Partidos políticos con distintas opiniones tras redistritación  electoral en municipios del Istmo

 

JUCHITÁN 4 Sep (istmopress) – El  Consejo General del Instituto Nacional Electoral por unanimidad aprobó la nueva distribución de los Distritos Electorales uninominales y locales y sus cabeceras distritales en Oaxaca.

Esta nueva  redistritación que ha entrado en vigor, será utilizado para las elecciones a la Diputación  local en las ochos regiones de la entidad oaxaqueña.

En su mensaje luego de aprobar por unanimidad de los consejeros nacionales, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, informó  que con esta nueva distribución se abonará a la equidad en la contienda electoral, al equilibrio poblacional entre los distritos.

En el caso Oaxaca fue particularmente complejo por sus características geográficas, políticas y étnicas que ubican al proceso de redistritación de la entidad como el más complejo del país.

Las reacciones de partidos políticos, simpatizantes y militantes para algunos fue buena y para  algunos simplemente no lo comparten.

En el caso del PRD a través de su presidente estatal, Carol Antonio Altamirano refirió que por fin  se atendió la exigencia de los   partidos políticos acreditados ante ese órgano electoral y ante el IEEPCO para no vulnerar los derechos de los pueblos indígenas evitando dividir a los grupos étnicos.

Carol Antonio, ex diputado federal por el PRD resaltó que en las nuevas demarcaciones territoriales de los 25 distritos electorales uninominales además de este factor se tomaron en cuenta los criterios de equilibrio poblacional, integridad municipal, compacidad, tiempos de traslado, continuidad y accidentes geográficos y factores socioeconómicos.

“En  el PRD estamos satisfechos porque por iniciativa de nuestro partido, a través de nuestro representante acreditado ante el Consejo General del IEEPCO, Antonio Álvarez, logramos integrar un frente común de todos los partidos políticos para evitar la imposición por parte del INE  de una redistritación hecha desde el escritorio y   ajena a la realidad de Oaxaca y de sus pueblos indígenas”, puntualizó.

Por su parte, el presidente estatal del PAN, Juan Mendoza Reyes, felicitó la aprobación de las demarcaciones territoriales de los Distritos Electorales Uninominales Locales para Oaxaca,  por parte del Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

Al respecto, dijo que ello representa un logro no solo para la incipiente democracia, sino además un ejemplo del compromiso que tienen las fuerzas políticas con los oaxaqueños.

El líder albiazul indicó que el consenso y acuerdos logrados entre las representaciones partidistas de la entidad y el INE, para llevar a buen puerto este ejercicio, da muestra de que existe voluntad por anteponer el bienestar colectivo al de grupos.

Asimismo el militante del PRI Javier Fuentes Valdivieso y también ex diputado federal por el tricolor señaló que el ahora distrito XX de Juchitán, podría provocar una desestabilización social debido a que a la incorporación del municipio de San Mateo del Mar, podría desencadenarse un conflicto entre los zapotecas y ellos, por un conflicto de limites territoriales entre Santa María del Mar (Agencia municipal de Juchitán) con el pueblo ikotjs desde hace más de cinco años.

Dijo que para su opinión en lugar de avanzar, es una descomposición que no deja un buen sabor de boca, además de que no se tomo en cuenta a las bases y tampoco hubo consideración de ningún tipo, al contrario la redistritación fue un acto de imposición.

“Esta noticia nos cayó de sorpresa, las opiniones se dieron desde la cúpula sin el aval de los dirigentes regionales, de la militancia o de los simpatizantes, sin embargo se respeta pero no se comparte”, dijo.

Finalmente, el ex candidato de MORENA , Pavel Meléndez Cruz dijo que estos cambios no son más que un pacto entre el PRD y el PRI,  y que seguramente fue hecha para el acomodo de las fuerzas locales a su conveniencia, donde todo queda urbanizado y se pierde el poderío social.

Los cambios distritales más notorios fue el de Juchitán, que paso de ser distrito electoral 23 a distrito 20 y solo le fueron destinados siete municipios (Juchitán de Zaragoza, El Espinal, Unión Hidalgo, Santo Francisco Ixhuatán, San Francisco del Mar, San Mateo del Mar y San Dionisio del Mar), y con ello por vez primera se unen los tres municipios ikotjs en el Istmo de Tehuantepec con los zapotecos.

Al igual desapareció el distrito de Ixtepec y se creó el número XIX de Salina Cruz  que incluye siete municipios ( Salina Cruz, Ciudad Ixtepec, San Blas Atempa, Asunción Ixtaltepec, Santa María Xadani, San Pedro Comitancillo  y San Pedro Huilotepec).

Los municipios de la zona oriente del Istmo de Tehuantepec (Chahuites, San Pedro Tapanatepec, Santo Domingo Zanatepec, Santiago Niltepec, Reforma de Pineda)  que por historia eran parte del distrito XXIII de Juchitán, pasaron a formar parte del XI “Matias Romero”.

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE)  en esta nueva distribución para el estado de Oaxaca, también lo hizo para los estados de Chihuahua e  Hidalgo mismas que tendrán elecciones en los años 2016 y 2017.

El proyecto aprobado se le da particular importancia al respeto a los derechos indígenas y a la no división de sus comunidades en la generación de los límites distritales.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *