Brisa

Un aire suave perfuma mi destino

Colorea mis sueños y los coloca

Entre su cabellera de tono semilunar.

La tinta y el papel del universo

Nos involucra en la misma historia:

Dos lunáticos dueños del Olimpo

Donde abundan los jardines melódicos

Y los cantos frescos.

En sus ojitos de cereal imagino

Mi futuro; y en sus experimentos

Deambulo hasta perder la realidad.

Frutos del pasado se han secado

Y mis robles aún tienen raíces

Se siguen nutriendo de la vida.

Mi mundo ha cambiado ahora

Las horas del tiempo se congelan

Y el clima no sesga nuestros días.

Prismas delicados multiplican nuestra

Figura, nos arrullan y nos  sueltan

en una dimensión, donde sólo habitan

dos figuras.

Todos vivimos de oportunidades

Y morimos de no tomarlas.

Ante la desaparición de mi existencia

Sólo quiero formar parte de su naturaleza

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *