México sigue siendo un país racista y discriminador con las lenguas indígenas : Irma Pineda, escritora

#Juchitán 22 feb (#Istmopress) .- Conmemorar que se habla una lengua indígena y una lengua diferente es valioso expresó la poeta, escritora y profesora universitaria, Irma Pineda quién asegura que México sigue siendo un país racista y discriminador.

En México según el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) se cuenta con 68 familias linguísticas y sus variantes, de los cuales Irma pertenece al zapoteco y con el cual le ha dado un uso literario y académico.

Desde aquel rincón que aguarda celosamente, su hogar, la poeta Irma Pineda de origen zapoteca compartió que ser mexicana, escritora e indígena ha sido un camino difícil porque las políticas publicas del estado mexicano no acuñan las lenguas originarias y por lo consiguiente las editoriales les cuesta trabajo confiar en un texto bilingüe y publicarlo.

“Es difícil para las lenguas originarias encontrar que las grandes editoriales las arropen y las conviertan en libros porque las consideran lenguas que no venden que no generan recursos, sin embargo es importante resaltar que “Pluralia” desde hace 15 años ha sido una aliada para los escritores de lenguas indígenas y recientemente Almadia”.

Irma escribe en su mente antes de plasmar sus poemas y ensayos en papel, lleva más de dos décadas de forma disciplinada haciendo literatura y tiene en su acervo más de 20 libros entre poemarios, ensayos, traducciones y algunos inéditos, en espera justamente de alguna editorial que desee reproducirla.

Así como escribe del dolor para curar su alma por diversos episodios oscuros en su vida, uno de ellos, la desaparición de su padre hace más de 30 años; la poeta también le habla al amor, a la tradición, al nacimiento, la vida y muerte sin olvidar el herotismo, este ultimo tema del cual se ha enfocado en los últimos meses.

Irma insistió y ejemplificó que prueba del racismo que existe en México con las lenguas originarias, es el bajo presupuesto destinado al Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) que es de 80 millones de pesos anuales comparado con otras áreas donde se triplica o cuadruplica.

“ Para el gobierno es más fácil generalizar y seguir promoviendo la cultura occidental, la cual se olvida de los saberes comunitarios, y es donde los escritores de lengua indígena nos involucramos, porque en nuestros textos, poemas y ensayos plasmamos historias de los abuelos, leyendas, mitos y saberes, es necesario esa revalorización y por eso es la resistencia”, explicó.

· Debe ser una obligación enseñar las lenguas originarias en las aulas

En su caminar y devenir como profesora, Irma insiste que el racismo está también en las aulas debido a que el gobierno de México insiste en generalizar todo y dejar a una lado los saberes comunitarios que incluyen sus lenguas y sus costumbres.

“No hay reconocimiento de lenguas maternas a nivel nacional y de forma institucional, la Secretaria de Eduación Pública hace publicaciones minimas en lneguas maternas, por eso desde las instituciones la política publica es discriminatoria, en los años sesentas se logró que los maestros principalmente los del sur (Guerrero, Chiapas y Oaxaca) exigieran la creación de la Direccion General de Educación Indígena, sin embargo no hay apoyo del gobierno mexicano en regularizarlas, y por lo consiguiente cada maestro hace lo que desee en gran o menor tamaño su aporte a las lenguas originarias”, expresó.

En Oaxaca dijo se han dado pequeños espacios entre los que destacan los programas
Plan piloto, Nidos de lengua y actualmente el Plan para la Transformación Educativa en Oaxaca (PTEO), el cual es una propuesta pedagógica que busca recuperar los saberes comunitarios y es ajena a la reforma educativa que impulsa Enrique Peña Nieto, presidente de la república.

Irma insiste en que las artes deben ir implícitas en el desarrollo humano de los menores, es en sus niveles formativos cuando se debe fomentar y que más que sean los profesores y en su caso también los artistas con talleres y ponencias que los contagien.

Reconoció que cuando el arte entra en los corazones no hay nada que lo quite, que el arte acaba con la violencia, por lo que es importante que se privilegie en las aulas.

“Es necesario vincular la educación con la comunidad, sabemos que el idioma Inglés es prioritario pero también nuestras lenguas maternas, nuestra educación es más occidental que de casa, por eso es necesario recuperarla y no discriminar los conocimientos tradicionales, el PTEO es la opción y ha funcionado”, expresó.

Por último reconoció que el trabajo de las mujeres indígenas ha sido el mas consolidado en los últimos días, prueba de ello es que las pocas pero constantes que tiene en estado de Oaxaca como Natalia Toledo, Claudia Guerra y ella misma lo han tomado como disciplina para fortalecer los vínculos del habla y la escritura y transmitirlo a su gente.

Irma es gente de las nubes, es biniza’ , su vida diaria es plasmar fragmentos de lo que observa y vive, actualmente tiene cinco libros inéditos, uno de ellos habla de la violencia contra la mujer y también ha comenzado uno más, del erotismo.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *