“Tequio por el río”, 15 años de la defensa del Río Espíritu Santo en Unión Hidalgo

#UniónHidalgo 30 Nov (#Istmopress) – Cuidar y conservar el Río Espíritu Santo  en Unión Hidalgo, Oaxaca es una labor invaluable para Víctor Fuentes, activista comunitario quién cumplió  15 años en la defensa de este afluente natural, el cual está contaminado en más del 50 por ciento, principalmente por residuos sólidos que vecinos aledaños le arrojan.

 

Para celebrar estos 15 años de defensa y resistencia del Río Espiritu Santo, Víctor Fuentes programó un  “Tequio por el río” en la cual además de limpiar los diversos espacios, también se compartió alimentos que fueron donados por Fito Gueza a través de la asociación civil “Ra racadxiiña’”.

 

Víctor quién dedicó más de 30 años a la educación primaria, es actualmente dueño de una galería de arte independiente “Gubidxa” y también escritor en su lengua indígena, el zapoteco ;  no se considera ecologista, pero si defensor de este espacio natural desde el 2005 cuando decidió hacer un alto  a sus actividades personales y luchar por que las aguas del  río que atraviesa su  localidad retornan a su estado natural de limpieza.

 Limpieza río Uníon Hidalgo1

“Todos veíamos que estaba contaminado pero nadie se atrevía a defender al río, la mayor parte de nosotros vivimos enfocados a las cosas materiales y nos olvidamos de aquello que nos da vida, como es el agua, por lo que emprendí este reto conjuntamente con un grupo de amigos y combinamos el arte para que lograr hacer conciencia del uso, cuidado y preservación”, expresó.

 

Para lograr esta defensa y resistencia, Victor promueve el tequio, una práctica comunitaria en la cual ha encontrado respuesta de la ciudadanía, principalmente de jóvenes y adultos mayores quienes durante dos veces al mes se reúnen y limpian el río.

 

“Este tequio lo hacemos para que la gente llegue y se relacione con el río, que sepan que cuidamos a un ser vivo que nos da la vida y que lamentablemente se está muriendo por nuestras malas acciones, así que resistimos, no nos queda de otra”, expresó.

 

La intención dijo es que se recupere la práctica comunitaria del Tequio y al mismo tiempo al río, que en sus años maravillosos el agua era cristalina y servía para el baño diario de los vecinos y también para lavar la ropa, sin embargo tras su descuido de parte de las autoridades locales se fue contaminando con basura y residuos sólidos, inclusive algunas personas realizan quemas a su alrededor.

 

Esta labor que realiza Victor Fuentes es totalmente independiente, los recursos económicos son proporcionados por él y por eso fomenta el tequio, por que asegura que de forma conjunta se puede salvar un espacio natural.

 

En Unión Hidalgo no existe un espacio para depositar los desechos sólidos, no hay un basurero municipal y tampoco planta de tratamiento de aguas residuales, los vecinos de la rivera del río usan el espacio para quemar, tirar basura y arrojar sus aguas contaminadas.

Además tampoco existe un rastro municipal para que los vendedores de carne puedan depositar los desechos de los animales sacrificados, por lo que la única opción es el río espíritu santo.

El río Espíritu Santo nace en los altos de los Chimalapas, pasa por el lado poniente de esta población y en su recorrido para desembocar a la laguna superior, cruza las poblaciones de La Venta y Chicapa de Castro, agencias municipales de Juchitán, además de cruzar el poblado de Unión Hidalgo en donde se ha contaminado de forma alarmante.

Este río aguarda todo tipo de desechos desde botes de plástico hasta papel, pasando por llantas de vehículos, pilas y también viseras de animales en estado de descomposición y también árboles endémicos como Gula Bere’ , Biongo, Ya’ na’ y otros como el Roble.

 

“ Y se hizo el arte en el río”

 

En estos 15 años, a Víctor le ha costado concientizar, pero resiste, sabe que la perseverancia algún día dará frutos,  recordó que algunos vecinos a modo de burla arrojaban basura en los espacios que se limpiaban sin embargo nada los detuvo y comenzaron a involucrar el arte.

 Limpieza río Uníon Hidalgo2

Además del arte, también realizaron “Marchas de la culebra”, es decir niñas y niños elaboraron una figura con botellas PET de colores intensos en forma de víbora.

 

Otras veces se han hecho lecturas en voz alta bajo la sombra de los árboles, y paseos guiados a los niños de la ribera, juntos después del recorrido diseñan y crean sus propias esculturas con los desechos que encuentran en su recorrido. Terminan entonces elaborando un objeto o pintando una pieza.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Fotos cortesía Víctor Fuentes

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *