¡Víctor Yodo Libertad!

Hca. Ciudad de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, 11 de julio de 2019.

A la opinión pública:

#Juchitán 11 Jul (#Istmopress) – El 11 de julio de 1978, el profesor Víctor Pineda Henestrosa, Víctor Yodo, fue bajado forzadamente de su auto en el centro de Juchitán y fue subido a un vehículo del 11º Batallón de infantería del Ejército mexicano, desde entonces sus familiares nunca más supieron de él, a pesar de una larga búsqueda que suma ya 41 años.

La desaparición de Víctor Yodo forma parte de una relación de más de 40 mil personas desaparecidas en nuestro país (este dato fue informado por el ex Comisionado Nacional de Búsqueda, de la Secretaría de Gobernación, Roberto Cabrera Alfaro), y es una muestra de la reacción del Estado mexicano ante la lucha que frecuentemente emprenden organizaciones sociales para reivindicar derechos ciudadanos, para protestar ante las injusticias de un Gobierno que solía proteger intereses de las grandes empresas, antes que trabajar a favor de la mayoría, antes que salvaguardar las riquezas y la diversidad cultural del país.

Muy a pesar de que México ratificó la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas el 18 de marzo de 2008, comprometiéndose así a no cometer y a investigar desapariciones forzadas, estos ilícitos siguen sucediendo.

Muy a pesar de las declaraciones oficiales, que aseguran investigar los casos de desapariciones forzadas, han transcurrido 41 años de la ausencia física de Victor Yodo, han transcurrido casi 5 años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

En ese tenor, el Ayuntamiento de la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza exhorta al Presidente de la República, para que instruya a las dependencias correspondientes a efecto de que investiguen y den resultados convincentes en torno a las desapariciones forzadas que han ocurrido en el país.

En nuestro caso, como juchitecos, demandamos la presentación del siempre bien recordado luchador social Víctor Yodo, y nos solidarizamos con su

esposa, la profesora Cándida Santiago; su hija, la escritora Irma Pineda Santiago; y su hijo, el profesor Héctor Pineda Santiago.

Hacemos nuestras las palabras de Irma Yodo: “Porque quienes se llevaron a Víctor, hicieron más fuerte su presencia; quienes pretendieron dejar a Cándida sola y a nosotros sin un padre, hicieron que el pueblo se volviera nuestra gran familia”.

A T E N T A M E N T E

Lic. Emilio Montero Pérez

Presidente Municipal de Juchitán

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *