Entre lonas y techos de lamina estudiantes toman clases después del terremoto en el Istmo

#Juchitán 08 Diciembre (#Istmopress).- A tres meses del terremoto del 7 de septiembre, los estudiantes de diversos niveles educativos toman clases en techos de lamina cubiertos con paredes de lona, el 95 por ciento de las escuelas que equivale a mil 500 en la región del Istmo de Tehuantepec no han sido atendidas para las tareas de reconstrucción ante la falta de liberación del recurso destinado por el Fondo Nacional de Desastres (Fonden) informó la sección 22 de la CNTE.

En Juchitán, Unión Hidalgo, San Mateo del Mar, Ixtaltepec, San Dionisio del Mar, Salina Cruz, Tehuantepec y otros pueblos más afectados por el terremoto, los estudiantes asisten a clases de forma irregular y mediante un programa emergente que maestros propusieron y los padres de familia aceptaron para no perder el ciclo escolar 2017-2018.

La mayoría de las escuelas tuvo afectaciones en sus aulas y edificios, en Juchitán según datos del regidor de Educación Fidel Aragón de las 149 escuelas que existen, 48 tuvieron dictamen de protección civil estatal por daño menor, 87 por daño total y faltan por entregar 14 dictámenes.

Los estudiantes tienen que soportar el viento fuerte y el polvo en sus horas de clases, algunos asisten dos y otros hasta cuatro y cinco horas diarias de forma irregular.

“A mi hija le tocó asistir los días jueves de 10:30 a 12:30 horas, toma clases debajo del domo de lamina junto con el resto de los estudiantes de sexto grado, aquí hay polvo y hace frio porque es al aire libre, el gobierno prometió construir aulas provisionales y nunca se hicieron”, explicó Celina Martínez, madre de familia.

Fueron solo cinco escuelas donde la Secretaria de Educación Pública comandada en aquel entonces por su ex titular Aurelio Nuño aplicó el Programa de Apoyo Inmediato (API) y benefició con la construcción de aulas provisionales con un costo superior a los 200 mil pesos, una de las beneficiadas fue el Centro Escolar Juchitán, escuela antigua fundada por el general Heliodoro Charis hace más de 70 años.

“No se vale que el gobierno de Peña Nieto y Nuño que visitó Juchitán cuando ocurrió el terremoto se hayan olvidado de cumplir sus promesas porque las escuelas en el Istmo seguimos trabajando de forma irregular, no hay condiciones pero aún así estamos impartiendo las clases, es una falta de responsabilidad y no tener vergüenza lo que ocurre con la reconstrucción de aulas en el Istmo”, denunció Luis Fernando Carrasco López, director de la escuela primaria Adolfo C. Gurrión.

Al igual el director de la escuela primaria Daniel C. Pineda, Octavio García Sánchez dio a conocer que desde hace tres semanas los estudiantes toman clases debajo de un domo de metal de forma gradual y por un lapso de un par de horas, es decir un día a la semana acuden por grado los diferentes grupos.

“Los profesores llegan les revisan la tarea y posteriormente les entregan cuadernillos de apuntes para que los realicen en sus casas, esto fue lo que se acordó en la reunión de consejo técnico con los profesores y lo aceptaron los padres de familia, porque la escuela fue clasificada como no factible de parte de protección civil de Oaxaca”, informó el director de la escuela, Octavio García Sánchez.

El director informó que el gobierno no cumplió en la entrega de las aulas provisionales que se construyen en un espacio alterno, por lo que la única solución fue impartir clases a pesar de no existir condiciones.

En San Mateo del Mar, los profesores de distintas escuelas con el apoyo de los padres de familia construyeron refugios algunos con techo de lona y otros de carrizo y ahí toman clases los estudiantes.

“Aquí no llegó el Ieepo para ayudar a demoler las escuelas, todo se está haciendo de forma manual, Nuño se fue y dejo botado los acuerdo de la Sep y la sección 22 de la CNTE en la reconstrucción, estamos brindando clases en espacios alternos y bajo la responsiva de los padres de familia”, expresaron los profesores.

En Unión Hidalgo, los profesores de la escuela secundaria técnica número 33 donde se dañaron más del 70 por ciento de las aulas, los padres de familia firmaron una responsiva y los estudiantes toman clases en aulas-talleres con techos de lamina.

“Fue un acuerdo entre padres de familia y profesores, ya era necesario el regreso a clases, sabemos que será gradual entran de 7:00 de la mañana a 12:40 horas, es un esfuerzo enorme pero se tiene que dar este segundo paso por que los estudiantes necesitaban retomar su rutina de asistir a las aulas”, dijo Alberto Toledo Ruiz, padre de familia.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

24883253_1756540194357521_8404027766051460385_o

24883572_1756540164357524_6009147015354014991_o

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *