Acontecimiento histórico en la vida política-electoral de San Pedro Comitancillo, Oaxaca

#SanPedroComitancillo 10 Jun (#Istmopress) – El 6 de junio del 2021, irrumpe por primera vez, en la historia política de San Pedro Comitancillo, Oaxaca, un evento político importante en la coyuntura electoral de los comitancillences. Es un caso inédito que aparezcan siete partidos políticos en la contienda electoral y, entre ellos, también, por primera ocasión, la propuesta de una candidatura independiente que, a pesar de no tener las mismas condiciones institucionales de los partidos convencionales, emerge un proyecto político novedoso para la vida pública de la población. El candidato independiente lo representa el General Ulises Sánchez Antonio, un militar retirado del ejército mexicano, ingeniero en transmisiones, con una maestría en educación y una amplia trayectoria profesional, con numerosos cursos en Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Sudáfrica, etc., que, a poco tiempo de haber sido jubilado, regresó a su humilde pueblo, en San Pedro Comitancillo, para trabajar el campo y sembrar ajonjolí, maíz, frijol, calabaza, etc.

 

En este proceso de revivir sus raíces con la tierra y el campo, nace el proyecto político y la obligación ética de servir a su pueblo con el mismo amor y pasión con la que sirvió por mas de 40 años a su país. Aparece en ese momento, la utopía de construir un proyecto para Comitancillo; y para poder servir a su pueblo, el General Ulises Sánchez Antonio, asume la política como el arte de dar, es decir, el don de dar un servicio gratuito al pueblo durante los tres años de su gobierno. De esta forma, el candidato independiente, cumple con su obligación ética de ofrecer su experiencia y trabajo a su pueblo. En este marco, el General Ulises construye parte de su programa de trabajo municipal recuperando varios aspectos esenciales que tomó en cuenta al recorrer las casas y las familias de esta población. En este recorrido, observó condiciones de abandono y de pobreza de varias familias en donde incluso todos los miembros de esa familia están discapacitados. Ver eso, significó para él, una lección de vida, un aprendizaje que hizo incluir en su programa de trabajo, atender a esos sectores más vulnerables. Aunado a los problemas de inseguridad, falta de alumbrado público, problemas en el drenaje, entre otras cosas, forman parte ya de su proyecto municipal. Este proyecto fue expuesto en el cierre de campaña del candidato independiente, celebrado el 31 de mayo a las 5pm en el domo del palacio municipal. 

 

Bajo este programa de trabajo, el General Ulises, el día 6 de julio del año en curso, ingresó en la contienda electoral con seis partidos políticos. En este proceso electoral, siendo aproximadamente a las 10:30 pm de la noche del domingo, se empiezan a dar los resultados del conteo de votos, favoreciendo un triunfo mayoritario al General Ulises, con un total de aproximadamente de casi 400 votos de ventaja con respecto al segundo partido que lo seguía. Bajo todas las condiciones institucionales en contra, y con un apoyo de 6300 pesos por parte del INE, sin coordinador de campaña, ni asesores, ni estructura política, el General Ulises empezó su campaña política recorriendo los hogares y escuchando las necesidades de las personas.  Se dice que, al llegar a las casas, él no fue a pedir votos o rogarles que votaran por el. Respetando la tradición, el General tuvo que ir de casa en casa, y en ese proceso, él les decía a las familias que no venia a pedirles su voto, simplemente venía a informales que, por una obligación ética, el sentía que después de haber servido a su país por mas de 40 años, y ahora jubilado, con una pensión muy buena, el siente el deber moral de ofrecer su experiencia, disciplina, honestidad y trabajo al pueblo en donde el nació. 

En todas las casas, explicó los puntos esenciales de su proyecto de trabajo y cómo va trabajar en coordinación con la guardia nacional para velar por la seguridad de la población. Al final, él concluía su explicación, diciéndoles a las personas que no vendieran su voto, que analizarán bien quienes de los siete partidos les convencía y sobre eso que ellos decidieran libremente. A la gente les decía que ellos eligieran al mejor, el no vino a pedir su voto, solo llegó a explicar su proyecto, el no va cobrar, está jubilado, con una buena pensión bien merecida, ahora trabajando las tierras de su papá. Su salario como presidente municipal será donado al pueblo para comprar las cosas mas necesarias y urgentes que necesite la gente. El General Ulises, es ampliamente conocido en su barrio, por ser un hombre integro, inteligente y noble que ha ayudado a muchas personas, demostrando en todo momento, que con disciplina y trabajo las cosas se pueden lograr. Esta voz recorrió como eco la conciencia colectiva de los comitecos, que se vio reflejado el día 6 de junio en el proceso electoral, con un triunfo contundente y merecido a favor de Ulises.  

 

San Pedro Comitancillo, en este proceso electoral, dio una lección política a los partidos, haciendo ver que no todo se gana comprando votos para después empeñar los recursos económicos del pueblo en manos de personas que invierten en las elecciones para llevarse el dinero, los contratos y los recursos del pueblo. El que compra votos para ganar, llega al poder para pagar. Hoy el pueblo ha dicho ya basta, ya basta de que los partidos políticos estén secuestrados por grupos de poder que se han enriquecido de la política. Hoy, con el triunfo del General, ganó la honestidad y la dignidad de la gente que razona, no el dinero; con este acontecimiento, él demuestra que la política no es un medio para robar, sino que el principio básico de la política es dar, donar, regalar lo que tienes sin pedir nada al pueblo; por eso el General donará tres años de su tiempo de vida, para demostrar que las cosas se pueden hacer de otra forma. Ulises Sánchez Antonio, hijo de padres campesinos, como lo ha dicho la gente que lo conoce, es un hombre leal, de carácter, hijo de otro gran hombre ejemplar, que ya no está en esta tierra, el señor Juvencio Sánchez Altamirano y una gran mujer, su madre, que le dio la vida, la señora Isabel Antonio Jiménez. De esta forma, se combinan todos los elementos esenciales para forjar a un hombre integro y noble que conoce la pobreza y que ahora está dispuesto a servir a su querido pueblo, San Pedro Comitancillo, sin distinción de partidos, ni clases, ni género, ni resentimientos por votar en contra de el, porque el fin último y supremo de la política es conservar y cuidar la vida de todos.  

 

Juan Carlos Sánchez-Antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *