A casi un año del terremoto, damnificados viven sin casa por fraude de constructoras

#Juchitán 31 Agosto (#Istmopress).- Está por cumplirse un año del 7 de septiembre en donde un terremoto de 8.2 grados pulverizó cerca de 14 mil viviendas sólo en el municipio de Juchitán, Francisca Solórzano Toledo de 80 años de edad y Rosalba Pérez López de 70 años de edad junto con más de 200 damnificados, no tienen casa ni dinero, porque las constructoras las defraudaron y no les reconstruyeron sus viviendas.

En Juchitán y la región del Istmo, los damnificados que han sido defraudados están desesperados porque entregaron a las constructoras sus tarjetas de apoyo que entregó Bansefi con valor de 120 mil pesos, 30 mil en efectivo y 90 mil para la compra de materiales y los defraudaron.

Las empresas que han defraudo y han incumplido con los contratos son: Fevara Construcciones “Mi hogar tradicional” propiedad del constructor juchiteco “Felipe Valdivieso Rasgado”, “Construcciones Hiram Habif” propiedad del arquitecto Federico Iván Cabrera Verde, La empresa Constructores Fundación de Asistencia, Corgua S. A. de C.V y Dignificación Humana (FADH), S. de R.L. de C.V, Solana Ingenieros S. A. de C.V.

Neiva Santiago Solórzano es hija de Francisca Solórzano Toledo, defraudada por la empresa Fevara “Mi hogar tradicional” relató que en el mes de diciembre su mamá firmó el contrato con la promesa de que en 90 días su vivienda terminaría, sin embargo han pasado casi 6 meses y la obra quedó en un 40 por ciento.

“Solo hicieron dos cajones que son los cuartos, pero no tiene piso y tampoco techo, ni puertas y ventanas, el ingeniero Felipe y su hijo también llamado Felipe nos prometieron una casa tradicional con techo de tejas, y por eso nos gusto porque así era la casa de mi mamá que se desplomó con el terremoto, pero que lamentablemente no nos cumplieron”, dijo.

Agregó que la empresa Favara “Mi hogar tradicional” defraudó a aproximadamente 40 personas, originarias de Juchitán, Ixtepec, Tapanatepec, El Espinal y Unión Hidalgo, por lo que han acudido a diversas instancias para denunciar y hacer cumplir el contrato firmado desde el mes de diciembre.

“Hemos ido a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), con el juez municipal, a las instancias de justicia de la fiscalía regional del Istmo, y nos dicen que se trata de una denuncia vía civil, estamos desesperados porque el ingeniero Felipe nos dice que tiene “la vara alta con el PRI” y que hagámosle como quisiéramos , que a él se le acabó el dinero y no tiene”, indicó.

En la misma situación se encuentran, Rosalba Pérez López y Petrona Pérez Guerra de 78 y 50 años de edad respectivamente, ambas le entregaron sus tarjetas de apoyo al arquitecto Federico Iván Cabrera Verde dueño de la empresa constructora “Construcciones Hiram Habif” originario de Tuxtepec Oaxaca , quién solo construyó el 40 por ciento de la vivienda.

Ambas junto con otros 38 damnificados les entregaron sus tarjetas Fonden con valor de 120 mil pesos al arquitecto Cabrera Verde en el mes de diciembre del año y ahora ha desaparecido, inclusive cerró la oficina ubicada en el centro de la ciudad de Juchitán.

“Nos la pintó muy bonito el arquitecto, llegó caminando pidiendo la oportunidad para reconstruir nuestra casa, le creímos porque nos presentó un plano y las especificaciones que tendría la casa, pero desde tres meses se fue y me dejó una obra en un 40 por ciento”, agregó Petrona Pérez.

La afectada señaló que confió en el arquitecto porque con 130 mil pesos le construiría su casa con todos los servicios, mientras que si contrataba a un maestro albañil el costo sería el doble, debido al aumento de más del 100 por ciento de la mano de obra, que pasó hacer de 350 a 500 pesos diarios para el pago del maestro albañil y de 150 a 300 pesos para sus ayudantes, y el material de construcción también se elevó considerablemente, en especial el cemento y la varilla.

El avance en la obra es de una construcción de dos cuartos sin repellos y sin piso, tampoco cuenta con instalación eléctrica y mucho menos puertas y ventanas, cuando el modelo original era de dos plantas con todos los servicios básicos.

A don Andrés Mendoza Valdivieso también le ocurrió lo mismo, además de entregarle sus dos tarjetas de apoyo con valor de 120 mil pesos, le entregó dinero en efectivo para que le reconstruyera su vivienda que costaba casi 1 millón de pesos.

“Confié en esa persona y me engañó, perdí casi 800 mil pesos, se fue y dejó mi casa en un 40 por ciento, solo hizo a medias la primera planta, pero el resto quedó abandonado, me siento muy triste y me duele esa situación, que personas lucren con nuestro dolor, porque no fue cualquier cosa perder una casa, era mi patrimonio familiar”, señaló.

Los damnificados preocupados por el abandono de sus viviendas, acudieron a las instancias de justicia, al ministerio público de Juchitán sin embargo las autoridades les informaron que nada se podría hacer, por que se trata de un “incumplimiento de contrato” y no de un fraude y que sería ante los jueces civiles en materia mercantil.

“Definitivamente estamos en el abandono, estamos a pocos días de cumplir 1 año del terremoto, y sin casa, nosotros no pudimos reconstruir porque una persona se llevó nuestro dinero, y eso no lo llaman fraude las autoridades, sino incumplimiento de contrato, eso es absurdo”, recalcó Petrona Pérez.

En el Juzgado Municipal adscrito al Ayuntamiento de Juchitán, se han presentado alrededor de 30 personas para denunciar el incumplimiento de las constructoras foráneas.

Su titular Manuel Vásquez Nicolás ofrece el acompañamiento y ventila los casos de personas damnificadas que se ven afectadas por omisiones en que han incurrido la empresa “Construcciones Hiram Abif” con sede en la ciudad de Tuxtepec, Oaxaca.

Las denuncias de los damnificados contra esta empresa van desde el incumplimiento de contratos en la reconstrucción de sus viviendas, situación de construcciones parciales, sin terminarse de construir, la entrega de dinero en efectivo, así como de tarjetas del Fonden, sin que esta citada empresa haya dado indicios para empezar a construir sus viviendas a casi un año de ocurrido la tragedia.

Manuel Vázquez Nicolás informó que se han recurrido a las instancias jurisdiccionales como el Ministerio Público, así como instancias del gobierno del estado para encontrar una solución que permita contar con el patrimonio de sus viviendas.

La red de mujeres en resistencia que encabeza Magali Sánchez Santiago informó que han recibido denuncias y quejas de personas que han sido defraudadas por las empresas constructoras y lo que han hecho es un acompañamiento ante las instancias correspondientes como Profeco y Sedatu.

En la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, sólo tiene en sus archivos las 17 demandas interpuestas por los ciudadanos de Chicapa de Castro, contra el español Ivan Mourriz Collado, quien a nombre de la supuesta Fundación Iberoamericana de Auxilio Social y prometió construir casas por 280 mil pesos a cambio de dinero, tarjetas y materiales, logrando un fraude que asciende a un millón 800 mil pesos.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *