Desalojan a comerciantes que habían improvisado espacio para vendimia

#Juchitán 07 nov (#Istmopress).- Unas 50 mujeres que se dedican al comercio en Juchitán y que resultaron damnificadas con el terremoto del 7 de septiembre fueron desalojadas por elementos de la policía municipal de Juchitán de un espacio alterno que habían instalado para poder reactivar su economía.

Organizadas como “red de vecinos afectados por el sismo”, las comerciantes denunciaron que alrededor de las 5:00 de la mañana los uniformados llegaron al espacio ubicado sobre la Avenida Ferrocarril y desalojaron con violencia sus pertenencias que van desde mesas, sillas, anafres y comida que venderían a sus comensales.

Las comerciantes instaladas en este espacio improvisado son damnificadas y perdieron además de sus viviendas también sus hornos de comixcal donde elaboraban sus totopos, panes y alimentos como pescados horneados y tamales.

Señalaron que a falta de apoyo de sus autoridades decidieron instalarse en este lugar de 6:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y vender antojitos y artesanías para reactivar su economía que se vio dañada con el terremoto que afectó severamente hace dos meses a Juchitán.

Magali Sánchez Santiago, una de las comerciantes e integrante de la red de vecinos afectados por el sismo lamentó el uso de la violencia de parte de los uniformados y la falta de diálogo de parte de la alcaldesa de Juchitán, Gloria Sánchez ante esta situación.

Explicó que a falta de un empleo formal y por la situación económica que viven decidieron organizarse para formar un tianguis en este espacio que nadie ocupaba, sin embargo por ordenes de la presidenta municipal fueron desalojadas sus pertenencias.

“Es una contrariedad lo que ocurre en Juchitán, usar la violencia y no el diálogo contra mujeres comerciantes, muchas tenían sus mesas y sillas que lograron recuperar de sus viviendas después del terremoto y los ubicaron en este espacio, la policía municipal llegó y se llevó todo, exigimos una mesa de atención y respuesta”.

La comerciante señaló que en ningún momento las autoridades tanto municipales como estatales les han promovido algún tipo de ayuda para reactivar su economía, por lo que solas y con sus propios medios decidieron vender comida y accesorios y poder ayudar a su familia a vivir.

“Los 120 mil pesos que dio el gobierno como daño parcial de casas no ayudará para reconstruir las viviendas, a otras solo les llegó 15 mil pesos como daño parcial, por eso decidimos trabajar pero eso molestó a la presidenta municipal que hoy nos desalojó, no promueve apoyos pero si usa la violencia”, lamentaron las comerciantes.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *