Juchiteco gana premio “Casa 2020” con su poemario “Yoo Stubi/Casa Vacía”

#Juchitán 26 Oct (#Istmopress) – De oficio profesor, pero apasionado por las letras y el zapoteco, su lengua madre, Fernando Valdivieso Magariño, joven juchiteco, ganó el premio  a la categoría “Poesía”  en su edición 2020  que otorga el Centro de las Artes de San Agustín (Casa), recinto cultural  fundado por el pintor oaxaqueño, Francisco Toledo.
 
“Yoo Stubi” (casa vacía) es el nombre del poemario con el cual el joven  obtuvo este reconocimiento, que anualmente premia a lo mejor de las lenguas originarias de Oaxaca.
 
Fernando Valdivieso Magariño de 24 años de edad, es profesor de primaria en la zona mixe del Istmo de Tehuantepec y estudiante en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), y desde su adolescencia se inclinó por su lengua madre y comenzó a escribir inspirado por los poemas de la escritora también de origen binniza, Irma Pineda.
 
“Yoo Stubi” es una colección de 13 poemas escritos en zapoteco y castellano, en el cual Fernando Valdivieso reflexiona sobre sus experiencias de vida, paisajes de su entorno y también su relación con su abuela, a quién le dedica uno de sus escritos.
 
Contento y agradecido con los jurados, expresó que este premio se lo dedica “a los jóvenes de su tierra” a quienes invitó a escribir poesía bilingüe, porque significa adentrarse a “un mundo bonito y mágico, el de las letras”.
 
Fernando se considera un instrumento mediador, que observa, mira, siente, escucha y después plasma en papel, así describe su proceso que llevó a cabo para lograr su poemario que ahora recibe un galardón importante como es el premio Casa 2020.
 
Para su formación en la poesía, además de leer a diversos autores y escritores, Fernando obtuvo el conocimiento de talleres comunitarios impartidos por las poetas y escritoras juchitecas, Irma Pineda y Natalia Toledo, a quienes admira y ha seguido de cerca todo lo que escriben y realizan.
 
Para este joven escritor bilingüe, la poesía es una herramienta importante para que las lenguas originarias sigan vivas, y nunca pierdan esa esencia de magia que las hace únicas de todo el mundo.
 
“Este premio es una inspiración para seguir creando poesía, y hacerlo desde mi lengua madre, aquella con la que nací y que he ido perfeccionando a lo largo de estos años, gracias a todos por su apoyo, me siento muy contento”.
 
El premio Casa, es una iniciativa que surgió en el 2011 con la intención de que las lenguas originarias de Oaxaca se reconozcan en las categorías de poesía, narrativa, canción, textos basados en la tradición oral y el premio Mario Molina de Literatura para Niños.
 
Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress
Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *