Nicolás, damnificado por el terremoto reconstruyó su casa con recursos propios

#Ixtaltepec 06 Diciembre (#Istmopress).- Nicolás Carrasco Pineda y Noemí Raymundo Cabrera estrenaron la primera vivienda reconstruida en el Istmo de Tehuantepec bajo un crédito que otorgó la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) a través de “créditos blandos”. La vivienda de ambos se afectó con el terremoto del 7 de septiembre y quedó dañada totalmente después del temblor de 6.4 grados del 23 de septiembre , solo recibieron el apoyo federal por “daño parcial de 15 mil pesos y no total”.

Desde el 7 de septiembre se trasladaron a la casa del padre de Noemí y montaron un refugio con lonas, allí soportaron las inclemencias del tiempo como la lluvia, los vientos y las constantes replicas sísmicas que no han cesado después del terremoto, sin embargo su mayor anhelo era tener un refugio más seguro por lo que decidieron tomar un crédito que ofrece el gobierno federal.

“Como jefe de familia vivía estresado, tengo dos hijos y mi esposa, además en el refugio vivíamos con mi suegro y mi cuñado y toda su familia, por lo que cuando llegaron a compartirnos datos de los créditos decidimos tomar uno, no nos quedó otra opción y ahora pagaremos mensualmente menos de mil 120 pesos, es decir unos 560 pesos quincenales aproximadamente”, dijo.

Nicolás es trabajador del sector salud y su esposa es medica tradicional, por lo que los ingresos económicos no son altos sin embargo decidieron optar por esta opción crediticia y son los primeros damnificados del terremoto en obtener una vivienda a través de un crédito hipotecario.

“Mi casa terminó de colapsarse con el sismo del 23 de septiembre, para nosotros no se ha dado el segundo censo y es preocupante, lo exigimos a las autoridades, mi casa que construí durante 18 años con el esfuerzo de mi esposa está inhabitable, no tuve de otra que aceptar este crédito que aunque lo pagaré en 10 años de forma mensual, los pagos son congelados, eso me anima y a seguir trabajando duro para poder pagarlo, señaló.

Para Nicolás y su familia la esperanza está en que se realice el segundo censo y su casa pueda ser reclasificada como “perdida total” porque se encuentra totalmente afectada e inhabitable.

“Necesitamos los 120 mil pesos, ojalá y nos lo entreguen, así podemos pagar este crédito que tenemos y quedar limpios de toda deuda, es muy difícil la reconstrucción, por fortuna encontramos a esta empresa, Delta construcciones que en un mes nos entregó nuestro nuevo hogar, y aunque pagaremos durante diez años, es un alivio tener un refugio seguro”, expresó.

El nuevo hogar de la familia Carrasco Raymundo fue construida mediante un molde que es un estilo de construcción de la empresa Delta y que usa elementos anti sísmicos es decir que soportaran una magnitud mayor a 8.2 grados construidos con varilla, cemento y compactación reforzada.

Para obtener el crédito, Nicolás entregó los 15 mil pesos que recibió de la tarjeta de apoyo del Fondo Nacional de Desastres (Fonden), además de 45 mil pesos en efectivo y la financiera le otorgó 100 mil en efectivo, en total fueron 160 mil pesos que costó su vivienda.

“Ahora será más segura nuestra estancia con esta nueva casa, poco a poco nos trasladaremos porque aún sigue temblando, mi esposa que se dedica a la medicina tradicional montará su espacio aquí porque allá con mi suegro teníamos un refugio pequeño para que ella atendiera a sus pacientes que la mayoría son menores de edad, estamos contentos y esperamos que nos puedan dar el apoyo total y pagar nuestro crédito lo más rápido posible”, recalcó Nicolás.

Las viviendas construidas por Delta Co. a través del programa emergente para la reconstrucción y rehabilitación de vivienda han tenido mayor demanda entre la población damnificada, además de la casa de Nicolás se entregó otra más y se encuentran dos más en proceso de construcción.

La casa tiene tres cuartos, un baño, una sala –comedor y es cien por ciento segura según explicó Josué Rodríguez, subdirector de la Sociedad Hipotecaria Federal y quién hizo la entrega formal de la vivienda a la familia de Nicolás y Noemí.

“En un aproximado de 20 días a un mes y medio estamos entregando las casas , la de la familia de Nicolás se efectuó en 20 días, tenemos en total 300 proyectos de viviendas para la reconstrucción que familias damnificadas han escogido, son muchos constructores y que están certificados , por que es una garantía de reconstrucción”, informó Rodríguez.

Nicolás y su familia recibieron las llaves de su nueva vivienda en una ceremonia de entrega y con ello poder hacer uso de lo que ahora es su nuevo patrimonio.

 

Diana Manzo/Agencia de Noticias Istmopress

 

dav
dav
Compartir publicaciónEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *