Profesor de  la sección 22  de la CNTE exige disculpa publica y pago de salarios caídos  por  haber estado preso más de cinco años.

#Juchitán 28 Dic (#Istmopress) – A un año de qué obtuviera su absoluta libertad tras casi seis años de estar preso  en un penal de alta seguridad acusado  por delincuencia organizada y secuestro,  Lucio Atilano Grijalva Villalobos, profesor de la sección 22 de la CNTE denunció que las autoridades tanto federales como de Oaxaca han incumplido en el pago de sus salarios caídos y  también de una disculpa publica, pues fue victima de una fabricación de delitos en su contra por oponerse a la reforma educativa promovida por el ex mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto.

 

 

El profesor de la sección 22 de la CNTE fue detenido un 17 de mayo del 2013 en la capital oaxaqueña junto con otro profesores y una ex candidata a la presidencia municipal de Jalapa del Marqués  , todos ellos fueron sacados de Oaxaca y  llevados al penal de alta seguridad en Jalisco, donde después de varias investigaciones se comprobó que nunca participaron en ningún delito sino todo fue una fabricación del estado mexicano.

 

En reunión de medios, Lauro Atilano Grijalva resaltó que a un año de que obtuviera su libertad, el estado le adeuda cerca de 800 mil pesos en salarios caídos del 2013 al 2018 y que hasta la fecha no ha podido recibir, además de una disculpa pública por el daño moral que vivió en prisión.

 

 

“El gobierno corrupto y represor promovió una escalda de violencia contra las organizaciones y lideres; y nosotros fuimos blanco de ello, por nuestra oposición a esas políticas  que tanto daño causaron a nuestro país, a mí y a otros compañeros nos fabricaron los expedientes para fincarnos responsabilidad que no cometimos, la presión física y sicológica a las que fuimos sometidos fue muy dura y prolongada y nos han dejado secuelas que no se logran superar”, expresó.

 

 

Recalcó que “nada compone las cosas” pero al menos recibir una disculpa publica obliga al estado a investigar y no acusar como lo hicieron los anteriores gobierno, donde imperó la impunidad y la corrupción.

 

Desde el mes de mayo a la fecha, el profesor fue reincorporado a su área de trabajo como director de la escuela primaria “Donaji” en el municipio de Santo Domingo Tehuantepec y desde ese espacio pide “justicia y se haga valer los derechos humanos”  solo eso.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *