Podría haber cárcel para organizadores de fiestas y actos masivos religiosos, durante contingencia: Emilio Montero

  • Se cerrarán bancos y establecimientos que no pongan en práctica medidas sanitarias preventivas, dentro y fuera de sus instalaciones, añade el alcalde.

#Juchitán 6 Jul (#Istmopress) – El cabildo juchiteco aprobó dar vista a las fiscalías federal y estatal, para investigar la probable configuración de delitos que ameriten cárcel, en el caso de personas que insisten en organizar fiestas o actos religiosos masivos, durante la actual contingencia provocada por el COVID-19, informó este lunes, en entrevista radiofónica, el #PresidenteEmilio Montero.

No podemos permitir que la irresponsabilidad de unos cuantos, ponga en riesgo la salud y la vida de los demás, enfatizó.

Al respecto, indicó que el artículo 193 del Código Penal del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, contempla “prisión a quien intencionalmente propague cualquier enfermedad, sean cuales fueren los medios de que se valga”; además del 165 Bis, que señala “al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste, se le aplicará prisión de tres días a un año y multa de veinte a cien días de salario mínimo”.

Agregó que quienes se opongan de manera agresiva a la suspensión de eventos sociales, deportivos y religiosos, también pueden ser acreedores de prisión, debido a “desobediencia y resistencia de particulares”, considerado en el artículo 179-

El mismo artículo explica que esta sanción puede ser “para quien empleando la fuerza, el amago, o la amenaza, se oponga a que la autoridad pública o sus agentes ejerzan alguna de sus funciones o resista al cumplimiento de un mandato legítimo ejecutado en forma legal”.

Emilio Montero aclaró que la autoridad judicial será la responsable de investigar y dar cauce a los posibles delitos en que incurran las personas que persistan en conducirse de marea inconsciente.

“En la actual contingencia se requiere de solidaridad y responsabilidad colectiva, para mitigar el incremento de contagios que afronta el municipio”, planteó.

Puntualizó que el Cabildo juchiteco también aprobó cerrar los bancos y grandes establecimientos que no pongan en práctica la sana distancia, el uso de cubrebocas y gel antibacterial, dentro y fuera de sus instalaciones.

El alcalde precisó que estas nuevas medidas obedecen al incremento acelerado de contagios en Juchitán y el número de fallecidos que supera por mucho a lo registrado por los Servicios de Salud de Oaxaca.

Este desfase de datos es debido a que los ciudadanos no están reportando a sus familiares a los centros de salud, para su debido monitoreo y atención médica, dijo.

Para el edil juchiteco, aun cuando el estado de Oaxaca está pasando al semáforo naranja, la realidad de Juchitán es otra, y requerimos una política pública totalmente diferente.

En ese sentido, “el Cabildo juchiteco envió esta mañana una nota informativa a la Secretaría de Salud federal, solicitando su apoyo para la atención de esta grave situación y poner en marcha una acción conjunta que mitigue la propagación del virus en nuestro municipio”, finalizó el edil.

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *