Víctor Fuentes / La casa Amable

Tengo frente a mí, una piezapintada por el señor Amando López Gómez, la fecha se oculta con un marco que se le puso, sin debido cuidado. Puede leerse parte de los números, que lo hace difuso, el de la unidad parece uno o un cuatro, la obra data del año 1971, oen su caso 1974.

De cualquier manera, el estilo naif, es propio del pintor, que se inspiró para sus piezas en los alrededores de su barrio, que era justo el centro de la población, de esta manera pintó las avenidas y calles, cuadras que rodean el parque, pintó el mercado y algunos retratos para agraciar a sus familiares y amigos.

En el 2016, la GaleríaGubidxa pudo ofrecer una colección particular de esteartistaque falleció en el año 2000. Con aprobación y apoyo desinteresado de la familia. Se logró exponer lo más representativo desu obra, y que se conserva en relativo buen estado.

En la muestra, se apreció la fuerza que imprimía en los elementos de identidad dela cultura zapoteca, sobre todo, la local. En las obras aparecen niños montados o conduciendo una carreta tirada por un par de chivos, estas carretas servían como medio de trasporte en esa década.

Justo en este cuadro, los niños aparecen guiando estos animales, mientras escasas personas transitan por la calle y avenida donde ubica la pieza referida. En el primer cuadro, actualmente sabemos que es la esquina sur del parque municipal.

La casa que inicia la cuadra pintada, justo es la calle Guadalupe Victoria y parte de la avenida Miguel Hidalgo. En ese ángulo, el señor Amando representó, la casa de la señora Zobeida Marín, que fuera una tienda de telas.

La Señora Zobeida, solía tomar el fresco por las tardes en una butaca, aveces tenía un libro negroentre las manos, otras solo un abanico, lo agitaba mientras esperaba los clientes que se interesaban por un metro de tela, pocas veces vi a la señora sin arreglarse, era un excelente ejemplo de buen vestir, coordinaba las telas, para armonizar con su tono de piel levemente morena u oscura, su pelo lo tenía siempre trenzado, que era un rizadoespectacular que también vi pocas veces suelto.

La Señora Zobeida, heredó este negocio de su señora madre conocida como Na Amable, entonces era una combinación de tienda entre abarrotes ytela, que finalmente ella, decidiópor lo último, quele iba ala perfección, sus enaguas y huipiles se confeccionaban de las mismas telas, al mismo tiempoque anunciaba el uso denuevas mercancías quele llegaba de fuera. Aún más cuando se acercaba las fiestas delpueblo.

De esta manera transcurrió hasta su muerte, cuando ello sucedió, la casa se le reparó eltecho y se puso a disposición de alguna persona que la rentara. En poco tiempo su hija y su familia decidieron montar una tienda de abarrotes que le denominaron: El Nuevo Mundo, este negocio familiar duró muy poco, y se volvió a poner la casa a disposición de arrendatarios. Sirvió paravarios negocios, por último, se rentó para una bisutería, y con ese negocio fue que le vino el sismo del 7 de septiembre del año 2017.

Entonces nada queda de lo que pintó el señor Amando, nada permanece, todo se ha transformado, la casa quele seguía rumbo al sur era parte de las propiedades delafamilia.Fue el CineMarín, luego la casa del finado dentista Ta Pedro Marín, que yanose conserva como tal, con el sismo se encuentra dañada, aunque sigue en pie, con probabilidad de una remodelación, luego las otras casas, que también han sido transformadas al paso delos años y toda esa cuadra pintada ha desaparecido.

En cambio, la familia convino con la tienda Oxxo, y es ésta la que acaba de abrir su puerta, en esta esquina, la misma quenos legó el señor Amando, para mantener vivo el recuerdo de loque un día fuimos, deloque algún día debimos proteger y salvaguardar. Qué lejos sepone medio siglo ante nuestros ojos, ahoraque los de fuera han aprovechado nuestra desgracia, para seguir encumbrándoseen medio de tanta miseria. Casi sin conmiseración, como en todobuen negocio.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *