Vela “Sandunga Gay” contra la homofobia en Unión Hidalgo

#UniónHidalgo 21 julio (#istmopress).- La muxheidad es un don para la comunidad Lésbico Gay, Transexual y Bisexual (LGTB) en el Istmo de Tehuantepec, va más allá del tabú y la búsqueda del placer, su lucha diaria es concientizar a la sociedad sobre la discriminación y homofobía, le apuestan al tercer baño, la adopción y al matrimonio entre el mismo sexo. Neftalí conocido como “Talí” es un muxhe zapoteca originario de Unión Hidalgo, socio de la vela “Sandunga Gay” desde hace más de 20 años, año con año participa en la organización de esta celebración la cual desea el respeto hacia sus derechos humanos.

Talí tiene 36 años de edad, él como la mayor parte de los muxhes de la localidad realiza un oficio comunitario, se dedica a la creación artística de diseños interiores y exteriores, oficio que le ha dado la sobrevivencia de vida y aunque parece estar inmerso en su mundo, su lucha diaria de él y de sus compañeros muxhes es que se les reconozca como un tercer género.

“No quiero ser hombre y tampoco mujer, porque soy Muxhe, un género que aún le cuesta a la sociedad aceptar, un género maltratado, discriminado, que vive rodeado de homofóbicos, por eso realizamos esta celebración anual para que todas y todos sepan quienes somos y que nuestro único pecado es haber nacido así y el cual nos sentimos orgullosos”, expresó.

Recordó que a la par con la vela Sandunga Gay se realizó durante algunos años la “Vela verano”, en ambas durante unos diez años no se permitió el acceso a las mujeres, solo varones, porque consideraban “era su noche”, la primera reina fue “Kaly” un muxhe que falleció hace dos años.

“El tabú que significaba ser muxhe en ese entonces, hace unos 30 años significó negar el acceso a las mujer pero esto causó más conflictos, ellas nos criticaban porque decían que sus hombres se la pasaban con nosotros, hasta que decidimos hace unos 18 años darles apertura y desde entonces convivimos las mujeres, hombres y los muxhes”, refirió.

En el festejo participan alrededor de 30 socios, años atrás existían dos grupos (los ricos y pobres) como ellos se identificaban, pero desde el año pasado dejaron atrás malos momentos y se unieron para recalcar ante la sociedad istmeña, que la unión hace la fuerza.

Algunos de ellos y ellas que han fallecido en el camino se les recuerdan y rinde un homenaje en cada celebración, los sociedad fundadores como Peineta, Iris Gabriela Matus de Mao, Talí y Baltazar, entre otros más todavía comparten con la sociedad (Hombres, mujeres y hasta niños) su preferencia sexual.

La Vela Sandunga Gay se realiza en tres episodios: El carnaval o paseo de carros alegóricos, la vela y la misa y la lavada de ollas, en donde las embajadoras de la belleza lucen algunas la vestimenta de la mujer istmeña (enagua y huipil) y otras más sus glamurosos diseños que impactan a todos los asistentes.

Los preparativos para el evento en donde la magia impera y parece transportarlos a ellos y a los asistentes a otro mundo, se invade de luces, cámaras y algarabía, el atuendo que los muxhes portan son únicos, desde la ropa, maquillaje, peinado y accesorios.

El Istmo de Tehuantepec se caracteriza por ser una sociedad católica, y en los muxhes no es la excepción derivado de la herencia de sus madres, principalmente, por lo que esta vela venera a San Sebastián Mártir, a él le piden trabajo, amor y salud.

Durante el paseo de carros alegóricos, la música de la tambora, del audio del equipo de sonido tocando el “punchis, punchis” y las bandas tradicionales se mezclan para darle al espectador un espectáculo único.

Miles de asistentes se concentran en las principales calles de Unión Hidalgo esperando la “regada de los muxhes” así le dicen, acuden desde niños hasta adultos, algunos al verlos muestran una sonrisa fingida y otros más los aplauden por su valentía.

El muxhe en Unión Hidalgo y pueblos del Istmo de Tehuantepec es representado por un hombre en su mayoría de casos vestido de mujer (transexual) y otros más prefieren usar su atuendo de caballero (camisa y pantalón) que se les conoce como muxhe nguiu’.

Los transexuales en su mayoría desempeñan un oficio: son estilistas, diseñadores de moda, artesanos de ropa típica, coreógrafos y comerciantes, contrario al que viste de pantalón y camisa que por la seriedad de su profesión que por lo regular es profesor o empleado en alguna dependencia pública y privada no se le permite vestirse a modo diario como quisiera.

Diana Manzo / Corresponsal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *