A 46 años de obispado, Lona Reyes mantiene viva la defensa de los pueblos indígenas

#Juchitán 16 agosto (#Istmopress).- El obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes celebró sus 46 años de obispado y resaltó que mientras viva mantendrá la defensa de los pueblos indígenas porque son los pobres los que lo han evangelizado.

En el año de 1952 Don Arturo tomó los hábitos del sacerdocio y el obispado el 15 de agosto de 1972 en la Catedral de Asunción de María de Santo Domingo Tehuantepec y desde entonces su lucha ha sido en la predicación, educación y al empleo con la creación de cooperativas de producción.

Arturo Lona Reyes, se convirtió en obispo emérito en el año 2000, sin embargo sigue siendo el presidente del Centro de Derechos Humanos Tepeyac y desde ese sitio ha brindado asesoría y acompañamiento a los pueblos indígenas, en especial a los que viven en resistencia con la llegada de megaproyectos al Istmo y también a la tala inmoderada que viven los zoques de Chimalapas.

Don Arturo manifestó que “está feliz” por cumplir casi medio siglo de obispado y que mientras viva seguirá su lucha por los pobres e indígenas de la región del Istmo de Tehuantepec, la cual considera su hogar, a pesar de que es originario del estado de Aguascalientes.

Además de la predicación, Don Arturo fundó 15 bachilleratos maristas y también una universidad de la orden los jesuitas hace 13 años con la cual seis generaciones de jóvenes indígenas de la zona norte del Istmo han logrado seguir estudiando.

También creó dos cooperativas de producción, una de café orgánico que exporta al continente Europeo y otra de ajonjolí, la cual se han mejorado la calidad de vida, pues los integrantes son socios y todos reciben utilidades en partes iguales.

“En la cooperativa de socios campesinos está conformada por 3 mil socios, lo que siempre quise y se logró es que tuvieran trabajo, techo y tierra, la gente esta contenta por que todos ganan igual y se trabaja en armonía, me siento muy contento por estos logros”, dijo.

Don Arturo emitió un mensaje para el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat en donde lo invitó a “ponerse las pilas” e impulsar una visión más madura de la política respecto al respeto a la autonomía de los pueblos indígenas.

“Oaxaca es un mercado riquísimo, hay selva y bosque, sin embargo hay una tala incontrolable, es necesario mantener viva la defensa de los pueblos, y que sea bien distribuida para todas y todos, por que la triste realidad es que no hay trabajos dignos y con buenas condiciones laborales”, recalcó.

Por último expresó que seguirá en su lucha hasta que Dios le preste vida y que a pesar de su edad sigue teniendo el ánimo y las ganas de seguir defendiendo a los más pobres, pues de ellos heredó el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *