Lamentablemente en México nacer mujer es un error”: María Elena Ríos Ortiz

**Se cumple un año de la agresión a joven saxofonista y quinta orden de aprehensión no se ha ejecutado

**“El pueblo es sabio y ya se cansó, por eso mi total apoyo a las mujeres que luchan por lograr llegar a la justicia.

#Juchitán 8 Sep (#Istmopress) – “Las cicatrices de mi cuerpo no  fueron por gusto, son quemaduras que me hicieron para quitarme la vida” afirma María Elena Ríos Ortiz, al contar que junto con su familia han vivido 365  días muy complejos de su existencia por la agresión con ácido sulfúrico que sufrió el 9 de septiembre del 2019 y que afortunadamente “está viva para contarlo”, ahora solo espera  se ejecute la  quinta orden de aprehensión contra el último implicado, entre ellos un ex diputado que está vinculado a proceso junto con otras tres personas, pero hace falta una más.

 

La joven saxofonista originaria de la Mixteca Oaxaqueña recalcó que: “Ninguna mujer está preparada para sobrellevar una situación de violencia” y añadió que: “Lamentablemente en México, nacer mujer es un error”, al referirse que el acceso a la justicia debería ser un derecho y no convertirse en una exigencia de las víctimas, tal y como ocurre con las mujeres y familiares que actualmente se manifiestan en  instalaciones de la Ciudad de Mexico

 

“Apoyo firmemente a las mujeres que hoy piden justicia por sus hijas, hermanas y madres, ya que la mayoría de las instituciones que se encargan de ejecutar las leyes carecen de ética y profesionalismo, pero como dice el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, el pueblo es sabio, sí, es sabio y ya se cansó, por eso mi total respaldo a ellas, porque en México ser mujer pareciera ser un error”.

 

 

Hoy pide que su caso no quede en la “impunidad” y que se haga efectiva lo antes posible la ejecución de la quinta orden de aprehensión contra el último implicado, porque  ese fue el compromiso que hizo la fiscalía general del estado de oaxaca, quien declararó públicamente que no habría dilatación del proceso y ahora pareciera que se refugian “en las enaguas” del coronavirus.

 

Es consciente que la violencia sigue siendo una constante en la vida de las mujeres y espera que pronto la justicia llegue “completa”, porque los procesos que vive tanto emocionales, de salud y penales, son dolorosos largos y cansados.

 

En su recuperación ha mirado las causas y las luchas de las mujeres de todo el país y se identifica con ellas, y hace un llamado a la justicia colectiva porque ninguna mujer merece morir y tampoco vivir con violencia.

 

Lamentó que a través de las acciones mediáticas sea la única forma para que se pueda aspirar a la justicia de niños y mujeres víctimas de violencia, cosa que no debiera ser, pues las instituciones están para brindar protección y no impunidad.

 

De sus planes a futuro mejor no habla, para ella “lo primero es lo primero” y se refiere a que la fiscalía general del estado de oaxaca deje de esconderse “en las enaguas de la pandemia” para justificar la dilatada  ejecución de la última orden de aprehensión contra el último implicado.

 

“Mis agresores tienen una responsabilidad y es necesario que la asuman.

Han pasado cinco meses desde que se ejecutó la cuarta orden de aprehensión con la presentación voluntaria de uno de los agresores, y después no se habló del tema”.

 

María Elena trata de tener una vida en paz, su refugio es tocar el saxofón y es empática en la lucha de mujeres víctimas de violencia, está agradecida con toda la sociedad mexicana que no la olvida y que siempre se acuerdan de ella para que no quede en “un número o una cifra más” de las agresiones contra mujeres que se generan todos los días en este país y del cual abunda la impunidad.

 

En diciembre del año pasado, fueron detenidos los dos primeros autores materiales de la agresión a María Elena, mismos que se encuentran en prisión preventiva.

 

Mientras que el  pasado  2 de abril,  las autoridades de justicia informaron del tercer implicado en el caso, finalmente el 6 de abril fue presentado por  su propia voluntad  el cuarto agresor  pero existe una quinta persona  que – aun se encuentra  prófugo de la justicia.

 

Hace 2 años, el 31 de agosto de 2018,  la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió la Alerta de Violencia de Género (AVG) para 40 municipios de Oaxaca entre ellos Huajuapan de León de donde es originaria María Elena, sin embargo organismos de mujeres  aseguran que la violencia feminicida va en aumento,  tan solo en este periodo, 243 niñas y mujeres  fueron asesinadas  de forma violenta, según reportes de los colectivos feministas Grupo de Estudios Sobre la mujer  “Rosario Castellanos” y la agrupación feminista Consorcio para la Equidad y el Genero de Oaxaca.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *