Naturaleza Gubiña / Víctor Fuentes

“Cada quien comparte lo que tiene su corazón”

Tomado del video – Genial-

 

Un hombre compró una casa grande y bonita, con un hermoso jardín, a su lado, en una casa vieja  vivía un vecino envidioso que siempre intentaba arruinarle la vida.Una mañana él despertó, salió de su casa y vio una cubeta llena de basura enfrente de su puerta. Tiro la basura y lavó la cubeta hasta que brillara,  le puso las frutas más grandes y deliciosas  de su jardín  y fue a ver al vecino. El vecino al ver la cubeta le preguntó: “¿Por qué me devuelves la cubeta llena de manzanas si yo te di basura?”El hombre contestó “Cada quien comparte lo que tiene su corazón”.

Les presento toda esta historia, por analogía, acabamos de terminar el primer mural realizado por Ulices López Vásquez. Y una señora de piel trigueña, con un acento distinto a los que vivimos en Unión Hidalgo. Llegó al río, no pudimos resistir la tentación de preguntarle: ¿A dónde piensa tirar la basura? Su respuesta fue muy rápida. “Al río”.

-Claro- ya lo sabíamos, ella se justifica, “es que me mandaron”.  Llevaba igual como en la historia que les presenté. Un tambo lleno de basura. Mientras nosotros compartíamos, Ulices y yo, el placer de plasmar una nueva idea para despertar el amor y cuidado por el río.

Seguimos persistentes, esperando que todos algún día podamos, como en el relato, devolver lo que tenemos en el corazón.  Nuestra preocupación por ver el río limpio,  que las personas de la localidad comprenda que el cauce y su ribera no son el mejor sitio para un basurero.

El muralmuestra una silueta de mujer joven, con alas de flor, no es una pintura que resalte la figura humana, como tal, tiene rasgos de dibujo bocetado, un poco de ilustración, con un poco de imaginación del espectador puede encontrar una joven semidesnuda, que da la espalda al río. En una actitud deliberadamente sensual.

Mientras ayudábamos a Ulices pintar, comentó que ella debía verse sensual, y uno de los ayudantes, respondió: “Pero dónde pues, no le veo por dónde” todos reímos, pues los trazosfueron lentos, bien pensados, se cuidó la armonía, para que una vez concluida la obra, el espectador no se detenga tanto y lo aprecie de un solo tirón.

Al parecer ha funcionado, niños y jóvenes transeúntes expresan sus comentarios, qué bien ha quedado, esta bonita la jovencita, es una hada desnuda dicen quedito, otros se detienen a preguntar, no solo por qué pintamos sino quién nos paga para limpiar y pintar los murales,y de otros,más modestos recibimos felicitaciones.

La ubicación del mural es un lugar privilegiado, pues antes de cruzar el puente lo primero que ves, es una pared encalada y luego el mural que el pintor le llamó: “Naturaleza Gubiña”. Luego pensé.Sin decírselo que la joven pudo ser una de tantas abuelas y madres que alguna vez se bañaron en el río. Así, desnudas, y sin pudor.

Volviendo al relato inicial, no es fácil expresar una idea y sea bien acogida, no se espera que con una obra se cambie de inmediato, lo que lleva años sucediendo, como lo es por actitud de quienes saben que nuestra intención es verlos implicados en el cuidado del río.

Confiamos que al devolverles arte, y no llevando más basura como ellos lo hacen. Estamos esperando, dentro de la confianza que aún nos queda; que quienes lo hacen, tomen conciencia y actúen responsables con sus desechos.

Pueden exigirle a las autoridades resuelva la causa y no los efectos, consideramos   nosotros que invertir más de una década, y andar sobre lo mismo, es tiempo suficiente, así lo han demostrado varios vecinos del paso Zapotal, algunos están conscientes de la labor emprendida, uno de ellos, se acercó a decirnos que durante la campaña de un   candidato, él participó activo y el río quedó limpio. Pero le da tristeza que eso haya acabado y el río de nuevo sea sitio para acumular basura de los hogares.

Ojalá, todos algún día, podamos devolver un poco de lo que llevamos en el corazón, y que entre todos encontremos que el río sea ese lugar privilegiado, para el goce directo con el contacto puntual con la naturaleza, que los acerque a ese lenguaje no escrito, pero maravilloso.

La decisión de los artistas en sumarse a la idea de apoyar el proyecto, se mantiene firme, ahora que el artista Ulices López Vásquez, nos ha invitado a volver la mirada al pasado, recordarnos que esta escena plasmada, fue parte  vital de la relación de los pobladores con el río. De nuevo confiamos que la gente joven se pueda cuestionar su relación directa con el entorno.

Para quienes gusten apreciar la obra, el mural está ubicado sobre la Av. Corregidora. Justo antes de subir al puente Zapotal. En cualquier momento que lo deseen. Los esperamos.

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

2 thoughts on “Naturaleza Gubiña / Víctor Fuentes

  • marzo 25, 2017 en 11:56 am
    Permalink

    muchas gracias por plasmar tus ideas para que el pueblo en general haga consiencia con ellos mismos con la naturaleza y sobretodo del medio ambiente, Ulises tengo el privilegio de ser tu amigo y eso me llena de orgullo, se que eres un exelente ser humano y plasmas lo que tu corazon y mente te dictan asi mismo quiero expresarte mis mas sinceras felicitaciones por todas tus aportaciones con el pueblo, eres precursor de una nueva vision hacia la vida, por eso y por tantas otras cosas buenas que se muy bien que estan por llegar, enhora buena Ulises y te deseo mucho exito en todos tus proyectos de vida

    Responder
    • septiembre 20, 2017 en 12:25 am
      Permalink

      Gracias! por tu comentario; lo que sale del corazón , no se cuestiona, sólo se valora.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *