El Ché: la imagen más icónica del siglo XX

#Especiales 09 oct (#Istmopress).- El 8 de octubre de 1967, el Che Guevara fue herido en una pierna en el combate de Quebrada del Yuyo, hecho prisionero y trasladado a La Higuera, pequeña localidad boliviana. Pasado el medio día del 9 de octubre y en presencia de jefes militares del gobierno boliviano y agentes de la CIA de Estados Unidos, Ernesto Che Guevara fue ejecutado. Para saber más sobre este personaje, puede visitar el siguiente ESTE SITIO.

El siguiente texto, es un extracto del artículo de “ALBERTO KORDA Y SU GUERRILLERO HEROICO, ERNESTO EL CHE GUEVARA” escrito por el fotógrafo Oscar Colorado, quien analiza el impacto de la imagen del “CHE” en nuestros tiempos.

Alberto Korda tenía 32 años cuando hizo la fotografía más importante de su vida: La tituló “Guerrillero heroico”. Jamás imaginó que se convertiría en la imagen más difundida del siglo XX; un inolvidable símbolo de libertad y revolución.

Aunque (el periódico cubano) Revolución no prestó atención al Guerrillero Heroico, la placa por supuesto le gustó a Korda, quien la exponía, orgulloso, en su estudio.[27]

A veces, le obsequiaba una copia a algún visitante afortunado, como fue el caso del editor italiano Giangiacomo Feltrinelli, quien solía viajar a Cuba desde los primeros años de la revolución.[28] Este editor italiano se había hecho famoso al traducir y publicar la novela Doctor Zhivago.

Feltrinelli publicó un cartel con esta fotografía. Vendió dos millones de estos impresos a los seis meses de la muerte del Che Guevara, ocurrida en el combate de Quebrada del Churo (La Higuera), Bolivia.[29] [30]

La foto apareció por primera vez, sin crédito de autoría, [31]en el número 958 de la revista Paris Match en agosto de 1967 en el artículo titulado “Les Guerrilleros”. No se sabe cómo la obtuvo la revista.

les_guerrilleros_paris_match

“Por aquella época, el artista irlandé Jim Fitzpatrick usó la imagen del Che para un cartel. Fitzpatrick adujo que obtuvo la fotografía del grupo holandés anarquista «Provos», quienes dijeron que obtuvieron la imagen de Sartre.”[32]Esta imagen estilizada que realizó Fitzpatrick apropiándose de la fotografía de Korda fue a su vez tomada por Andy Warhol, famoso también por sus apropiaciones, y creo la serigrafía con múltiples colores típicos del artista estadounidense. [33] [34] En ese momento el Che dejó de ser un figura revolucionaría y “se convirtió en un logo”[35]

Che por Jim Fitzpatrick. Apropiación de

Che por Jim Fitzpatrick. Apropiación de “El Guerrillero Heroico” de Alberto Korda (ca. 1967-68)
Che por Andy Warhol, apropiación de la estilización de Jim Davis de la fotografía

Che por Andy Warhol, apropiación de la estilización de Jim Davis de la fotografía “El Guerrillero Heroico” de Alberto Korda

Un año después la imagen resurgió entonces en unos carteles en el metro de Nueva York pintados por Paul Davis en una publicidad para la revista Evergreen Review. [36]

evergreen_review_paul_davis_che_guevara

Entonces a fotografía le dio la vuelta a un mundo en estado generalizado de revuelta desde París hasta Tlatelolco, el planeta estaba en convulsión: era 1968. Y la imagen del Che, realizada por Korda, se vería plasmada en tatuajes, botellas, camisetas, bordados, serigrafías, esculturas y cualquier cantidad imaginable de técnicas de reproducción gráfica. ElVictoria & Albert Museum declaró que ha sido la fotografía más reproducida de la historia.

El contexto cultural, cronológico y social crean entonces una polisemia, una multitud de significados. La imagen del Che no se percibe igual en 1968 o en 2018, ni en Cuba lo mismo que en París o Nueva York. Y también es cierto que, al formar parte del mainstream, el contenido original se diluya por la ignorancia generalizada de quienes la ven.

“Con tantas interpretaciones de un hombre, existe la posibilidad de que un nombre y un rostro pierdan totalmente su sentido. Selbin advierte acerca de una percepción tan amplia y abstracta de Guevara por esta razón. Si una palabra puede tner tantos sentidos, entonces termina no significando nada. En ese nivel, la figura del Che está justo en la frontera de convertirse en un significante vacío. Puedes convertirse su sentido en lo que lo que se quiera.” [37]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *