Se cumplen dos años de los sismos  en Oaxaca y la reconstrucción es lenta

*Viviendas apenas llevan un  30 por ciento,  sitios culturales, históricos y de salud superan el 10 por ciento de avance  en reconstrucción informó la Comisión legislativa de la reconstrucción.

 

*Sin folio y defraudados por constructoras, el otro rostro de la reconstrucción en Oaxaca

 

#Juchitán, Oax. 6 Sep (#Istmopress) – Han transcurrido  casi 24 meses desde que un fuerte sismo de 8.2 grados cimbró al  Istmo de Tehuantepec y afectó  un poco más de   63 mil 634  viviendas – 36 mil 826 (daño total)  y  26 mil 808 (daño parcial)-  según un  informe presentado en el 2018  por la  Secretaria de Desarrollo Rural Territorial y Urbano (Sedatu) en ese entonces a cargo de Rosario Robles Berlanga; de ese total de viviendas, apenas el 30 por ciento se ha reconstruido según datos presentados durante el foro “Perspectivas de avance a dos años de los sismos de 2017” a cargo de la comisión legislativa de la reconstrucción por los sismos del 2017 que preside el diputado morenista, Pavel Meléndez Cruz.

 

Los municipios de Juchitán, Ixtaltepec, Unión Hidalgo, Tehuantepec, Ixtepec, Santa María Xadani, San Dionisio del Mar, San Pedro Comitancillo, Matias Romero, Santo Domingo Ingenio, San Blas Atempa, San Francisco Ixhuatán, Reforma de Pineda, San Miguel y Santa María Chimalapa, San Mateo del Mar, San Juan Guichicovi y otros más aún viven con escombros en sus calles y avenidas por la reconstrucción de las viviendas que no se ha detenido desde el mes de noviembre del 2017 cuando comenzaron las entregas de apoyo  a través de tarjetas Bansefi que para daño total fue  un monto de  120 mil pesos y parcial 15 mil pesos.

 

Pero no sólo fue el terremoto  de 8.2 grados que afectó esta tierra oaxaqueña en ese 2017 , dos eventos más de 6.8 y 7.1 en la escala de Richter del 19 y 23 de septiembre  y otro más el de febrero 2018, aumentaron el numero de viviendas dañadas,  tan solo en Juchitán, la autoridad municipal que preside Emilio Montero Pérez,  informó que hay alrededor de 5 mil personas esperan obtener el apoyo para la reconstrucción que corresponderá al segundo censo que aún no empieza y los del primer censo llevan una reconstrucción lenta por la falta de recursos.

 

Según datos obtenidos con el informe de transparencia de la Sedatu proporcionado por la comisión legislativa de reconstrucción, el  presupuesto asignado por el gobierno de Enrique Peña Nieto  fue de 3 mil 799  millones de  pesos y el gobierno de Oaxaca aportó la cantidad de 1 mil millones de pesos que sumaron un total de 4 mil 799 millones de pesos.

 

En entrevista con el diputado local, Pavel Meléndez  explicó que hay una contradicción con los recursos asignados para la reconstrucción porque al parecer se desconoce en qué fueron aplicados a pesar del informe presentado por Sedatu, debido a que en hechos no se ve reflejado, porque al visitar las diversas comunidades detectaron que hubo una serie de irregularidades en la entrega de los recursos a través de las tarjetas de reconstrucción.

 

“No existen los 4 mil 800 millones de pesos en el Istmo, quién sabe en dónde terminaron y en que cuentas terminaron,  porque no llegaron a los damnificados, sin embargo lo único que está claro, es que se debe hacer sinergia ente las instituciones, el Congreso Local, el Gobierno del Estado de Oaxaca y la Federación”, expuso.

 

El diputado local recalcó que a dos años de los sismos de septiembre del 2017, los avances en la reconstrucción prácticamente es “muy menor” y desafortunadamente la Comisión Legislativa que preside al recorrer las zonas afectadas sólo encontró tristeza y desolación en los pueblos y comunidades de Oaxaca, quienes ahora su única esperanza es que la asignación del presupuesto de reconstrucción de más de 4 mil 700  millones de pesos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador verdaderamente les beneficie.

 

“Lo que deseamos es que la gente viva dignamente, porque hemos visto que todavía hay desolación y tristeza, también estamos solicitado alarmas para las comunidades y prevenir futuros episodios naturales, también pedimos a las autoridades que no se olviden de los damnificados, nosotros vamos a pedir al gobierno de Oaxaca una partida especial para seguir ayudando a los pueblos de Oaxaca que lo perdieron todo”.

 

De acuerdo a las estadísticas de la Comisión, fueron 134 hospitales y unidades medicas  dañadas, 3 mil 500 escuelas y 54 templos históricos las que  tuvieron afectación, de las cuales apenas y alcanzan el 20 por ciento de su reconstrucción.

 

 

*Reconstrucción lenta por alza de precios en mano de obra y materiales

 

La vivienda de Emire Orozco López, de 65 años de edad, continúa reconstruyéndose a dos años del sismo, aún no termina, se encuentra en un 50 por ciento,  le hace falta el piso, los detalles, el sanitario y la instalación eléctrica. Con los 120 mil pesos que recibió por daño total como apoyo para la reconstrucción del primer censo  solo le alcanzó para el cimiento y unos cuantos metros de pared debido a que los materiales y la mano de obra aumentaron en un 40 por ciento.

 

Para continuar su reconstrucción, Emire y su esposa, originarios de la octava sección de la  Ciudad de Juchitán- la localidad más afectada por el sismo del 7 de septiembre con 14 mil 927 viviendas colapsadas- tuvieron que solicitar un crédito e hipotecaron las escrituras  de su casa a cambio de 100 mil pesos, con ese dinero terminaron las paredes, no así el techo.

 

La reconstrucción en los pueblos del Istmo se ha tornado lenta, en su mayoría, las viviendas están en obra negra, es decir tienen cimiento, techo y paredes y en algunos casos piso y ventanas, el resto todavía está a la espera del apoyo para la reconstrucción que prometió el presidente Andrés López Obrador que ha empezado a entregarse principalmente en los municipio de Juchitán, Ciudad Ixtepec, El Espinal y Asunción Ixtaltepec.

 

Emire es uno de los 3 mil  beneficiados del Programa  Nacional de Reconstrucción del gobierno de AMLO y según el estudio técnico aplicado por la Comisión Nacional de Vivienda l fue asignada la cantidad de 128 mil pesos  para concluir su casa.

 

“Estoy agradecido porque resulté beneficiario por segunda ocasión, el alza de los materiales  que pasó de mil 900  a 2 mil 400 pesos la tonelada  de cemento y la mano de obra de 350  a 500 pesos impidieron que con el primer apoyo  de 120 mil pesos mi casa concluyera, hemos invertido alrededor de 230 mil pesos y nos falta el piso, el repello, y el sanitario que ahora podrá concluirse con el nuevo apoyo de 128 mil pesos”.

 

Esta familia espera concluir su vivienda para diciembre y después de 2 años regresar a su hogar y disfrutar de una navidad en familia, por que desde el 2017 viven esparcidos con amigos y familiares ante la falta de un techo seguro.

 

*Sin folio y defraudados por constructoras, el otro rostro de la reconstrucción en Oaxaca

 

Sin folio y defraudados por constructoras y por un ciudadano de origen Español; es el otro rostro de la reconstrucción en esta zona oaxaqueña, María de Lourdes López Ruiz, es originaria de la localidad de  Unión Hidalgo donde el 70 por ciento de sus viviendas colapsaron la noche del 7 de septiembre, esta mujer no ha recibido un solo apoyo de las autoridades, su folio salió duplicado y desde entonces vive un calvario.

 

Lo llama calvario porque ha  sido largo el caminar  desde hace casi dos años, su casa se pulverizó con el terremoto y ahora ella y los cinco integrantes de su familia viven en un refugio temporal elaborado con techo de lamina.

 

Las esperanzas de María de Lourdes se acabaron porque con la segunda revisión tampoco fue considerada por los empleados de la Conavi, quienes le manifestaron que al no tener un folio, prácticamente su nombre no aparece en el rubro de beneficiarios.

 

Asimismo viven las 15 familias  de la comunidad zapoteca de Chicapa de Castro,  agencia municipal de Juchitán en donde un extranjero de origen español de nombre Iván Mourris Collado, llegó una semana después del terremoto con la promesa de que les construiría viviendas con valor de 280 mil pesos a cambio de sus tarjetas, las entregaron y nunca las hizo.

 

Emma Saavedra López, una de las defraudadas relató que  Ivan Mourris Collado llegó a la población y por medio de altavoces anunció que venia a apoyar a construir las casas de las personas que perdieron sus hogares con el nombre de la Fundación Iberoamericana de Auxilio Social, pero nunca cumplió.

 

“Es una de las exigencias que hacemos al gobierno federal y de Oaxaca, que este fraude también los culpamos porque no hubo supervisión de las personas que ingresaron a las comunidades afectadas, a nosotros nos engañaron y a dos años del sismo no tenemos casa, la denuncia penal está pero no avanza, no hay respuesta”.

 

Emma vivía en una casa de adobe y tejavana, se dañó en su totalidad pero por consejos del español la tiró, desde el mes de enero del 2018 vive en una casa que mensualmente paga una renta, su terreno está limpio y vacío pero no hay un solo ladrillo para reconstruirla.

 

Según datos de la Red de Vecinos afectados  por los Sismos en el Istmo de Tehuantepec que representa Clara Fuentes, unas 5 mil personas tienen dificultades para cobrar su apoyo de reconstrucción, algunos por que no fueron foliadas y otros porque cobraron apoyo parcial pero su vivienda colapsó.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *