Hacer frente a la epidemia de obesidad y diabetes, una de las decisiones más importantes de esta legislatura: Salomón Jara

• A tiempo para trabajar conjuntamente en un modelo alternativo que permita fortalecer la salud pública.

#CiudaddeMéxico 10 Sep (#Istmopress) – El Senador Salomón Jara dio la bienvenida al debate generado a partir de la prohibición aprobada por el Congreso de Oaxaca, misma que ya se encuentra en vigor, y a la discusión derivada de la presentación y aprobación de reformas similares en otros congresos locales, así como por la propuesta que presentó formalmente para prohibir, en todo el territorio nacional, la venta de comida chatarra a menores de 18 años.

Al presentar su iniciativa para reformar la Ley General de Salud, de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, de la Ley General de Educación y de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, el legislador oaxaqueño señaló que el debate no es sobre sobre prohibiciones o pesos y centavos.

“El verdadero debate está entre asumir la responsabilidad que nos corresponde e impulsar acciones que realmente ayuden a mejorar la salud pública o diferir la atención de esta problemática y calmar con ello las preocupaciones que se han generado”. Acotó.

“Esta epidemia tiene efectos negativos significativos no solamente sobre la salud de los mexicanos, también afecta de manera importante la productividad de las empresas, el desempeño escolar, un significativo impacto en el presupuesto destinado a la salud y el desarrollo económico como país en su conjunto”, añadió.

ESTUDIOS SEÑALAN PROBLEMAS DE SALUD

El senador de Oaxaca señaló que de acuerdo a un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México, en 2017, los costos de salud generados por enfermedades asociadas con el exceso de peso ascenderían a 150 mil millones de pesos, de los cuales el tratamiento tan sólo de la diabetes oscilaría entre los 80 y 100 mil millones de pesos, que equivaldría entre el 70 y 90% del gasto programable en salud.

“La realidad es que la diabetes es la segunda causa de muerte en nuestro país y lamentablemente tenemos la segunda mayor tasa de obesidad del mundo. La realidad es que en México el 70% de la población padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad”, puntualizó el senador morenista.

Y por si las anteriores estadísticas no fueran suficientemente perturbadoras, continuó, los refrescos provocan la muerte de 40 mil 842 personas al año en nuestro país, según el más reciente estudio realizado entre el Instituto Nacional de Salud Pública y la Universidad Tufts de Massachusetts.

Según el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt) Chiapas y Oaxaca, dos de las entidades con mayor presencia de pueblos y comunidades indígenas en nuestro país, son las regiones del mundo donde más se bebe refresco: el consumo medio por persona es cinco veces superior al del resto del país y 32 veces más que el promedio mundial

“Cuando uno platica con la gente, la visión sobre el futuro es pesimista; por ello, la decisión que tomemos para hacer frente a la epidemia de obesidad y diabetes en nuestro país, será una de las más importantes para esta legislatura. La salud de las y los mexicanos, y especialmente de niñas, niños y adolescentes, es lo que está de por medio”, afirmó.

El Senado de la República debe iniciar una discusión de la mayor trascendencia que tiene que ver con el ejercicio del derecho a la salud, y que demanda de todas y todos los legisladores, pero también de las industrias y del sector empresarial, un profundo compromiso con México.

“Estamos a tiempo para trabajar, conjuntamente, en un modelo alternativo que permita fortalecer la salud pública. Un modelo que, al mismo tiempo, ayude a la industria a reformular y modificar la composición de sus productos, y permita poner al alcance de las y los mexicanos alimentos más saludables y nutritivos”, finalizó el senador Salomón Jara Cruz.

#JuntosSalvemosOaxaca

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *