La energía, pretexto de una actitud obsesiva del poder económico

Por Norberto Altamirano Zárate.

Cuando algo se vuelve enfermizo y no para, puede hasta resultar fatídico. La obsesión, como la ambición son acciones humanas enfermizas, destructivas. Destruye todo cuanto se ha levantado con esmero, amor y esfuerzo de años. Concebido desde el seno familiar y alimentado por la red de amistades interactuantes en nuestro círculo cercano o laboral. Se constituyen en fermentos peligrosos que potencialmente se vuelven autodestructivos para los valores que aún no se consolidan. La apuesta del todo por el todo en el tema energético, es un botón de muestra. La demanda creciente de energía en un mundo degradante pero cada vez más consumista, exhibe la tendencia autodestructiva del planeta. Las nuevas formas de suministrar energía es moda y tendencia mundial. Las tecnologías le etiquetan un ícono de sustentable a estos esfuerzos que, sumados a las ya existentes, debieran de suplir las necesidades básicas de toda la humanidad a costos bajos y particularmente, favorecer el desarrollo de las comunidades más marginadas y olvidadas. Las paradojas de esta realidad son, los costos que se pagan por “gozar de las energías limpias” y la degradación, explotación y pérdida de los recursos naturales, directos o vinculados con el desarrollo y operación de los proyectos del sector.

El diseño y construcción de una tecnología de años atrás en la Unión Europea, fue tendencia científica y tecnológica para la generación de energías intermitentes. Sin embargo, más allá de verse como el alivio, se concibió como la oportunidad de hacer crecer el dinero para algunos. De construir o fortalecer un emporio a partir de las necesidades de las masas. Por ello, de origen; esta concepción se aborta por los capitalistas. Tantas veces se pretenda adecuarlo al beneficio colectivo o de masas, serán las veces que no prospere. Los grandes capitales, los inversionistas y consorcios privados, nacionales o internacionales, a toda costa, crean o modifican leyes para operarlas en cualquier circunstancia y terreno. Le apuestan a las ventas y ganancias exorbitantes. Secan nuestro pozo, por así decir, para vendernos nuestra propia agua. Destinan una vergonzosa contribución económica a lo que conciben como pago de impuestos para el desarrollo de sectores explotados, marginados. Amplios grupos de profesionales son empleados como clavos para sostener el ataúd de sus propias comunidades. Todos al servicio del dinero y no de la conciencia social y mejoramiento del nivel de vida. Esta degradación inmoral, se lleva entre las patas a profesionistas, autoridades, jueces y ministros, el cuerpo legislativo y sus leyes. Al fin de cuentas, campesinos, comunidades en general, indígenas o no, comunales y ejidales;son llevados a presenciar su agonía en nombre de “su desarrollo”. Un acto suicida, masoquismo puro o alienación como placebo.

Este modelo de hacer negocios, llamado ganar, ganar de los grandes consorcios, se replica en un nivel medio en cada nación. Los empresarios de cada país, se alinean a los objetivos de los grandes capos del dinero internacional, creando grandes redes de negocios que vinculan poder económico, político e ideológico. En el caso de México, el Concejo Coordinador Empresarial (CCE), La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), etc. son algunos. En un sistema concebido como una oportunidad que no se repite en la vida, donde vivir condiciona a tener y poseer más y más, el dinero lo es todo. El liberalismo ha sido muy funcional, alimentado de ventajas y desventajas para hacer capital sin moral social. Su conducta es hacer más y ser más, primero antes que otro. No existe responsabilidad hacia la naturaleza, el medio ambiente. Todo es simulación. El nivel de destrucción del planeta avanza, los llamados emergentes de Organismos y defensores a detener el cambio climático los exhibe.

El negocio de las energías limpias, persigue posicionar a la nueva cartera de inversionistas de este sector, como quien nos oferta el mejor producto para olvidarnos de lo viejo, lo usado, lo feo. En contra parte, etiquetan la producción de energía de fuentes fósiles de obsoleto y dañino para el medio ambiente. En el fondo subyace las bolsas millonarias que cambian de manos. Por ello, las energías intermitentes se vuelve moda, más allá de las ventajas que esgrimen. Así que, se planea toda una estrategia de mercadotecnia internacional, a partir de los efectos colaterales y directos que las grandes extracciones y procesamiento de los recursos del planeta han generado, como el calentamiento global y el efecto invernadero. Esta estrategia se concibe para llevarla a los organismos internacionales que controlan y guían las políticas macroeconómicas, políticas, de salud, etc. Tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la OCDE, etc. donde se les bendice como estrategias del futuro incierto que deben seguir todas las naciones del orbe.

Un gobierno disonante con estas líneas, representa el negrito en el arroz. Entonces, se activa la doctrina del shock para ayudar a que adopten lo que a priori rechazan.

El tema energético es un tema estratégico y de seguridad nacional para México. En la última dos décadas, en este sector creció la inversión privada como nunca antes. Se modificaron y ajustaron las leyes con Enrique Peña Nieto en la Reforma Energética, y se intentó apagar la chimenea de la industria nacional, priorizando la inversión extranjera en denuesto del patrimonio general de los mexicanos menos favorecidos. Los costos de la energía se elevaron en cascada. Algunas regiones del país altamente vulnerables en materia de derechos humanos, como las comunidades indígenas y poblados rurales han sido presa fácil de la mezquindad, la ambición, la ignorancia y las complicidades de personas morales o físicas sin escrúpulos. Agazapados bajo premisas y promesas de mejoras, sustentabilidad, desarrollo, cambios y beneficios personales y colectivos. Agrupan intereses en un mismo crisol para corromper y conseguir sus fines. Al cabo que, dirán: “el fin, justifica los medios”. De manera que, donde toque legislar, se legisla, donde se requiera consultar, “se consulta”, y donde se dejen, se camina derechueco y sin contratiempos.

Un gobierno que contradiga, se oponga y ose legislar en contra de todo lo anterior, es retrógrada. Sobre todo, porque les contradice. Alguien que desprecia las leyes o el estado de derecho, creado por ellos. Nadie ose despreciar las inversiones. Por lo que, las calificadoras entran en acción (teoría del shock). Bajan las calificaciones y el derecho a adquirir más deuda. Después, solo se consigue “asustar a los inversionistas”. En el caso del actual gobierno mexicano, el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), mediante de un decreto que le faculta, emite un acuerdo por el que se suspende indefinidamente la entrada en operación de nuevas plantas de energía renovable en todo el territorio nacional y limita la generación de centrales en operación. Lo anterior, ha sido tomado por el CCE como una afrenta, una forma que llamó “erigir barreras a la competencia” para favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Ante disposiciones contrarias al mejoramiento y preservación del medio ambiente, dijeron que el sector privado tomará las medidas conducentes para defender la competencia con piso parejo. Con ello, admitieron en un comunicado de prensa, que la generación de energías renovables, representa inversiones por más de 20 mil millones de dólares en nuestro país. La afrenta, ha desatado en días recientes, una lluvia de opiniones y posicionamientos de Canadá, La Unión Europea (UE), en contra de lo que llamaron una especie de “contrarreforma” en el sector. Las repercusiones en los bolsillos de los inversionistas extranjeros, son de tal proporción, que se ha desatado un ataque mediático contra la titular de la secretaría de energía (SENER) Rocío Nahle y el titular del ejecutivo nacional.

En el Istmo de Tehuantepec, se sabe de la presencia de una gran parte de estas inversiones privadas. La zona, francamente ha sido vejada con la entrada de la inversión que ha buscado derramas económicas superiores a las oficialmente admitidas por la AMDEE, luego de los llamados bonos verdes. Los señalamientos documentados desde las comunidades y mucho de ellos llevado a tribunales nacionales e internacionales, dan cuenta de ello. Un abanico de irregularidades que persigue allanar firmas de contratos para instalar parques eólicos jugosos y no necesariamente parques limpios. Admitir el hecho de que sean energías limpias, no implica que detrás no haya contratos sucios.

En Unión Hidalgo, se encuentra suspendida por covid-19, una consulta indígena señalada de simulación y violatorio de derechos humanos de la comunidad en mención. A pesar de la contingencia, la filial francesa EDF, temerariamente continúa socavando el convenio 169 de la OIT. Denuncias hechas por los comuneros, señalan que personal técnico especializado, han sido vistos realizando estudios y trabajos de mecánica de suelo en el área del actual polígono en consulta denominado “Gunaa sicarú”.

Si bien es cierto que la entrada en vigor del decreto que faculta al CENACE para garantizar el control operativo del Sistema Eléctrico Nacional, pone en jaque a la inversión extranjera y limita las operaciones de las energías renovables; no garantiza que EDF, deje de dar pasos con la complacencia del gobierno estatal y municipal, o que trabajos ya anunciados en la comunidad, sean canceladas. El poder económico ambiciona y enferma algunos sectores de la población.

¿Podrá este decreto en vigor, suspender la consulta de consentimiento de un pueblo, toda vez que deja de haber materia de consulta y, en consecuencia, la instalación de más parques eólicos? Lo dudamos, pero ya veremos.

 

Fuentes: SEGOB. D.O.F. 15/05/2020 Acuerdo por el que se emite la política de confiabilidad, seguridad, continuidad y calidad del Sistema Eléctrico Nacional. https://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5593425&fecha=15/05/2020 La Doctrina del Shock. Naomi Klein. Random House of Canada, 2007. Diario Reforma, 16/05/2020: “Sepulta la 4T la luz barata”, pág. 10. LaJornada impresa, 16/05/2020, Canadá y la UE, exigen reunión con SENER por freno a energías renovables. El Universal, 13 de mayo 2020. Temen pérdidas de más de 2 mil mdd en el istmo por freno de la 4T. http://oaxaca.eluniversal.com.mx/municipios/13-05-2020/temen-perdidas-de-mas-de-2-mil-mdd-en-elistmo-por-freno-de-la-4t-energias FORBES. Sener publica política que golpea a la industria de energías renovables. https://www.forbes.com.mx/economía-sener-freno-renovables-cfe/ El País. México da un vuelco a su modelo eléctrico y patea a las renovables. https://elpais.com/economia/2020-05.16/mexico-da-un-vuelco-a-su-modelo-electrico-y-patea-a-lasrenovables.html CENACE. Comunicado de prensa 01/2020 de fecha 16/05/2020 La Asamblea General de la ONU, adopta la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/2015/09/la-asamblea-general-adopta-la-agenda-2030- para-el-desarrollo-sostenible/

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *