Pabellón temático: Lo que el viento a Juárez/ Víctor Fuentes

Un ramo de flores se le colocó a Juárez, un busto dorado empotrado a una segunda planta el 21 de marzo del año 2017, por parte del nuevo Agente Municipal de Chicapa de Castro, después un desfile cívico, así terminó de festejar la Escuela Primaria Emiliano Zapata, de la misma comunidad los 2011 años del natalicio del Benemérito de américa, en dos tardes se montó un Pabellón Temático intitulado “Lo que el viento le hizo a Juárez”.

En el amplio terreno  descampado dela escuela se instaló un mapa del estado de Oaxaca, flanqueada por cuatro banderines. Listo a la espera delos visitantes. Para eso, cada docente preparó  un tema específico del gran tema general  que consistía en mostrar de cerca la sierra norte y Juárez: Su gente, su cocina tradicional, suvestido,su geografía, su música y su baile,  pero sobre todo su lengua,  el zapoteco dela sierra norte.

Por estas dos largas tardes, se reunieron padres, niños y docentes para dar a conocer lo que pudieron  investigar, preparar,  crear y mostrar a todos, en cada tema desprendidos del Pabellón Temático, cada aula didáctica, se convirtióen escenario para mostrar artesanías, vestido, lengua, música ybaile, sobresalió la participación de los niños ysu organización para formar un mapa interactivo  conpiedras encaladas y pequeños montículos de tierra para simular lasmontañas de la sierra.

Cada región fue ubicado por los visitantes, un grupo de niños les orientaba como está dividido el estadode Oaxaca por ocho regiones geográficas, al mismotiempo,invitaban a recorrer elPabellón entero, para recibirlos con láminas descriptivas e imágenes, y portafolios, para explicarles su riqueza natural, sus ríos y montañas, sus actividades recreativas, su modo de hacer turismo alternativo en Ixtlán de Juárez.

El entusiasmo de cada niño se respiró cuando ellos ponen un video para terminar de ilustrar estas maravillas de la sierranorte.

Por su parte, los niños de quinto grado, se aprendieron un grupodepalabras y las mencionaronen zapoteco de la sierra y su respectiva traducción, hablaron también del valor cultural  de lalengua,  y no faltó un padre,que se preguntara  y ¿Porque losniños yanoles enseñamos nuestra lengua? Refiriéndose a nuestro zapoteco del istmo.

Considero que esta preocupación generada a partir del Pabellón Temático, es, entre otras cosas, el pago del enorme esfuerzo que todoslos docentes adscritos en esta escuela infundieron para que el Pabellón Temático pudiera realizarse, y no ser solo una idea escrita sobre papel.

Lograr ser  una fiesta que aglutina, que sin mayores pretensiones. Aspiró a darle voz a cada uno de los niños, la comunidad y promover que la escuela se desprenda dela rutina y la arraigada cultura escolar, lograr un festejoque haga participe a los padres, que éstos reciban con asombro la participación directa de sus hijos, para transformar las costumbres tan consolidadas en la escuela.

De esta manera, resulta un gusto enorme apreciar que los niños son quienes organizan, distribuyentareas,   generan nuevas ideas ypor parte de los profesores saber que pueden poner en juego su enormepotencial creativo.

Esla primera vez, que la Escuela Emiliano Zapata, ha organizado este tipo de evento, y ver que las madres se procuran organizar la cocina, ver que la llama ardía para voltearlas tortillassobre el comal, ponerle salsa con chile seco, sonreír  al primer bocado junto a sus hijos, es en definitiva migas de aliento, para una escuela nueva. Mientras los otros niños, sin indicación de nadie, presurosos van formando una larga cola, que parece ya no tener fin,directo hacia la mesa de tortillas calientes.

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *