Una “hazaña” es criar a un bebé en plena pandemia asegura madre primeriza

*La pequeña “Ángela Victoria” es una de los 235 mil nacimientos que se registraron entre abril y junio de 2020 según cálculos del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva.

 

 #UniónHidalgo 14 Ago (#Istmopress) – La crianza de un recién nacido en plena pandemia es una hazaña  a la que  Natividad no llegó preparada, en abril pasado  enfrentó su primera prueba como madre primeriza , dio  a luz en un hospital  publico  del Istmo de Tehuantepec  donde también se atendían a pacientes de Covid-19,  por fortuna salió librada,  ahora asegura que  su reto    es criar a su pequeña hija, Ángela Victoria  en medio de un  alto contagio comunitario que vive esta zona de Oaxaca, donde todos los días hay nuevos casos y defunciones por este virus.

 

Natividad ha establecido protocolos sin que nadie la oriente, todo ha sido por sentido común y lo colectado en las redes sociales, de entrada restringió las visitas, tampoco hay besos ni abrazos y su pequeña hija solo la ubica por el sonido de su voz y sus ojos detrás de la mascarilla que no se quita mientras tiene contacto con ella.

 

Todos los consejos para el cuidado materno que la joven recibió de su tía, amigas y familiares previo a su alumbramiento y antes de vivir esta nueva normalidad las readaptó para su sobrevivencia y la de la menor.

 

Natividad ha privilegiado también alimentarla de su leche materna para disminuir los riesgos de contagio en la menor, mientras que ella, usa siempre su cubrebocas y constantemente se lava las manos.

 

Al no contar con los medios propios como un automóvil para su desplazamiento seguro, su única opción es el transporte publico y eso le genera vulnerabilidad sobre todo cuando tiene que llevar a la menor a sus vacunas.

 

La joven madre toma tres vehículos para llegar a su destino, una unidad de mototaxi, un taxi y un camión que la traslada al Hospital del Issste en Tehuantepec, durante ese trayecto va rezando esperando que su ida y retorno sea para bien.

 

“Salir por las vacunas es la única necesidad que nos ha obligado a salir de la casa, y ante tanto contagio o las noticias que vemos, pues temo mucho, pero no hay otra opción, la tengo que llevar al hospital y eso es un riesgo, por fortuna, en estos cuatro meses no nos hemos contagiado”.

 

Nada ha sido sencillo recalca Natividad, pues diariamente vive “con el Jesús en la boca” pues su mayor temor es un contagio masivo en su hogar, desde ella, su hija y sus hermanas que también la ayudan a cuidar a la menor.

***La nueva normalidad obliga a consultas telefónicas.

 

El nacimiento de la pequeña Ángela Victoria es parte de los 235 mil alumbramientos que se registraron de abril a junio de este año en México según anunció el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva y entre los 116 millones que alertó la Unicef que habría en todo el mundo.

 14 Ago madre primeriza

El cuidado de la menor se ha vuelto muy cansado para la joven madre, que al no poder contratar a una persona que la ayude al cuidado y limpieza de su hogar, representa una triple jornada, pues a su vez la cuida, hace la comida, la limpieza y además tiene que controlar su estrés y ansiedad que le provoca estar en constante preocupación por evitar un contagio.

 

Natividad explica que esta nueva normalidad, no era que precisamente lo se imaginó  cuándo en agosto del año pasado le dieron la noticia de que se convertiría en madre por primera vez.

 

Pero ahora, la nueva normalidad también trajo nuevas formas para la atención medica de la menor, todo es vía telefónica con su pediatra, y lo hace a través de mensajería vía whastApp y videollamadas.

 

Los números no mienten dice Natividad, al conocer que diariamente hay reportes de las autoridades de salud que cerca de 40 oaxaqueños contraen este virus, por lo que el riesgo es aun alto, y el tener las consultas a distancia le ayuda a aligerar la vulnerabilidad con la que vive.

 

*Niños menores de dos años no se recomienda uso de cubre bocas

 

La pediatra Alondra Alcázar, quién labora en el Hospital General de Juchitán recomendó cuidados extremos para los recién nacidos y recalcó que antes de los dos años no deben usar cubre bocas, pero sus padres sí.

 

La especialista dijo que para evitar un contagio está prohibido que los bebés salgan, al menos que sea por vacunas o un caso extremo, además se deben evitar las visitas y es importante la alimentación del seno materno.

 

“Con los bebés se debe redoblas los esfuerzos, es importante tomar esta pandemia con la responsabilidad que genera, porque aquí en el hospital hemos tenido menores de edad infectados y realmente es preocupante, por fortuna muchos se recuperan, pero es mejor evitar un contagio”.

 

La medica agregó que el consumo de vitamina C es básico y primordial, y no precisamente a través de suplementos o gotas, sino de consumir frutas y verduras, que es la mejor forma de que esta vitamina ayude al cuerpo.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *