Una realidad violencia contra mujeres periodistas

*Paulina Ríos, la periodista que supo imponer estilo en Oaxaca

*Según articulo 19 el 2015 fue el más violento para comunicadoras

paulina

 

#Oaxaca 26 Nov (#istmopress) – Dinámica, profesional y responsable son los adjetivos que mejor califican  a Paulina Ríos Olivera, periodista oaxaqueña  que inició su labor en medios de comunicación hace 24 años y actualmente es directora del portal de noticias “Pagina 3”, ella como muchas comunicadoras ha sufrido violencia verbal, psicológica y también laboral;  recientemente junto con otras  y otros periodistas  a través de redes sociales y de la radio sufrieron una campaña de desprestigio para denostar su trabajo periodístico.

Decepcionada por lo sucedido, Paulina calificó de triste y lamentablemente esta difamación y más aún porque  provino de unos señores que se dicen periodistas y que a través de una publicación en las redes sociales trataron de desprestigiar a un grupo de periodistas que se han caracterizado por ser críticos y decir las cosas sin tapujos, entre quienes está incluida.

Además agregó que a esa acusación sin pruebas ni sustento haya sido utilizada por otro señor que conduce un presunto noticiero  radiofónico para denostar, discriminar y agredir verbalmente a sus compañeras reporteras.

Articulo 19 durante la presentación de su informe (Medios, Impunidad, Estado, Democracia, Opacidad)  M.I.E.D.O.  hace unos meses destacó que hubo un gran  incremento de ataques a mujeres comunicadoras especialmente las del ámbito digital el año pasado en México.

El 2015 se registró en promedio una agresión cada 22 horas y en total se documentaron 397 agresiones, incluyendo siete asesinatos de periodistas lo que representa un crecimiento de 21.8% respecto a 2014, cuando se contabilizaron 326.

En el 2015,  nueve casos de violencia de género ocurrieron en redes sociales. Además, las agresiones que más incidencia presentaron fueron ataques físicos/materiales, con 147; amenazas, con 82; e intimidaciones, con 53. Entre los principales agresores son funcionarios, señalados como responsables en 157 casos.

Las entidades con mayor registro, de 2009 a 2015, son la Ciudad de México, con 76; Veracruz, con 52; y Oaxaca, con 27.

Paulina especifica que  la violencia impera en todos lso sentidos, desde algo que podría parecer “tan banal” como es el hecho de ver cartulinas en marchas y protestas, sobre todo del magisterio, con leyendas como: “Prensa vendida”, y también ha sufrido hasta empellones de los guardias de seguridad de algún funcionario que buscan resguardar a su jefe para evitar una entrevista.

 

La periodista también he enfrentando denuncias penales por alguna nota informativa que incomodó a alguien, así como el bullying de los mismos compañeros reporteros por ser feminista y pedir siempre que haya una perspectiva de género en la información.

Originaria de Oaxaca de Juárez, madre de cinco hijos (tres hijas y dos hijos) explica que el periodismo es su todo, porque la escogió y  no ella a él por lo que  desde entonces la mantiene cautiva.

Recordó que desde pequeña su mayor pasión era escuchar las estaciones de radio, al grado que su madre le compró un equipo pequeño y personal, sin embargo aún no estaba en sus planes estudiar la carrera de periodismo, sino su visión era ser una medico.

Al cuestionarla sobre el tipo de violencia que considera que es la que más sufren las mujeres en los medios de comunicación, explicó que se vive una violencia de desprecio a las capacidades profesionales, haciendo mofa del hecho de ser mujer y que “a manera de broma” nos dicen: “deberían estar en su casa, haciendo sus deberes”.

“Otra de las formas de violencia o menosprecio de tu capacidad profesional por ser mujer es que en no pocos casos te pagan menos que a los hombres, además de que era más difícil que te dieran fuentes políticas; en la actualidad, ya es más frecuente ver a mujeres cubriendo la fuente política”, recalcó.

Paulina le queda la duda del actuar de las autoridades de justicia en la cual ha podido apreciar que no toman con seriedad las denuncias de agresiones en contra de periodistas y, por el contrario, minimizan la gravedad de la situación y lo demuestran con hechos, pues a la fecha de las denuncias interpuestas habría solo dos casos concluidos y sin que sean convincentes.

En el caso de las instancias de Derechos Humanos aseveró  “creo que tienen buenas intenciones, pero con buenas intenciones no se evitan las agresiones”.

 

Expuso que las y los comunicadores en primer lugar deben ser éticos y, por consiguiente, como periodistas se debe respetar los derechos de las demás personas, sin que ello represente callar y no olvidar que la principal función de todo periodista  es servir a la sociedad y  no a intereses serviles que generalmente dañan.

“El periodista no debe ser cómplices de la violencia y dar a conocer diversos casos en los que se ejerce violencia; sin embargo, también hay algunos de ellos que nos ponen en riesgo, por ello creo que dependiendo de la gravedad y para evitar riesgos innecesarios hay que trabajar en equipo, para cuidarnos”, expresó.

El caminar de Paulina como comunicadora en estos 24 años ha sido inmenso, es madre de cinco hijos, divorciada, el periodismo la atrajo gracias a su dinamismo y la relación con otras mujeres y hombres periodistas a quienes siempre está agradecida por el apoyo que le han brindado.

Después de mucho explorar, por las mañanas trabajó mucho tiempo en áreas de comunicación social y en las tardes en sus reportajes principalmente en temas de inclusión social, todo ese  ímpetu y rigor hicieron que fuera acreedora del premio estatal de periodismo por la categoría “Crónica” y al poco tiempo logró el premio internacional de la UNIFEM por sus redacciones que incluían el tema de género y mujeres.

En su crecimiento como periodista se relacionó con periodistas y fotógrafos, siendo uno de ellos, Pedro Matías, con quién hasta la fecha existe una relación de amistad sembrada en el respeto y el apoyo mutuo.

“A Pedro lo secuestran hace unos diez años en Oaxaca, lo cual causó revuelo y preocupación por el gremio periodístico y para Paulina no fue la excepción, su amigo y “hermano” como lo considera tuvo que abandonar el país”

Una vez que se va, Paulina decidió fundar un portal de noticias con perspectiva humanista y de servicio a la comunidad  y después de tanto indagar en como llamarlo  lo bautizó como www.pagina3.mx.

Actualmente le duele profundamente  el estado de violencia en que vive Oaxaca, su tierra natal “Me siento impotente, enojada, y triste, muy triste de que haya tantos casos de violencia y no solo por los más graves que son los asesinatos, sino porque a pesar de los esfuerzos de muchas personas y organizaciones civiles, la violencia social que vivimos es un espejo de la violencia que se enfrenta en el primer círculo de la sociedad: la familia, y muestra de ello son las miles de denuncias por violencia intrafamiliar cuya máxima expresión son los feminicidios”.

Ha sido acreedora de diversos premios y reconocimientos de parte de Organismos sociales y públicos. Fue corresponsal de CIMAC, del grupo radiofónico RASA, del periódico Guelaguetza (Los Angeles California) y free lance  de los noticieros radiofónicos con Jacobo Zabludobsky y Ricardo Rocha.

Amante de la lectura y la buena música además de su terapia de tejido de lana, Paulina insiste en el aprendizaje, es una mujer que le gusta actualizarse en el mundo del periodismo sobre todo el digital, el que actualmente ejerce.

Paulina es muy dinámica, actualmente vive sola, sus fieles compañeros son su equipo de trabajo, no lo deja un solo instante, lugar que acude  carga con su computadora, ipad, celular y equipo de grabación, recalcó que su única pasión es y será ser Periodista.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *