Víctor Fuentes / Centro de acopio comunitario Gaia. Cumple 10 años de acopiar botellas PET

Era el día primero de diciembre del año 2007, toda la mañana nos llevó cercar un lote baldío propiedad dela Sra. Eloísa Fuentes Morales, que con enorme entusiasmo le comentamos, le suplicamos y, al fin, nos prestó el terreno para crear el Centro de acopio comunitario “Gaia”.

Así lo rotulamos, el joven que ese día trajo un trozo de palmera semi seco, lepuso precio (me debes 100 pesosnà) nosotros lepedimosque lopintara de blando, luego le pusimos el rotulo y lo sembramos en las inmediaciones deloque sería nuestro centro de acopio comunitario.

Dos años después de estar yendo a la ribera del ríoEspírituSanto, y haber organizado tres Calendas Ambientales. Que consistía en una colecta muy festiva, delante de nosotros iba una banda de música autóctona, que venía de Juchitán, luego nosotros pepenábamos las botellas, y las depositábamos en una camioneta o volteo, así continuábamos con el  recorrido por las principales calles de la comunidad. Con estas calendas pudimos organizarnos para invitar a los vecinos y al pueblo en general a colaborar, también sumarse a la colecta de las botellas PET.

Han pasado este 1 de diciembre 10 años de labor que en paralelo hemos realizado los dela Galería Gubidxa. Más que transformaciones hemos visto con una satisfacción enorme que los ciudadanos Unión Hidalgo, han hecho suyo el espacio, el terreno, pues por si solos llevan y depositan sus desechos en él.

Con el centro de acopio “comunitario”, término que merecía incorporarse por los varios años de labor, seagregó no porvanagloria, sino para decirle a laspersonas que de este centro de acopio no salengananciaseconómicas, sino se trabaja, justo sin fines de lucro, este rotulo permanece hastahoy en una de lasparedes del lugar. Rotulado porla artista estadounidense Emily C-D, por el año 2015.

Este espacio físico, nos ha permitido concretar las ideas, seguir aprendiendo todos los días, liberar nuestras experiencias con el arte, impulsar el trabajo artístico donde los niños,jóvenes y personas interesadas, han jugado un papel importante, con el acopio de las botellas PET, quizás nohemos resuelto el problema principal, que es el manejo apropiado de la basura, que las autoridades deben resolver, pero sí hemos acompañado a mucha gente a hacerse responsable de sus desechos.

Con nuestra idea se creó el proyecto “Nudos de arte porel río”, evento que reunió a artistas dela localidad ylaregión en un dialogo abierto con productores responsables, que no generan basura y ofrezcan productos llevaderos con la naturaleza. El evento se realizó durante los años: 2013, 2014, y2015. Ofreciendo tres días de convivencia con el arte y sus posibles aplicaciones en diseño, creación yexposición de los mismos al público interesado.

Ahí mismosurgió la idea de un MAC, (Mercado Alternativo para la Comunidad) idea que se concretó al plantearlo junto con las presentacionesdel libro: “Guiigu’ ze iza/Rìopor mil años”, cuento -proyecto quese publicó de manera independiente en el año 2015.

De este centro de acopio se ofrecieron talleres de arte y reciclado a niños y jóvenes, todos los sábados durante el año 2015, 2016 y hasta junio de ese año. Donde no solo aprenden a reciclar sino a crear arte a partir de lasbotellas PET, y tomar conciencia con el manejo apropiado de sus desechos, lo más importante, despertar su curiosidad por un consumo cada vez más ético.

Se han proyectado documentales y cortometrajes dirigidos a despertar siempre la concienciaecológica delosasistentes.

Con el centro de acopio se han realizado“Marchas dela culebra”, donde un artistaparticipa con el grupo de niños o jóvenes, hace nudos y ata las botellas que ellos pepenan, conforme avanza la marcha las botellas atadas a la batea de la camioneta libera un ruido ensordecedor que todo el poblado inevitablemente sale a mirar, qué ocurre durante el recorrido. Este ejercicio artístico lo realizamos en el año 2010.

Como se podrá apreciar, másque remuneración, el centro de acopio nos ha brindado satisfaccionespersonales,suma de intereses con amigos, artistas y personas interesadas en las actividades que le dan vida a este proyecto.

De esta manera casi sigilosa, el centro de acopio se ha integrado a la vida comunitaria, seguirá instalándose con renovadas fuerzas, queda mucho por hacer, ser acicate de otros grupos depersonas, como apreciar que la dirección de ecología, de tres ayuntamientos retomaron la idea de acopiar las botellas, uno de ellos colocó contenedores de obra, en los espacios donde las bancas  han desaparecido, ahí los habitantes de Unión depositan las botellas PET, y luego ellos se encargan de venderlos a los camiones que vienen de fuera.

Lo mismo ocurrió con una de las profesoras en la Escuela Secundaria Técnica 33, invitando a cada alumno llevar de uno a tres costales de botellas PET, en un lugar destinado para el acopio, en su momento esto tuvo mucho éxito entre la comunidad escolar.

A lo largo de estos 10 años, celebramos nuestra fuerza renovada, y seguir participando en la colecta de estos envases .Que hasta hoy, todos sabemos delos gravesdaños quele ocasiona al medio y pocas veces nos conmovemos en participar.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *