Sin condiciones en Unión Hidalgo para llevar acabo la “consulta indígena”

#UniónHidalgo 21 febrero (#istmopress).- Comuneros y grupos sociales de la comunidad zapoteca de Unión Hidalgo informaron que no hay condiciones  sociales, culturales, políticas y morales para que el gobierno federal  a través de la Secretaria de Energía (Sener) y el gobierno de Oaxaca realicen una consulta indígena relacionado al megaproyecto “Gunna Sicarú”  de la trasnacional Eólica de Francia que se pretende instalar en esa localidad. 

*No hay condiciones sociales, culturales y políticas señalaron los comuneros y grupos sociales sobre el proyecto eólico de EDF

Señalaron que en un principio la consulta indígena ha sido “violada”  respecto a lo “previo” como lo marca el convenio 169 de la OIT debido a que desde hace dos años la empresa EDF acaparó las tierras en donde se asentará dicho proyecto eólico que tiene una inversión según las autoridades de 600 millones de dólares. 

Otro de los factores y el más relevante por el cual rechazan la consulta indígena es que la localidad de Unión Hidalgo  vive aún en la etapa de “emergencia” por el terremoto  de 8.2 grados que afectó cerca del 80 por ciento de sus viviendas en el mes de septiembre y perdieron la vida nueve personas. 

“La reconstrucción después del terremoto es mínima, estamos hablando de un 5 por ciento, en este contexto no se puede dar una consulta indígena cuando la gente lo que busca es reconstruir su vivienda, cubrir sus necesidades primarias y no está pensando en una consulta indígena que desde principio está manipulada y llena de engaños, no hay información del proyecto y  las autoridades se han vuelto empleados de las eólicas”, expuso Oscar Marín, representante de los bienes comunales de Unión Hidalgo. 

Además de las y los comuneros zapotecas, también se han unido a este clamor de “no consulta” los damnificados, palmeros, padres de familia,  artesanos de la cinta y la palma, los ancianos, moto taxistas, mujeres, integrantes de cocinas comunitarias entre otros sectores. 

Este rechazo a la “no consulta” en Unión Hidalgo se le ha hecho saber al subdirector de consulta de la Sener, Héctor Eduardo Martínez Rivas quién se reunió hace una semana con los opositores eólicos y quienes argumentaron que lo que Unión Hidalgo necesita es primero reconstruirse y levantarse de la tragedia del terremoto. 

“Nosotros vamos a continuar en nuestra exigencia, las autoridades hacen oídos sordos a esta petición de no consulta, no se puede dar una consulta libre, previa e informada cuando las tierras ya se acapararon, ya se paga por el derecho de renta, y ya hay acuerdos, eso violenta toda consulta indígena, por eso la rechazamos”, explicó Guadalupe Ramírez Castillejos, comunera e integrante del grupo de mujeres en defensa de la tierra y territorio. 

Edgar Martín, representante de padres de familia y también defensor de la tierra y el territorio explicó que  no hay interés en una consulta indígena, al contrario lo que interesa es la “elaboración de un plan de desarrollo municipal”  y como comuneros la tarea prioritaria es recuperar los terreno comunales para la defensa de la vida. 

Agregaron que es lamentable que la Sener vea a la consulta como “simple requisito” y no como un derecho que tienen los pueblos indígenas a decidir si aceptan o no un proyecto eólico. 

“Con este nuevo proyecto se quieren adueñar de los espacios naturales de la localidad como El palmar que a diario da empleo a decenas de campesinos y al mismo tiempo las mujeres y hombres adultos se dedican a la artesanía de la cinta, además se tiene el mar, el estero y otros afluentes como el río espíritu santo que necesitan ser protegidos. 

Señalaron que con la “mala experiencia” que el pueblo zapoteca de Unión Hidalgo ha tenido con la empresa eólica “Desarrollos Eólicos Mexicano” (Demex) quienes hasta la fecha no han cumplido con obras de gran impacto y su responsabilidad social difícilmente el pueblo está preparado para un nuevo megaproyecto. 

En el 2014, tres años después de que Demex pusó en  operación sus turbinas eólicas,  el ingeniero eléctrico Jesús Aquino Toledo, realizó un estudio con un equipo especializado,  utilizó un sonómetro tipo II dela marca Quest, para estudiar la velocidad del viento, en los terrenos  de la zona oriente y norte de la periferia. 

En el reporte del especialista, informó que los aerogeneradores instalados en esta zona, que son un total de 65 turbinas, el sonido generado rebasa los 65 decibeles, cuando lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud es de 50 db.

En el mes de agosto, Tom Haeck y Byron Cárdenas, dos  representantes del Alto comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  en México mediante un foro brindaron información sobre el derecho a  la consulta indígena que tiene la comunidad de Unión Hidalgo por la instalación de los parques eólicos. 

En el foro que se realizó en el auditorio municipal de Unión Hidalgo estuvieron presentes autoridades municipales, sindicatos, propietarios y también comuneros y asociaciones civiles que se oponen  a la llegada de un nuevo parque eólico a la comunidad propiedad de Eólica de Oaxaca, filial de Energy de France (EDF).

Diana Manzo / Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *