Un año y sin concluir obra de remodelación en  UCIN del  Hospital civil de Juchitán

#Juchitán 3 abril (#istmopress).- El hospital general de Juchitán “Macedonio Benítez Fuentes”  vive una sobresaturación de pacientes, agoniza a más no poder y está colapsado, no hay medicamentos y tampoco insumos. Una de  sus áreas la “Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales UCIN” cumplió un año en el abandono por que no hay recursos para concluir la  obra de rehabilitación y por desinterés de las autoridades en los tres niveles,  la obra se detuvo solo con un 30 por ciento de avance.

El año pasado a finales del mes de  marzo, las autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca comenzaron a rehabilitarla con la finalidad de que creciera en tamaño e infraestructura, nada se ha cumplido, solo se percibe un cuarto lleno de escombros, instalaciones eléctricas desgastadas y llenas de sarro, y paredes sucias.

El área de pediatría que fue acondicionada para atender a los recién nacidos por tres meses mientras concluía la obra, está saturada de cuneros sin contar los pasillos donde también son atendidos los bebes  que nacen antes de tiempo, el  área  es inapropiada, pero ahí los atienden.

La UCIN contaba con su certificación, la perdió a causa de esta obra inconclusa que buscaba ampliar sus tres áreas “terapia intensiva, intermedia y etapa de desarrollo”, y todo se ha quedado así, no suenan los cinceles y tampoco los martillos, los albañiles se han esfumado desde el año pasado en el mes de agosto.

En el Istmo de Tehuantepec solo el Hospital de Especialidades de Salina Cruz cuenta con una UCIN, hospitales generales como el de Juchitán e Ixtepec claman atención, no la hay, además del desabasto de todo, insumos y medicamentos sin olvidar la falta de contratación de médicos y enfermeras.

Ananí Contreras Ojeda, hace 23 días dio a luz a un bebe prematuro, nació a las 34 semanas por un desprendimiento de placenta,  el neonato recibió atención medica durante  13 días en  un área habilitada porque no hay UCIN,  en ese espacio que mide aproximadamente  cinco metros cuadrados su hijo convivió con dos menores más, así es a diario la faena de los pediatras, enfermeras y el único neonatologo, Luis Aquino Santiago en esta unidad de salud.

“Mi hijo peso 1 kilo 800 gramos, pensé que no viviría pero por fortuna está vivo y creciendo,  su ingreso  fue difícil, no lo querían aceptar porque me decían que no hay UCIN, pero no había de otra, soy derechohabiente del ISSSTE y en la unidad médica de Tehuantepec donde está la clínica me dijeron que no podían atenderme porque no había pediatras y tampoco neonatologos, que me lo trajera al hospital civil de Juchitán, gracias a los médicos mi hijo ingresó y está vivo”, expresó.

Ananí Contreras reconoció que el derecho a la salud de los bebes a diario se violenta porque las autoridades simplemente han descuidado su trabajo. “Es lamentable que un bebe que nace prematuro no pueda ser atendido, me llena de impotencia porque la vida está en juego, los bebes pueden morir, y lo peor es que a las mujeres que dan a luz no les dicen las condiciones que se encuentra la UCIN, el personal de pediatría hace una labor sobre humana”.

 

*El desinterés y la insensibilidad a cumplir el derecho a la salud, es de todos los niveles.

 

A diario nace un paciente neonato en el Hospital general, no hay un solo día que no se requiera la UCIN, los médicos y enfermeras siguen improvisando, siguen arriesgando la salud de los menores,  porque no se puede hacer más, el desinterés de los  tres niveles de gobierno es visible. Se está violentando el derecho a una vida digna y saludable de 3 mil Oaxaqueños que anualmente nacen en este nosocomio.

Luis Aquino Santiago, neonatologo del Hospital General reconoció que esta unidad vive en terapia intensiva. “Tenemos 365 días de vivir improvisando, cuando los bebes llegan, los atendemos en los pasillos adaptados, el grado de frustración e impotencia van en ascenso, no sabemos a dónde acudir, las autoridades nos dicen no hay dinero y los padres de familia demandan la atención de sus pequeños”.

El especialista dijo que acondicionaron el área con tres cunetas y  equipos para atender a los menores, que se carece también de especialistas en el área de pediatría neurológica y oftalmológica, ya que el bebe prematuro requiere de muchas disciplinas.

“Lo único que pedimos y aunque suene repetitivo es que nos hagan caso, que los recursos bajen y se concluya la Ucin, pedimos sensibilidad y derecho a la salud de nuestra gente, los menores lo merecen”.

El neonatologo agregó que en este hospital desde hace mucho se vive una universalización a la salud disfrazada es decir aquí atienden además de los cientos  de pacientes del Seguro Popular a los derechohabientes de Pemex, Issste e Imss, ya que las clínicas de esas instituciones en este municipio solo pueden resolver la problemática de primer nivel de atención.

“Ninguna institución en Oaxaca es digna de proveer el servicio a la salud,  ¿los oaxaqueños acaso no merecemos el derecho a la salud digna?, no hay sensibilidad de nuestros gobernantes, hay una deshumanización tremenda, simplemente no se garantiza el derecho a la vida”.

Yolanda Sánchez Ulloa, pediatra y representante de trabajadores del Hospital  General de Juchitán  recalcó que la Ucin pagó el gran desvió de recursos de las autoridades de salud del estado.

“Los niños reciben atención medica en condiciones no apropiadas, nuestra Ucin está sin rehabilitarse, 365 días han transcurrido, los médicos hacemos maravillas por atender a los niños”, expresó.

El hospital civil de Juchitán, fue fundado el 16 de octubre de 1991 y actualmente es catalogado el  segundo  nosocomio con mayor productividad del estado de Oaxaca, a pesar de que su capacidad se ha duplicado a un 200 por ciento por que atiende a pacientes de 41 municipios del Istmo de Tehuantepec y también del estado de  Chiapas y Veracruz .

Este edificio de salud, brinda servicios en  el área de consulta externa y urgencias, cuenta con nueve especialidades entre ginecología, pediatría,  cirugía general, oftalmología hasta nutriología, además de brindar servicio en el área de Rayos X, laboratorio, puesto de sangrado, mastografía y una Unidad de Cuidados intensivos Neonatales (UCIN). Como la mayoría de los hospitales del sur del país, se encuentra colapsado y en agonía.

Diana Manzo / Agencia de Noticias Istmopress

juchitan

juchitan3

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *