Cestos; atrapa serpientes / Víctor Fuentes

La práctica continua, y los momentos intensos que mueven unas manos impulsadas por el recuerdo al oficio heredado, se repiten magistral bajo la sombra de un enorme guendadxiña día a día.

Pocas veces un saber familiar es tan valorado por sus propios miembros, el orgullo se muestra en las obras creadas desde hace algunos años por la familia de Sifredy, joven que siente cómo el material juega un papel importante en su continuo aprender.

“Mi reto es hacer objetos pequeños, muy finos, dejo que mi padre  haga los encargos más grandes como las canastas para pescar, o cargar mazorca; mientras yo exploro con las canastas nuevas”.

Aunque Sifredy, nos comenta lo anterior  su señor padre también poco a poco se va adentrando en la nueva técnica, hacer  de los cestos tradicionales de apariencia rústica un artefacto liviano, transformado, al grado de causar asombro ante quienes han tenido la oportunidad de contemplarlos.

La materia prima viene del palmar; tierra comunal de los pobladores de Unión Hidalgo, ahí padre e hijo se internan para extraer de preferencia sólo las pencas. Una vez en casa  reciben un largo tratamiento por parte de estos miembros, que va del secado hasta el refinamiento.

Las pencas de ser un material tosco se vuelve fino hilo con el que ellos crean y tejen los cestos con formas curvas, alargadas, cilíndricas. Haciendo de este oficio algo innovador.

Para ello, reproducen canastos en forma de tinajas pequeñas, ánforas, y jarrones; fruteros, jicalpextles, lámparas  (inspirados en los quinqués, que en otros tiempos se uso en los hogares de esta tierra) y cestos pequeños.

Poco a poco el compromiso de Sifredy, pasa de  tejer emociones nuevas y entre mantener la herencia familiar  y sus deseos de hacer arte. Una manera de hacerlo es innovar empleando el mismo material que su tío abuelo usó.

Ahora recuerda que su padre le cuenta cómo su tío le enseñaba. “él sólo le decía que se fijara y le dejaba a medias todo y mi padre se la pasaba una y otra vez haciendo y deshaciendo lo hecho por el tío hasta que un día lo pudo hacer y de ahí ya no paró”.

En efecto, los cestos creados hoy  por Sifredy, nos sorprenden, nos emociona y aporta nuevas esperanzas para una larga vida de este oficio, quizás no como lo conocemos, pero justo es lo que pretende salvaguardar el evento anual que por segunda ocasión invita a Cestería Sifredy, a participar en “Nudos de arte por el río 2015” en su Tercera edición que se llevó a cabo los días 27, 28 y 29 de diciembre de ese año, en la comunidad de Unión  Hidalgo.

De esa manera los cestos se mostraron durante los tres días que duró el Tianguis Orgánico, en compañía de otras firmas, para ofrecer en conjunto un espacio digno y llamativo, impulsando siempre el trabajo creativo y un consumo ético en los asistentes al tianguis. A demás de acercar información e  impulsar el contacto directo con el proveedor o creador del producto.

En ambas ocasiones Sifredy, muestra su más recocido agradecimiento, por ser parte de este proyecto MAC, (Mercado alternativo para la comunidad) que motiva a los creadores a seguir buscando  la armonía estrecha entre la producción y naturaleza.

Víctor Fuentes.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *