“Alán necesita operarse, pero no hay neurocirujano en el Hospital de Oaxaca”: padres de niño con cáncer piden ayuda para salvarlo

#Oaxaca 21 Sep (#Istmopress) – “Quiero una oportunidad de vida para mi hijo, el tumor que tiene en la cabeza hace presión con su cerebro y puede estallar en cualquier momento” expresa desesperada Edith García Chávez, madre de Alán Israel, un niño de 10 años de edad que requiere de una operación que le cuesta 250 mil pesos para salvarle la vida.

En el Hospital de la Niñez Oaxaqueña donde era atendido, le dijeron que no se puede porque no hay un neurocirujano; el pasado 16 de septiembre despidieron a 57 trabajadores de salud, la mayoría médicos especialistas.

Alán fue llevado al Hospital Nacional de Pediatría en la Ciudad de México, pero no lo quisieron recibir. En esa unidad médica no aceptan a pacientes ya tratados en otros hospitales.

“Regresamos cabizbajos y tristes” contó la mamá de Alán que pidió desesperada la ayuda gubernamental o de alguna fundación para operar a su menor.

En el 2020, Alán Israel fue diagnosticado con “Ependimoma Anaplásico III”, un tumor cerebral que al no ser atendido con prontitud, creció y presionó a su cerebro que lo mantiene paralizado en la mitad de su cuerpo y de no operarse en esa ocasión, podría empeorar, por eso urge su cirugía.

Vive en San Antonio de la Cal, un municipio con alta marginación y conurbado a la Ciudad de Oaxaca, su padre Hugo Martínez es ayudante de albañil y su madre es Ama de Casa y es el mayor de cuatro hermanos.

1632269184400

“Temo por la vida de mi hijo, estoy muy angustiada y es una impotencia enorme lo que siento” recalcó la madre de Alán, una mujer de 34 años de edad que aprendió a ser enfermera y a cuidar a su hijo de tiempo completo a pesar de las carencias económicas que tiene.

Al mes gastan 4 mil pesos en pañales y sondas y no les alcanzará para pagar un hospital privado ni al neuricirujano.

Para obtener recursos, la madre de Alán elabora tortillas y su padre realiza actividades como limpieza de terrenos y trabajos de albañilería que no le requieran mucho tiempo, debido a que en cualquier momento es requerido para asistir a su menor.

El menor habla poco, no camina y suspendió sus actividades escolares. La operación anhelada que sería la segunda en practicar, podría regresarle a Alán una mejora calidad de vida y reintegrarse a sus clases de cuarto grado que dejó para tratarse de esta enfermedad.

“Ojalá nos ayuden para salvarle la vida a Alán” recalcó mientras explica que con la suspensión de la cita médica en el Hospital de la Niñez, Alán ya no tendrá revisión de una oncóloga, ni nutrióloga, ni rehabilitación que requiere para sus cuidados.

De acuerdo con datos del Hospital de la Niñez de Oaxaca, cada año se diagnostican entre 90 y 100 niños y niñas con algún tipo de cáncer. La leucemia es el tipo de cáncer más frecuente, abarca al 50 por ciento de la población infantil, posteriormente son los linfomas y los tumores cerebrales.

El pasado 19 de septiembre, el Director del Hospital de la Niñez de Oaxaca, Roberto Sandoval Luna informó que el personal es limitado en todas las áreas, por lo que se cancela la consulta externa, las cirugías programadas. También anunció el cierre temporal del área de terapia intensiva y el área Covid actualmente está en un 150 por ciento de su capacidad y no se cuenta con médicos especialistas infectólogos y hay limitantes en el servicio de oncología y quimioterapias.

Desde el 16 de septiembre en Oaxaca, 2 mil 100 trabajadores de salud eventuales fueron despedidos por los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), lo que ha incrementado el riesgo de afectaciones en la salud de los oaxaqueños.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *