya han avanzado con la reconstrucción de sus viviendas, sin embargo existe una grave crisis económica por el COVID-19, por lo que urgió al gobierno federal no hacer pausas en la ayuda porque beneficia a la población más vulnerable como obreros, albañiles y también materialistas.

 

La Red de vecinos afectados por el sismo surgió a raíz de la falta de apoyo para la reconstrucción de viviendas y ha sido gracias  a esta iniciativa que muchas personas ya tienen una vivienda digna, pero otras más como Elizabeth y Martha están luchando porque sus viviendas sean verificadas y les llegue el apoyo.

 

También en Juchitán existe una resistencia contra los altos costos de energía eléctrica que creció más con el sismo, actualmente unas 10 mil usuarios no pagan el servicio básico porque la tarifa eléctrica en la zona es alta a pesar de que existen parques eólicos generando electricidad.

 

“Nosotros pedimos que el Istmo de Tehuantepec, donde hay 28 parques eólicos funcionando y generando por medio del viento la energía eléctrica no se pague la luz, esa es nuestra exigencia, hasta el momento somos un movimiento regional que tan solo en Juchitán Oaxaca son 10 mil viviendas  que no pagan un solo centavo por este servicio”, concluyó.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *