Peña Nieto se olvidó de su promesa asegura damnificada por el sismo en Oaxaca

#Xadani 03 Septiembre (#Istmopress).- Sus días y noches no han sido igual desde la noche del 7 de septiembre, su vivienda colapsó con el terremoto de 8.2 grados y su esposo e hija fallecieron, Rosita Santiago de 33 años de edad originaria de la comunidad zapoteca de Santa María Xadani, vive triste pero más aún decepcionada de las autoridades, el presidente de la república Enrique Peña Nieto, quién visitó su hogar días posteriores al terremoto se olvidó de su promesa de apoyarla con una beca educativa para su hijo que sobrevivió en la tragedia.

La casa de Rosita era de dos pisos y todo colapsó, no recuerda como le hizo para saltar y llegar al primer piso en donde se mantuvo a salvo de las paredes y los muros que caían, solo se acuerda que gritaba fuertemente el nombre de sus hijos y su esposo, pero no pudo hacer nada, él y su hija de 9 años perdieron la vida, mientras que su hijo Jesus Guerra Santiago, sobrevivió pero con secuelas de un tobillo lastimado.

“El presidente Peña Nieto llegó a mi casa a los pocos días del terremoto acompañado de muchas personas y lamentó mi sufrir, me dijo que ya no podría regresarme a mi esposo e hija pero si me ayudaría a levantar mi casa, además me prometió una beca educativa hasta la universidad para mi hijo, pero parece que se le olvidó, yo no pido casa ni muebles que todo perdí, lo único que deseo es que me apoyen para que mi hijo estudie y sea un gran profesionista, que termine su carrera, ese es mi único sueño que me mantiene viva”.

Antes de dar santa sepultura a su esposo, ella le prometió que velaría por su hijo y le cumpliría el sueño de ser un “gran profesionista, arquitecto o ingeniero civil”, pero las cosas no han sido fáciles desde aquel 7 de septiembre, de ama de casa que se había dedicado toda su vida matrimonial pasó a ser comerciante, ahora administra una tortillería que su esposo heredó de sus padres, pero no le alcanza, y teme no cumplir con el mayor anhelo de su hijo: “terminar una carrera universitaria”.

A causa del terremoto de 8.2 grados, 79 personas perdieron la vida, la más alta cifra de víctimas por un movimiento telúrico en Oaxaca, en Santa María Xadani de donde es originaria Rosita, solo fallecieron dos, su esposo de nombre Orlando Arturo Guerra Jiménez y su hija Ajelet Yeshua Guerra Santiago.

Rosita dijo que la única funcionaria que le brindó el apoyo durante una semana para la rehabilitación de su hijo fue Rosario Robles, titular de la Sedatu quién también logró gestionar una vivienda con una empresa constructora.

“Al irse Rosario Robles del Istmo ya no supe más de ella, todos me prometieron ayuda, inclusive el gobernador del estado y su esposa Ivette Morán, quién una vez me llamó a su oficina y nunca me recibió, me dijeron que había salido, por eso estoy muy decepcionada porque llegaron a mi casa a prometerme ayuda, me quedé sola a causa del terremoto, pero por fortuna tengo manos y saldremos adelante, ya no creo en las promesas de los políticos”.

Rosita recalcó que no quiere convertirse en victima, y que tampoco rogará el apoyo que Peña Nieto le prometió lo que la decepciona es que los funcionario lucren con las desgracias, prometan y se olviden.

“Sé que el trabajo es cansado y no será fácil pero tengo el apoyo de mi gente, el pueblo de Xadani y organizaciones sociales me han apoyado, de las autoridades no puedo decir mucho, el presidente municipal me apoyó con 5 mil pesos para el entierro, pero de ahí todo ha sido ayuda social, lucharé por que mi hijo concluya su carrera universitaria, no sé como le haga, pero lo lograré porque ese compromiso lo tengo con mi esposo, que aunque ya murió sigue con nosotros”.

Ahora sus días son distintos, Rosita se levanta a las 4:00 de la mañana y termina de trabajar a las 19:00 horas, labora más de 8 horas en su tortillería, hace el trabajo pesado de mover las maquinarias y la masa, por fortuna sus padres viven con ella, la apoyan y ruegan que la fuerza no se le terminé, por que Rosita se convirtió en padre y madre de su hijo Jesús desde aquella noche del 7 de septiembre, fecha en que la tierra tembló fuertemente.

 

Diana Manzo/ Agencia de Noticias Istmopress

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *