Rechazo total a la minería en San Miguel Chimalapa, Oaxaca

#Juchitán 28 Ago (#Istmopress) – Autoridades municipales de San Miguel Chimalapas encabezadas por el presidente municipal Francisco Sánchez Gutiérrez, junto con  autoridades comunales y del consejo de vigilancia que encabeza Artemio Martínez Hernández y Reynaldo Miguel Pérez, respectivamente,  manifestaron su “rechazo total” a la actividad minera  en su territorio, y desconocieron el permiso  de Exploración, Investigación y Análisis Minero en los predios de “La Jackita y Mar de Cobre” que otorgaron autoridades locales de la agencia municipal  zoque “La Cristalina”.

En esta zona de San Miguel Chimalapa, son cinco proyectos mineros que se pretenden instalar, uno ya autorizado por la Secretaría de Economía bajo el nombre de la concesión “Santa Martha” con número de proyecto “20OA2020MD038” y los otros cuatro que se encuentran en trámite y que recientemente fueron publicados en la Gaceta de Ecología de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), lo cual es violatorio a sus derechos humanos y territoriales.

Las autoridades municipales y agrarias desconocieron los acuerdos y permisos que hayan otorgado la autoridad local de la Cristalina, que a cambio aseguran recibió la cantidad de 1 millón 080 mil pesos como indica los documentos de acuerdo que tienen en su poder.

Explicaron que el acta de acuerdos, que fue notariada y certificada el día 5 de octubre del 2018, por Guillermo Vega Guasco, notario público número 3 de la Ciudad de Tepeji del Río, Hidalgo, pretendiendo darle legalidad y presentarlo como un supuesto “convenio”.

“Públicamente denunciamos que para la realización de dicha asamblea de la localidad comunal La Cristalina y firmar su acta de acuerdo, no fueron informados, consultados ni avalados por el cabildo municipal ni comunal en turno y mucho menos por la Asamblea General del Pueblo Zoque, tal y como lo establece en nuestro Sistema Normativo Interno, escritos y registrados oficialmente a través de nuestro estatuto comunal”, indicaron.

Ante ello, las autoridades exhortaron a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se abstenga de otorgar los permisos de exploración a la empresa canadiense Minaurum Gold en su proyecto denominado Santa Martha, por que es un atentado al territorio natural donde en su mayoría contempla zonas de selva virgen con una variedad inmensa de Flora y Fauna en peligro de extinción.

Al respecto, los integrantes del Colectivo Matza, de origen zoque informaron que las  cuatro nuevas concesiones que están en trámite según datos de información oficial tomada del portal Cartón MineMe abarcan más de 105 mil hectáreas, es decir acabarían con casi la totalidad del territorio zoque de San Miguel Chimalapa que es de 134 mil hectáreas, por lo que los integrantes del colectivo, alertaron que se trata de una grave imposición de megaproyectos en la zona sin que se tenga información y certeza como lugareños.
 
Señalaron que lo que se quiere extraer con estos megaproyectos mineros es oro y cobre principalmente, pero a costa de una destrucción masiva y feroz, que acabaría con uno de los pulmones naturales más importante de México e inclusive del mundo entero.
 
Josefa Sánchez Contreras, defensora comunitaria e integrante del colectivo resaltó que al no respetar la tenencia comunal se violenta el derecho de un pueblo como lo es San Miguel Chimalapas porque no han dado información alguna sobre estas nuevas obras.
 
Dijo que esto simula una gran invasión de los territorios naturales, tal y como ocurrió en la zona centro del istmo de Tehuantepec en donde hace 10 años llegaron las empresas eólicas y asentaron turbinas enormes violentando también esa tenencia comunal.
 
 “La concesión Santa Martha que es altamente letal para la biodiversidad de la región y para los pueblos zoques, pero también para los zapotecas e ikoots, ya que el polígono donde se pretende extraer oro se ubica porque abarca estos tres polígonos, afectará los tres ríos y por lo consiguiente nuestras lagunas superior e inferior, que es de donde nos alimentamos, entonces por esto estamos denunciando estas arbitrariedades”.
 
Por último, recalcaron que además “no hay información oficial”, es decir no se le informa al pueblo los daños, las afectaciones y todo lo que conlleva explotar sin respetar su territorio.

 

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *