Promueven taller de defensa personal para prevenir violencia contra mujeres

#Ixtaltepec 08 feb (#istmopress).- “Mano Abierta” se llama el taller de defensa personal para mujeres que Majloc Arellano imparte desde hace dos meses a mujeres istmeñas para prevenir la violencia  y el acoso que viven todos los días, con el estilo de  “Shotokan” que deriva de la disciplina del Karate-Do ,  busca  romper el silencio y evitar un feminicidio. 

Este taller lo ha compartido con mujeres originarias del municipio de  Asunción  Ixtaltepec y también de Lagunas Oaxaca en la región del Istmo de Tehuantepec , y también desde hace 3 años en su natal Xalapa, Veracruz, su intención es empoderar a las mujeres para su protección y cuidado contra la violencia feminicida que vive el país. 

Majloc de 34 años de edad busca “contribuir con las mujeres”  para que no se conviertan en cifras rojas de la violencia que vive México, y puedan defenderse de cualquier persona que intente agredirlas o violentarlas. 

Sus alumnas han sido jóvenes de 15 a 18 años principalmente, pero también madres de  familia que buscan aprender la defensa personal para el cuidado de su familia cuando circulen por las calles, en el transporte público y  escuelas tras el acoso del bullying. 

Por herencia de sus padres aprendió la disciplina del Karate-Do, y a petición de sus amigas comenzó a dar talleres primero en Minatitlán Veracruz, después se expandió por los municipios del sureste de ese estado y ahora en el Istmo de Tehuantepec. 

“ Mis amigas en Minatitlán  Veracruz me pidieron que les enseñará técnicas de defensa personal porque sabían de mi relación  con  el Karate Do , les gustó y así hemos ido multiplicando el conocimiento, el estilo Shotokan es el más acertado para una defensa integral para mujeres,  ha gustado mucho y seguimos enseñándolo para que sean unas mujeres empoderadas”. 

Con el  “Shotokan” las mujeres aprenden a ocupar todo el peso de su cuerpo, la potencia está en la cadera, se les enseña a pensar y se les da herramientas para medir distancia y obstáculos, también para calcular peso del agresor e inclusive para poder distinguir sí está drogado. 

Maijoc dividió el  taller de defensa personal en  dos módulos, en el primero se le enseña a las mujeres a ocupar su cuerpo y su mente, se les dota de herramientas para obstaculizar, medir distancia y calcular peso del agresor; mientras en el segundo se trabaja en el proceso de “enfrentamiento” que pudiera darse con el agresor en caso de traer arma blanca u otro tipo de herramientas, además se hace una sesión callejera donde se pone en practica lo aprendido para conocer como saltar bardas y que posición tomar en las calles en caso de una posible agresión. 

Ninguno de los talleres que ha impartido ha sido igual, sino que se adaptan a las necesidades de las mujeres que lo toman, porque cada grupo es distinto, por ejemplo resaltó que en Veracruz era más la violencia y aquí en la región del Istmo las mujeres denuncian que hay más acoso en calles  y más bullying en las escuelas. 

“Las chicas que tomen este taller salen con un aprendizaje amplio en su cuidado personal, muchas de ellas me han contado que les ha servido mucho, recuerdo a una de las alumnas que llegó y me platicó que dejó a su novio por violento y fue gracias al taller  que descubrió que vivía violencia y no quería aceptarlo, entonces es cuando digo que vale la pena aportar a la sociedad lo que sabemos, ojalá todos hiciéramos lo mismo”. 

Resaltó que es importante defender el derecho a ser personas libres y que las mujeres en estas circunstancias de la vida actual de un país violento deben adquirir conocimientos para su defensa. “Es una herramienta importante, antes era opcional, ahora debe ser una necesidad, a mis alumnas le digo que prefiero que las metan a la cárcel por romper un foco pero no que sean parte de las estadísticas del feminicidio, eso no”. 

Los talleres de Majloc Arellano han tenido eco, en los próximos días regresará por segunda vez a Ixtaltepec donde ya lo espera un grupo considerable de mujeres ansiosas de tomar el taller de defensa personal, al igual un grupo de jóvenes organizan otro para Juchitán, considerada la segunda ciudad más violenta de Oaxaca. 

“Estoy listo para compartir mis saberes con las mujeres, me considero un aliado de ellas, estoy contento de que aprendan y lo lleven a la práctica, solo entre mujeres podrán salvarse, mi mayor recomendación es que hagan grupos de mujeres y se ayuden”.

Diana Manzo / Agencia de Noticias Istmopress

karate2

karate3

karate4

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *