Con bordados tradicionales en prendas diseñadora preserva  la cultura oaxaqueña

*Narcy Areli Morales García, es arquitecta de profesión pero heredó de su madre el gusto por la  costura, hoy exporta sus productos a nivel internacional

 

#UniónHidalgo, Oax. 14 Jun (#Istmopress) – Un bordado es una historia de vida que Narcy Areli Morales García, diseñadora zapoteca retoma en sus diseños bajo la marca “Rocinante”, para ella es una forma de expresión y de revalorización de la mujer indígena Oaxaqueña que teje productos de arte cada vez que hilvana un hilo y lo plasma sobre tela.

 

El amor por la costura lo heredó de su madre Eneida García , de ella aprendió de las telas en su niñez y en su adolescencia a combinarlas y confeccionarlas  en una maquina de costura, nunca pensó que al paso de los años  ese aprendizaje la llevara a convertirse en una de las diseñadoras oaxaqueñas más influyentes en la actualidad.

 

Originaria de Unión Hidalgo  en el Istmo de Tehuantepec y con 40 años de edad, Narcy  es una mujer de éxitos, arquitecta de profesión, pero amante de la buena costura y de la cultura oaxaqueña, asegura que para ella “Rocinante” es un tributo a  Oaxaca y a las mujeres  textileras de su tierra.

 

En Oaxaca son muy pocas las diseñadoras que existen, y  Narcy es una de ellas que ha  destacado, porque sus prendas son de colección, elaboradas con tela de algodón y de fibras naturales,  son únicas y valoradas por que muestran una cultura.

 

El  nacimiento de su hija  fue clave para desarrollar “Rocinante”, porque tuvo la necesidad de adquirir ropa infantil pero al ver que era limitado en cuanto a variedad e innovación,  decidió emprender  este proyecto en el 2012  como una tienda  de prendas infantiles  de su imaginación y de juguetes  ideados por  Joel Gómez, entre ellos uno muy conocido “Volador el perrito enmascarado” tomado de un cuento que Narcy le contó como recuerdo de su bisabuela Na Chicha  y como un  homenaje  a ella decidió crearlo.

 

La colección para Dama que actualmente es un éxito, decidió introducirlo hace apenas un año, y  desde entonces la producción no se ha detenido, y como son piezas únicas, gustan a sus clientas.

 

A 6 años del  nacimiento  de “Rocinante”,  hoy en día son 40 mujeres oaxaqueñas entre  bordadoras y trabajadores que intervienen en el proceso de la elaboración de una prenda, algunas  elaboran el tejido a Mano,  Narcy se encarga del diseño  y  otras mujeres   intervienen el textil en la tela  que exhaustivamente selecciona.

 

Rocinante, aquel caballo de la historia de “Don Quijote de la Mancha” que se destacó por su elegancia y feminismo forma parte importante del concepto textil que muestra la diseñadora oaxaqueña, porque resalta en todo momento en sus prenda la máxima expresión de la belleza.

 

“Aquí no hacemos ropa al por mayor o por serie, cada producto es único, porque valoramos a las mujeres que lo tejen con amor, a esas mujeres que no les importa  desmañar o trasnochar después de hacer sus quehaceres o cuidar a sus hijos, pero siempre con ganas de que sus bordados aparezcan en Rocinante”.

 

Se confeccionan blusas, vestidos y camisas, el principal logro de Rocinante además del espacio físico que se ubica en el centro de la capital oaxaqueña, son las ventas a través de las redes sociales y su pagina oficial “Rocinante” que ha tenido clientes de México  y del mundo.

 

“Es algo inexplicable, pero se siente bonito envolver una prenda que te adquirieron para Francia o Estados Unidos, porque eso significa que tu trabajo esta siendo reconocido por mujeres, aquí hago ropa para mujeres con el único fin de que ellas se amen más, que se reconozcan y  se valoren”.

 

Narcy coincide y reconoce que “Sin mujeres no puede hacer nada”, y claro ejemplo es que su mamá Eneida le enseñó la costura y ella lo heredará a su hija, además de que las bordadoras son mujeres que visten a otras mujeres y que también hacen herencia con sus obras de arte plasmados sobre tela.

 

“Rocinante es un viaje, es una ventana,  una prenda que viaja por el mundo representa a Oaxaca, y eso significa que producimos cosas de calidad, agradezco mucho a mi director creativo Joel Gómez, quién también pone toda su vida en este proyecto”.

 

La constancia, el amor, el compartir y el conocimiento han permanecido en este proyecto “Rocinante” que para la diseñadora zapoteca es un momento de su vida donde lo más glorioso es que se ha empoderado a la mujer. “La mujer cree en ella por qué su oficio es útil y valorado”  y el amor se transmite de mujer a  mujer.

Diana Manzo  / Agencia de Noticias IstmoPress

14esp1

14esp2

14esp3

14esp4

14esp5

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *