“TRANSformándome”, un proyecto que visibiliza la lucha contra el VIH en comunidades indígenas de Oaxaca

#Juchitán 1 Dic (#Istmopress) – Son 11 lideresas  muxes   y más de 135 beneficiarias quienes a través del proyecto “TRANSformándome” de la Fundación Mexicana para la Planeación Familiar  (Mexfam) visibilizan la lucha contra el VIH/Sida en el Istmo de Tehuantepec. Este proyecto surgió hace un año y a pesar de la contingencia sanitaria por el COVID-19 no se detuvo, al contrario, el repunte de nuevas infecciones por Sifilis y Herpatitis C les hizo coordinarse aún más.

Uno de los objetivos es que las muxes trans de esta región de Oaxaca sean lideresas capacitadas e impulsen la creación de un “Consejo Estatal para prevenir la discriminación en Oaxaca” y asimismo, se expanda en los 41 municipios istmeños.

TRANSformándose se desarrolla en siete municipios de acción intensiva (Juchitán, Tehuantepec, Niltepec, Unión Hidalgo, Mixtequilla, Xadani e Ixtaltepec) por un periodo de dos años, en los cuales se buscará que los funcionarios públicos se capaciten y sensibilicen en el tema de la orientación sexual e identidad de género con competencia cultural.

Asimismo, se crearán siete comités de defensa de los derechos humanos en cada uno de los municipios a fin de que la comunidad muxe cuente con un verdadero respaldo de las propias muxes lideresas de este proyecto.

Según datos de las autoridades epidemiológicas de Oaxaca, de 1986 al 2020, el estado registra 3 mil 269 casos de VIH y 7 mil 153 de SIDA, haciendo un total de 10 mil 422 personas que viven con esta enfermedad.

Amaranta Gómez Regalado, coordinadora de TRANSformandome explicó que en esta contingencia sanitaria por el Covid-19 no se han detenido en la capacitación, al contrario han redoblado esfuerzos para el cuidado y la concientización, porque a la par de esta pandemia, también está el del VIH, que se busca concientizar.

Recalcó que quien vive con VIH, tiene una doble vulnerabilidad, y más aún si tiene un sistema inmunológico débil, por lo que a través de las 11 lideresas se ha hecho conciencia.

Dijo que con los recursos que han obtenido pudieron ayudar con alimentos básicos a los muxes de cuatro municipios como parte de una ayuda resiliente de lo que se enfrentaron en la etapa más crítica de la pandemia.

Agregó  que el aliado principal ahora son las redes sociales, especialmente el Whatsapp que es una herramienta que ha sido muy útil para enviar trípticos y todo tipo de material audiovisual para que no se detenga con este proyecto.

Las  lideresas sub-coordinadoras, reconocieron y recalcaron que el escenario violento en el Istmo todavía existe entre la comunidad muxe; afirmaron que es mentira que sea el “paraíso muxe, porque todavía hay homofobia, discriminación y crímenes de odio”.

*Joselin Sosa, activista muxe que es ejemplo de liderazgo

Joselin Sosa es  activista muxe  de origen zapoteca que con recursos propios y ahora desde TRANSformandome brinda  acompañamiento a personas que viven con VIH en la zona del Istmo de Tehuantepec, considerado  la segunda región oaxaqueña con mayor incidencia de esta pandemia.

 

A los muxes en esta región de Oaxaca se les conoce así por que son hombres homosexuales que asumen el rol de mujer y muchos de ellos se dedican a actividad informales, sin embargo Joselin ha encontrado en el activismo el rol social para prevenir el VIH al igual que otras compañeras suyas dispersas en comunidades.

 

Ser muxe,  activista e indígena son los retos que Joselin y  también sus amigas  muxes, enfrentan todos los días porque aseguran que no es fácil que los ciudadanos les abran la puerta de su casa para escucharlos hablar sobre salud sexual reproductiva y métodos anticonceptivos.

 

A  este activismo, las tres amigas todos los días tocan puertas y entregan folletos sobre ¿Qué es el VIH?,  ¿Qué métodos existen para prevenir?, y también brindan acompañamiento a pacientes seropositivos, que aseguran va a la alza, especialmente en la localidad de Juchitán.

 

“En este año hemos acompañado a 12 personas y lamentablemente tres personas fallecieron por el VIH, muchos cuando se enteran que son portadores prefieren huir y esa no es la solución, la respuesta es acudir a los El Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS) donde se les brinda un gran acompañamiento”, explicó.

 

Joselin resaltó que  hace falta más apoyo de los tres niveles de gobierno, porque es urgente la “prevención” ciudadana en términos de educación sexual y salud reproductiva.

 

“Aquí caminamos como amigas, las visitamos, les damos acompañamiento, todo ha sido un reto, y muchas veces lo ponemos de nuestros bolsillos, por supuesto la ayuda de Mexfam es muy buena, pero es necesario un mayor presupuesto, seguimos luchando contra esta pandemia, que es la otra que nos ha tocado vivir además del Covid-19”, concluyó. 

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

 

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *