Alianza del Pacífico, factor de discordia

Ciro Pérez Silva / Periódico La Jornada
Miércoles 15 de octubre de 2014, p. 24
Por el camino que va, la Alianza del Pacífico se ha convertido en un polo de atracción, pero también de rechazo, al perfilarse cono el más formidable proyecto de disgregación en América Latina, ya que genera una gran fractura entre los países de América del Sur y entre algunas de estas naciones con México, convinieron académicos y especialistas al participar en el seminario internacional sobre las incidencias regionales y globales de la Alianza del Pacífico, celebrado en la ciudad de México y que concluyó este martes.

Detrás de la Alianza del Pacífico se percibe el fantasma de Estados Unidos de regreso a América Latina, como un factor de discordia y de división entre nuestros países, convino Raúl Bernal Meza, de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Esta Alianza del Pacífico ha traído a la región riesgos por dispu­tas de liderazgo entre Brasil y México. De la misma manera, en las manos de estos países está en buena parte el futuro de la región si la Alianza del Pacífico continúa desarrollándose, agregó Bernal Meza, al enfatizar que esta confrontación entre proyectos de integración tan opuestos como la Alianza del Pacífico, ALBA y Mercosur son proyectos separados por ideologías, visiones sobre la economía política o por las visiones sobre una integración hacia adentro o hacia fuera de la región.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional creada el 28 de abril de 2011 por Chile, Colombia, México y Perú. Sus objetivos de formación fueron: integrarse para avanzar hacia la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas. Impulsar el crecimiento, el desarrollo y la competitividad de las economías para superar la desigualdad socioeconómica. Así como convertirse en una plataforma de articulación política, integración económica y comercial, con énfasis en la región Asia-Pacífico.

Impulsar debate público

A lo largo de las exposiciones, otros especialistas señalaron que es necesario que en México se realice un debate público sobre las implicaciones de la Alianza del Pacífico. Stefan Jost, representante en México de la Fundación Konrad Adenauer –promotora de este seminario–, consideró que de esta manera se fortalecerá la integración de México, Chile, Colombia y Perú.

El proyecto de la Alianza del Pacífico muchas veces se discute más en Europa y en Alemania que en los países miembros de la Alianza Pacífico, no veo en México, por ejemplo, que sea una discusión muy pública. Las posturas de la Alianza deben quedar muy claras en América Latina, dijo al aludir al mensaje del presidente de Bolivia, Evo Morales, que el pasado fin de semana afirmó que la alianza es parte de una conspiración gestada desde el norte para dividir la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Será tiempo que la Alianza del Pacífico se defina con más claridad y más autoconciencia en relación con otros procesos, concluyó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *