Víctor Pineda Henestrosa “Víctor Yodo”,  a 41 años de su desaparición el dolor es el mismo

#Juchitán, Oaxaca. 11 Jul (#Istmopress) – Aquel martes 11 de julio de 1978, dejó su hogar a muy temprana hora, abordó  su automóvil sedan y se condujo a la salinera,  la cual se localiza rumbo al municipio de Unión Hidalgo, allí tenía una cita con Federico Rasgado, patrón de un campesino, quién demandaba apoyo porque estaba enfermo y no le querían pagar su sueldo, fue ese martes que ya no regresó a su casa, Víctor Pineda Henestrosa “Víctor Yodo”, cumplió este jueves 11 de julio, 41 años  de que sus familiares y amigos dejaron de saber más de él.

 

Víctor Pineda Henestrosa”, originario de Juchitán, era profesor y también defensor social, uno de los  fundadores de  Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo (COCEI) e impulsor de la lucha campesina en su comunidad y pueblos de la Región del Istmo.

 

Tenía  35 años de edad , apenas 6 años de casado con Cándida Santiago cuando se lo llevaron, así lo recuerda su esposa como  “una persona alegre y dinámica, tocaba la  armónica, flauta y guitarra”  y combinaba su profesión de maestro de primaria con el beisbol y la lucha campesina de los indígenas zapotecas contra los cacicazgos de la zona de Juchitán.

 

Las lagrimas de hace 41 años siguen siendo las mismas, no son muchas ni pocas, son de exigencia y de no olvido, Cándida y sus  hijos Irma y Héctor Pineda Santiago, no pierden la fe y esperanza de abrazar por siempre a Víctor Yodo, el luchador social.

 

Irma, quién después de sufrir la ausencia de su padre  se refugió en los libros y actualmente es una reconocida escritora y poeta en lengua indígena explicó que “la memoria y la exigencia de justicia” por su padre no se olvidan y este 11 de julio es un día histórico para Juchitán y para exigirle al gobierno mexicano de respuesta a lo que tanto le han pedido.

 

Recientemente relata Irma Pineda que  a través de su tía Isabel Pineda ,hermana de su padre y el comité Eureka han podido reunirse con Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador quién les informó que la búsqueda de la verdad de Víctor Yodo está entre sus prioridades y que sería de los primeros casos que retomarían para el marco de la verdad y justicia.

 

“Mi tía nos ha dicho que se han reunido con Alejandro Encinas para exigirle la verdad sobre lo que ocurrió con mi padre hace 41 años, nada ha sido fácil, nosotros todos los días de nuestra vida lo recordamos, él vive en nuestra memoria y exigimos al gobierno federal también indague su paradero, mi padre fue uno de los desaparecidos políticos de aquellos años, en los setentas, hoy los desaparecidos son por la violencia y la inseguridad”.

En las redes sociales y en algunas charlas de la cotidianidad de los Juchitecos, días antes o cada 11 de Julio se recuerda a “Víctor Yodo”, se habla de aquel sedán rojo, de la terminal de autobuses, de los soldados en una combi naranja, a decir verdad se confirma que fue levantado por fuerzas federales pero no se supo más de él y el recuerdo es la actual Biblioteca popular,  en donde a diario Cándida acude y sus hijos comparten a través de  los libros sus sentimientos,  que han hecho  refugiar  su dolor.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *