Son niñas y son madres, historias que van en aumento

#Juchitán 10 may (#Istmopress) .- Dulce Victoria y Paula son dos mujeres menores de edad que se han convertido en madres de familia, tienen 17 y 15 años respectivamente, este 10 de mayo celebraran con sus hijos el Día de las Madres; para Paula será su primer año, en septiembre del año pasado nació su bebe y Dulce Victoria festejará por tercer año consecutivo; sus historias reflejan que el aumento de embarazos en menores de edad se ha vuelto frecuente en el Istmo de Tehuantepec.

Ambas son originarias de Juchitán, Dulce Victoria vive en la séptima sección y Paula es de la segunda, sus vidas tienen mucho parecido, ambas decidieron ser madres de familia aún siendo unas menores de edad, no se arrepienten sin embargo anhelaban cursar una carrera profesional.

Según las estadísticas del Hospital civil de Juchitán que atiende a mujeres de más de 42 municipios de esta zona de Oaxaca incluyendo también comunidades de Veracruz y Chiapas, el año pasado se atendieron mil 964 nacimientos, de los cuales 13 fueron menores de 15 años y 409 entre 15 a 19 años de edad, el resto mujeres adultas.

Dulce Victoria se casó a los 13 años cuando cursaba el segundo grado de secundaria, actualmente tiene 17 años y es madre de dos niños, una niña de tres años de edad y un niño que nació el pasado 27 de abril, su deseo es que crezcan sanos y fuertes y concluyan una carrera profesional.

“ A los 13 años me casé, mi esposo es 9 años mayor que yo, sin embargo lo quiero mucho, me esperé un año en tener a mi primera hija, la tuve a los 14 años y soy feliz, no pude cumplir mi sueño de concluir mis estudios, quería ser maestra o abogada, ahora mi lucha es que mis hijos si lo cumplan”.

¿Te casaste porque quisiste? –Sí- expresó Dulce quién decidió ser madre por vez primera a los 14 años, un año después de haberse casado. “Me casé por que así fue mi decisión nadie me obligó, me ha gustado ser mamá, es una experiencia única y me siento contenta, pero a mis hijos si quiero decirles que nada es fácil, que si no estudian no habrá empleo”.

Aceptó que en la escuela sí le platicaron sobre el tema de la prevención y de los embarazos sin embargo decidió correr el riesgo, en su ultimo embarazo no tuvo control prenatal, no sabía que había que acudir mensualmente al chequeo médico, por fortuna su bebe nació sano y fuerte.

La joven madre vive con su familia, su esposo trabaja en otro sitio y solo la frecuenta unas cuantas veces al mes, en ocasiones es ella la que va a verlo y así han logrado vivir en estos cuatro años.

“Mucha gente me critica o se admira que a mi corta edad soy mamá, pero a mi me gusta, de hecho me casé a los 13 años, en ese entonces, hace cuatro años las leyes si lo permitían, actualmente es que no se puede, sino hasta los 18 años”, recalcó.

Dulce Victoria ve un futuro complicado, por las mañanas se levanta a realizar antojitos para vender, ayuda a su mamá en las labores y no para de trabajar. “Por las mañanas me levanto temprano y me pongo a trabajar, aquí nadie duerme más de la hora, además de atender a los hijos, es cansado pero no tengo de otra, si no trabajo mis hijos no comen”, explicó.

El año pasado en el mes de noviembre, el registro civil de Juchitán informó que el 60 por ciento de los registros de nacimientos correspondían a madres jóvenes entre 16 y 18 años, de los cuales el 15 por ciento de los bebes eran registrado por madres jefas de familia es decir madres solteras.

La edad promedio de madres que visitaron esta oficina son de 16 a 18 años, sin embargo niñas entre 14 y 15 años acudían con sus bebes al registro. De estos datos, el 60 por ciento de madres de familias jóvenes corresponden a la jurisprudencia de Juchitán únicamente.

Esta estadística se mantuvo durante el 2014 hasta el 2016 y hace apenas un par de meses de igual forma se dio a conocer que continuaba en aumento el registro de recién nacidos por madres menores de edad.

*19 años es la edad promedio en que una mujer da a luz a un bebe en Juchitán

Paula actualmente tiene 15 años de edad y es madre de una niña de escasos meses, se embarazó el año pasado y sin saberlo hizo su vida normal y fue hasta el quinto mes cuando se dio cuenta que estaba embarazada.

“Mi familia me regañó mucho porque no me protegí, pero fue la curiosidad que me llevó hasta esto, no me arrepiento pero si me gustaría haber seguido con mis estudios, es difícil porque ser madre aún siendo niña me ha puesto más lista, más responsable, es una etapa complicada”.

La niña madre aseguró que ha cambiado sus muñecas, sus gustos y hasta su rutina diaria por ser mamá.

“Ahora todo es pañales, leche y atender al marido, mi familia no quiere que me case, me dice que mejor viva con él y de ahí que veamos si funciona o no, yo lo quiero y hemos platicado que nos vamos a cuidar, mínimamente vamos a esperar unos 5 años en ver que si tenemos a otro hijo o no, porque ambos tenemos empleo informal”.

La adolescente vive en casa de sus suegros, por las mañanas se levanta a preparar el desayuno y a lavar la ropa de la bebe, su esposo trabaja en el empleo informal, a veces trabaja como chofer de mototaxi o como ayudante de albañil.

Sonia Aguirre Castillejos es enfermera y maestra en salud pública del Hospital General de Juchitán, informó que la edad promedio de las mujeres que llegan a dar a luz en esta unidad médica es entre los 19 y 20 años de edad, sin embargo recalcó que el alumbramiento de bebes recién nacidos por madres entre 13 y 14 años va en aumento.

“Cuando ingresan como paciente por lo regular hacemos un sondeo con las mujeres embarazadas y ha sido admirable escuchar que muchas afirman que se embarazaron porque querían ser madres a muy temprana edad y otras confiesan que la curiosidad las llevó a convertirse en madres”, informó.

La enfermera aseguró que otras mujeres aun en menor cantidad respondieron que el embarazo se dio por “presión de sus parejas con el clásico prueba del amor”.

“Hemos atendido a mujeres, a niñas adolescentes que se han practicado de dos a tres abortos antes de embarazarse, no me quiero imaginar que su actividad sexual haya sido a los 12 años, necesitamos redoblar o triplicar esfuerzos de prevención, aplicar políticas publicas para que nuestras niñas esperen un poco más en casarse y embarazarse”, indicó.

*Mamá adolescente =poca educación materna

Luis Aquino Santiago, médico neonatologo del Hospital Civil dijo que las madres menores de edad son las que más alumbran a bebes prematuros debido que no llevan control pre natal.

Dijo que una mamá adolescente tiene poca educación materna, es decir no está consciente plenamente que vive con un embarazo de alto riesgo porque lleva un mal control pre natal.

“Recientemente hemos observado que muchas mujeres que son menores de edad dan a luz a bebes que necesitan cuidados neonatologos, se les explica que un bebe neonato requiere de dos o tres veces más atención y vigilancia que un bebe que cumple sus 39 o 40 semanas, muchas veces no tienen esa conciencia”.

Explicó que entre los padecimientos que genera el mal control pre natal están las infecciones urinarios y vaginales y una vez que el bebe es dado de alta es necesario brindarle una calidad de vida superior, pero pocas veces se toma en cuenta, no hay conciencia de que es tener un bebe en estas condiciones.

Por último reconoció que es necesario redoblar esfuerzos en el tema de políticas públicas para la prevención, el cual no solo recae en los padres de familia, sino también en las escuelas, las unidades de salud y los gobernantes.

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *