Denuncian que Fiscalía de Oaxaca protege a ciudadano italiano y no a mujer indigena que acusa violencia familiar

*L.V.T. es una mujer indigena que ha sufrido violencia desde física, psicológica, patrimonial y no hay castigo para su presunto  agresor.

 
#Juchitán 28 Jul (#Istmopress) – La víctima con iniciales L. V. T es una mujer de origen  indígena del estado de Veracruz  pero con 20 años de residencia en Mazunte, Oaxaca, quien desde el 29 de enero de 2020 denunció ante la Fiscalía del estado de Oaxaca región de la costa ser víctima de violencia familiar, y que hasta la fecha no recibe justicia, al contrario,  denunciaron que las autoridades protegen al  presunto agresor, un ciudadano de origen italiano de nombre Andrea N.
Después de una vida de maltratos, la joven mujer  de 43 años de edad decidió acudir a la autoridad para hacer valer su derecho a una vida libre de violencia, siendo desde ese momento víctima de la  violencia institucional, pues le informaron que perdieron su expediente.
Esta mujer pensó que al denunciar tendría el apoyo de la Fiscalía como representante de las víctimas, pero eso no ocurrió, extraviaron su carpeta de investigación con muchas pruebas durante 5 meses sin concederle medidas de protección y no fue hasta el 29 de junio, una vez que ante las presiones de defensoras de derechos humanos su denuncia apareció, para ese momento su agresor ya la había denunciado a ella y a dos de las defensoras de la comunidad que le han ayudado a sobrevivir emocional y económicamente,  pues su agresor, la despojó de todo después de golpearla una noche de marzo del 2019.
Esta mujer conoció al agresor en el pueblo donde nació en Veracruz, hasta donde llegó él con el pretexto de conocer la naturaleza, procreó con él un hijo hace más de 19 años, desde entonces él utilizó a ese hijo y el amor que la víctima sentía por él para obligarla a cometer actos absolutamente denigrantes para su dignidad humana y para someterla a golpes y humillaciones , ella pensó que con el paso del tiempo su agresor cambiaría pero no, la violencia se incrementó, siempre bajo el chantaje de que si denunciaba o hablaba su hijo la odiaría.
Gracias a que Andrea N. tuvo un hijo con la víctima en el 2006 logró tramitar la doble nacionalidad y se convirtió en ciudadano mexicano, lo cual le permitió hacer negocios en el país. 

Del patrimonio construido en 20 años la víctima nunca vio beneficio alguno, solo le proveía casa, comida, y a veces vestido, no obstante, la posición económica holgada del agresor, mientras ella se dedicaba a la crianza de su hijo y a las labores domésticas.
Hoy esta mujer se encuentra viviendo en una casa prestada por una mujer solidaria de la comunidad, tiene serios padecimientos de salud los cuales no puede atender pues no cuenta con recursos económicos ni seguridad social alguna, pues el agresor no le permitió estudiar ni trabajar de manera remunerada.
La víctima y sus defensoras de diversas organizaciones exigen que las autoridades actúen conforme a derecho atendiendo a la debida diligencia y al derecho a una vida libre de violencia y acceso a la justicia consagrados en la convencionalidad, la constitución, leyes generales y jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Esta mujer víctima de violencia de género no sólo ha sido víctima del agresor sino de la Fiscalía del Estado de Oaxaca, la cual está siendo usada por el agresor haciendo uso de su dinero para criminalizar a ella y a sus defensoras.
La abogada de la víctima, Mara Muñoz, expresó que temen que el proceso de criminalización de las defensoras y las víctimas avance atentando contra sus derechos humanos, pues el ministerio público que lleva la investigación por la denuncia que el agresor presentó contra la víctima y sus defensoras es el mismo que investiga las denuncias que ellas presentaron por falsedad de declaración.
“No se puede ser juez y parte, se necesita imparcialidad y objetividad por parte de la Fiscalía. Lo correcto sería que el mismo ministerio público que lleva la denuncia por violencia familiar que está esta mujer víctima presentó desde el 29 de enero, lleve las denuncias de las dos defensoras contra el agresor por falsedad de declaración”, asentó la defensora.
La abogada precisó que la denuncia de Andrea N. contra la víctima y las defensoras ocurrió en el mes de junio y le concedieron a él  medidas de protección al día siguiente de que la denuncia fue presentada, mientras que a la joven mujer le extraviaron la carpeta de investigación.
La audiencia inicial frente al juez de control se realizará el próximo 4 de agosto,  y se espera que el Tribunal de Justicia del Estado de Oaxaca  (Tsjo) garantice y proteja todos sus derechos violados hasta el momento, y que actúe conforme a la obligación de juzgar con perspectiva de género.
Cabe mencionar que hasta el momento, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca no se ha pronunciado  al respecto.
 
Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 
Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *