Para no olvidar, dan  clases de  zapoteco en línea en esta pandemia

*Facilita el aprendizaje con sus paisanos radicados en el mundo

 

#Juchitán 28 Abr (#Istmopress) – Preocupado desde los 9 años de edad en conservar a través de poemas y textos la lengua de sus abuelos, German Ramírez Martínez, es un promotor de la lengua  zapoteca en el Istmo de Tehuantepec  y en esta cuarentena por el COVID-19 para que no se olvide y se siga conservando,  lleva tres semanas dando clases  en zapoteco a través de la plataforma digital de Facebook.

 

Casi  300 personas nativas del Istmo de Tehuantepec pero que viven en diversos puntos del planeta desde África, China, Indonesia y de ciudades de la república mexicana se conectan de forma simultanea los martes y viernes de 12:00 a 13:00 de la tarde a las clases de zapoteco que imparte German.

 

El taller en línea se transmite usando su celular y su cuenta de Facebook personal, además  son gratuitas y los gastos de servicio de internet corren por su cuenta , es decir no es financiado por ninguna organización, fundación o partido político.

 

Enseña la pronunciación, lectura y escritura del zapoteco, además interactúa con los alumnos que atentos van haciendo preguntas o comentarios conforme avanza la clase.

 

Es una estrategia muy sencilla y dinámica la que German utiliza,  primero comenzó con los vocablos del zapoteco que hablan en los diversos rincones del Istmo de  Tehuantepec y después mostró palabras de la cultura general.

 

Este taller en línea según cuenta German surgió para no olvidar el zapoteco y por iniciativa propia en  una noche que platicaba con su esposa, que también es maestra, y ella le propuso que compartiera sus conocimientos en línea precisamente para las personas que están bajo encierro y no pueden salir en plena pandemia.

 

“Vi y acepté  con agrado la propuesta de mi esposa  y lancé la invitación en mi cuenta personal de Facebook, ya era como a las 11:00 de la noche y al amanecer descubro que ya tenia mucha gente pidiéndome horarios y fechas, por lo que comenzamos al día siguiente desde mi cuenta personal y ahora ya vamos a concluir la ultima clase de la tercera semana, esto me emociona mucho, el saber que la gente ama su lengua aun estando lejos de su hogar”.

 

Durante dos semanas impartió el taller en su hogar, pero para esta tercera semana se trasladó con los cuidados  y usando la sana distancia a una estación de radio comunitaria “Stipa Gunna, fuerza de la mujer” con la intención de que el conocimiento también llegara a oídos de  los radioescuchas.

 

 

Tal vez sea otra o dos semanas más  que  German siga dando estos talleres en línea porque ha tenido una respuesta no imaginaba, aunque confiesa está muy feliz de que el zapoteco que aprendió en las aulas de su escuela, con su familia y amigos y que ha ido perfeccionando con textos de autores de antaño siga preservándose y hablándose por las calles de pueblos del Istmo de Tehuantepec.

 

 

Está sorprendido por el alcance que han tenido sus clases y la interacción de los hablantes. “Me emocioné al saber que paisanos que viven en China, Japón o África me escuchen y me saluden, están contentos de escuchar y ver la lengua que aprendieron hace mucho tiempo ahora en las redes sociales, no imaginé que  fuera para tanto, pero me queda claro que la lengua de los pueblos es fuerte aún, a pesar de que esté viviendo un  transe”.

 

 

Germán es abogado de profesión y  también es  traductor interprete en lengua indígena del zapoteco por el Instituto Nacional de las Lenguas Indígenas (Inali) además su labor profesional lo vive en la Ciudad de México en el Consejo de la Judicatura Nacional.

 

 El zapoteco del Istmo  en cifras … 

 

Víctor Cata, historiador y lingüista de origen zapoteca  explica que fue a mediados del siglo XIX que México como país adoptó la política publica de desaparecer a las lenguas indígenas por considerarlas como “dialectos que hacían más ignorante y tontos a la población hablante”.

 

“Ahora se lucha contra esa política del Siglo XIX que borró a muchas lenguas de México, por fortuna tenemos todavía hablantes del zapoteco y las mujeres ocupan un lugar muy importante, en especial las abuelas porque ellas son transmisoras de las palabras, de los cantos, de los chistes y de una serie de signos que dulcemente conquistaba nuestro corazón y mente”, indicó.

  

El historiador quién actualmente realiza trabajos de investigación filológica con los abuelos zapotecas para recabar información sobre los sonidos y palabras informó que además de Juchitán, los pueblos como San Blas Atempa, Santa María Xadani y Álvaro Obregón conocido como (Gui’ xhi Ro’) son los que han conservado más su lengua, pues sus niños y niñas lo hablan fluido que inclusive cantan y hacen rimas y chistes con el zapoteco.

 

“Me estoy metiendo a documentar sermones y todo lo que los ancianos digan, es un registro del idioma zapoteco el que estoy haciendo además de dar conferencias y promover la lengua a través de un espacio digital, estoy haciendo uso de la tecnología a favor de las lenguas indígenas y eso es maravilloso”, señaló.

Diana Manzo / Agencia de Noticias IstmoPress

28 Abr Enseña zapoteco1 28 Abr Enseña zapoteco2

Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *